NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Un día estaba frente a tus ojos, pero ya no me veía en ellos

9 de febrero de 2018

Dany Meza


Un día tu espalda se convirtió en la tela donde pintaba grandes girasoles,


tus manos el puente para sentir el cielo y tu voz la llave para crear unicornios de las nubes.


Y cuando miraba el cielo, veía dragones, globos y hasta bombones,



pero cuando te invité a mirarlos, tú no querías, tú no podías.


De pronto pasó que fui perdiendo la magia que veía en tus ojos,


tu espalda se convirtió en piedra, tus manos en cadenas.


De pronto pasó que un día estaba frente a tus ojos, pero yo ya no me veía en ellos,


porque cuando cerré la puerta gris, también cerré la cajita izquierda del pecho,


y en la última letra de la última nota estaba inmerso el fin de la historia.



Y cuando volviste a preguntar, ¿qué había pasado?,


ya no tenía respuestas, ya fueron inválidas las preguntas,


y aunque me enseñaste tus estrellas, yo intenté regalarte todo el universo.



**


Los amores que están hechos para perdurar en el tiempo soportan cualquier cosa: "Somos la prueba de que el amor verdadero sobrevive a cualquier distancia".


**


Las fotografías que acompañan al texto pertenecen a Jenny Woods.


Para conocer más poemas, visita Secretos de Margarita.

TAGS: Poemas Nuevos poetas Desamor
REFERENCIAS:

Dany Meza


Colaboradora

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

ELLA, el movimiento feminista que crea un nuevo paradigma social en Iberoamérica Permíteme tenerte una vez más, te prometo no pedirte que te quedes Sólo al decir "adiós" podemos valorar lo que tenemos Quién hace la voz y otras cosas que debes saber sobre la alerta sísmica Me excitaban sus mentiras, sus celos, su locura Las amistades entre artistas e intelectuales más famosas de la historia

  TE RECOMENDAMOS