Letras

Vivir sin violencia tiene que ser más que un deseo

Letras Vivir sin violencia tiene que ser más que un deseo

El frío de las calles de la Ciudad de México era intenso, la gente caminaba sin percatarse del que va a su lado mientras que otros observan constantemente el caminar del prójimo. El D.F. parece tranquilo pero no está en paz… una mujer comienza a gritar: “Ayúdenme”, la gente ve a la señora que expresa angustia con su grito… al parecer, acaba de ser asaltada.

Qué sencillo es decir: Día Internacional de la No Violencia. La conmemoración al aniversario del nacimiento Mahatma Gandhi, líder del movimiento de la Independencia de la India y pionero de la filosofía y la estrategia de la no violencia, no es tan simple como sólo decirlo.

El día que reafirma “la relevancia universal del principio de la no violencia” y el deseo de “conseguir una cultura de paz, tolerancia, comprensión y no violencia”, es para muchos una simple resolución, palabras al aire y en algunas ocasiones, únicamente deseos. 

En México, la búsqueda de estos principios fundamentales para conseguir una cultura de paz y diseminar el mensaje de la no violencia, es a través de la educación y la conciencia pública, de la justicia, tolerancia y el respeto entre ciudadanos y extranjeros. Sin embargo, estos siguen siendo deseos que evocan pocas esperanzas en un país donde se sufre de la violencia, inseguridad e impunidad: los cánceres de la sociedad mexicana.

Hasta el momento, el país ha perdido 70 mil mexicanos a causa de la violencia y aun así, la gente sigue violentando sus calles, sus mujeres, sus vecinos. Por desgracia para nosotros, México no es un país que tenga presente la cultura de la paz, tolerancia y compresión al prójimo. Seguimos quejándonos de la inseguridad y violencia que vivimos día a día y por si fuera poco, hacemos casi nada por combatir los males que atacan silenciosamente a la sociedad. 

 

 


Referencias: