Letras

Un renegado original

Letras Un renegado original


ANGRY

Parece resolver con la mirada las palabras que queremos buscar para definirlo. El que mama de una cerveza sin la mística contemplación a la botella es este hombre. El que la bebe como un sediento de agua y luego la golpea contra la madera exigiendo otra. Este es un hombre fuera de las leyes de la edad, y puede verse cómo la naturaleza ha premiado su rebelión. El sol de la carretera ha bronceado sus arrugas para que parezcan cicatrices de batalla, y las brisas del oeste han remplazado por yerba seca sus cabellos, yerba fuerte e inmarcesible.
 

La imagen que ha tomado el retratista parece haber dejado intacto al hombre en toda su particularidad; esa que instintivamente se aparta de las urgencias de la realidad, no como el ermitaño que reprueba los placeres, sino como el que los adopta con real convicción y los domina a su antojo. Que lo que esté detrás de sus ojos sea la sabiduría de las carreteras norteamericanas, de los apaches, los dakotas y de los navajos del desierto. Él será quién le ponga límites a su moral, el que decida la legalidad de las cosas. Él será lo que decida ser.

 Ojalá cumpla ser el hombre que promete en la fotografía. Que no sea un estereotipo más de motociclista que muestra el cine, ese misógino y vicioso ser, dominado por sus odios y sus vicios; el hombre quedaría reducido a un producto, a uno más de la sociedad de la que intenta escapar. 

Pero propongo que hagamos un acto de fe. Creamos que es lo que nos muestra: Un hombre vertical en un mundo horizontal. Y que desde allí, toda su masa se yergue en una motocicleta cuyo ruido atronador hace levantar los rostros de los comunes al horizonte, para verlo alejarse hacia el oriente; o al oeste; o a donde se le dé la gana, porque él no es esclavo de ninguna ruta. 


Referencias: