Xavier Velasco: la música incita, las palabras pervierten
Letras

Xavier Velasco: la música incita, las palabras pervierten

Avatar of Andrea Paz

Por: Andrea Paz

17 de septiembre, 2013

Letras Xavier Velasco: la música incita, las palabras pervierten
Avatar of Andrea Paz

Por: Andrea Paz

17 de septiembre, 2013

Tras haber probado como editor de una revista de sociales, director creativo de publicidad y cronista de rock, amante de la adrenalina y las motocicletas, en los últimos años ha tomado a la literatura como el mejor escape a la locura.


Está de más mencionar todas las obras de Velasco o los premios que éstas le han valido, pero digamos que Diablo Guardián es su equivalente al Creep literario. Sentir sus palabras siempre será una aventura que te deja con ganas de más, ya que tiene la capacidad de enamorarte a través de sus personajes, de odiar y de vivir. Pero, ¿cómo es que llega la música a las páginas que escribe?, ¿Por qué?, ¿Cómo hace encajar las canciones en los versos adecuados?


Xavier Velasco


Xavier Velasco comienza su día como cualquier persona: se baña, se viste y se va a trabajar, la única diferencia es que el camino a su trabajo está a 10 pasos, así que en cuanto llega al balcón de su casa, lo que en realidad hace es preparar su espacio: toma una silla, sombrilla y música, la que necesite para ese día y que tenga que ver con lo que va a escribir en esos momentos, una pluma y un cuaderno. Pero no siempre los títulos que leemos en sus páginas son los que está escuchando en el momento en que da vida a sus personajes. “A veces cuando cito alguna canción no es porque tenga que estarla escuchando, a veces sí, a veces se mete sin estar invitada”, dice el escritor de ojos azules.


 “Es misterioso, no tengo ni la más remota idea de cómo voy a llegar ahí o cómo voy a llegar a lo que necesito escuchar porque de pronto digo –Ok, está bien pero me está sacando del tema-. Por eso me gusta tanto Bach, porque deja trabajar, te estimula, es juguetón, sube, baja, va y viene y te lleva de paseo, el que te distraigan es el problema de la música cantada”. 


entrevista a Xavier Velasco


Teniendo experiencia como cronista musical (no le gusta que se refieran a él como periodista porque jamás lo vio como una profesión –señala enfáticamente-, sino como diversión) ha sido testigo de cómo bandas van y vienen y de cómo el panorama ha cambiado con el paso de los años. “Cuando estoy de ocioso y me pregunto qué habrá sido de fulano que hace mucho que no lo oigo, y descubro que tiene nuevos CD’s, pero no sólo eso, me encuentro con que ha tocado con alguien más y me da por saber cómo suena ese otro solo y así vas llegando de una cosa a otra, en una noche de ocio no sé a qué música voy a llegar”, revela. 


Xavier confiesa que: “YouTube es otro camino, aunque la calidad sea bastante deficiente. Ahora como novelista prefiero que sea como yo lo viví a como es ahora, como melómano, claro que ahora es el paraíso, porque lo puedes ver todo, pero en esa época tenías la posibilidad de ser muy ingenuo. Recuerdo que un amigo en la prepa nos contaba que los conciertos eran como orgías, por eso en México no podían haber, decía, entonces vivía fascinado pensando en ir a una orgía de esas. Con la imaginación viví de una manera muy extrema, ahora todo es muy inmediato, aunque claro, no puedo decir que era mejor el oscurantismo, pero viví una época mágica por sus restricciones”. 


entrevista a Xavier Velasco

 

Para el novelista siempre será mejor imaginar que ocasionar una verdad, es por eso que cuando escribe, la locura lo toma como rehén; David Bowie, Jagger, Alice Cooper, Elvis y Engelbert Humperdinck, por mencionar algunos, también retorcieron su mente en el momento en que debieron hacerlo y nos cuenta: “Estoy seguro que a los 16 años Bowie propició muchísima locura en mí, pero por poco tiempo, porque ya cuando finalmente te “echaron a perder” se convierten en los cómplices precisos, te van a acompañar de farra, trato de no hundirme en la nostalgia, pero para que los músicos sigan siendo incitadores necesito que en lo posible lo que escuche sea nuevo, nuevo para mí, en este momento Duke Ellington tiene más posibilidades de pervertirme, más que Mick Jagger, quien ya hizo lo que tenía que hacerme en su momento y ahora los jazzeros de los 30 y 40 tienen mucha mayor capacidad de llevarme a pasear con el diablo”.


Siempre ha sido sencillo leer a Xavier, meterse en su mundo, aunque entenderlo es un poco como a la psique femenina, sólo hay que aceptarla. Para él la relación entre la novela y la música llegan tal como los acontecimientos, tal vez ni siquiera él sabe que al personaje lo van a atropellar en la página 350, ni tampoco sabe qué música va a estar escuchando en ese momento, porque no escucha el soundtrack exacto de lo que está escribiendo, a veces, por ejemplo, se acomoda más con música instrumental, siempre que cantan lo interrumpen; no puede escuchar música en español. Aunque hay algo definitivo, todo cambia si se trata de Jaime López, uno de los mejores exponentes del rock en español, por lo que las citas a sus letras son recurrentes.


Diablo Guardián


“Considero a Jaime como un gran compañero de viaje, es, sin duda, el letrista más brillante de este país; se embriaga con las palabras, es agresivo, juguetón, es un pícaro. A mí me gusta escribir con ritmo, no soy poeta pero me gusta seguirlos de lejos, me gusta que los renglones y los párrafos tengan su música y el gran gurú de todo esto es Jaime López, una de las cosas que lamento es que Jaime no escriba novelas, creo que sería un estupendo novelista, aunque, como él dice, se metería frecuentemente en camisa de 11 varas. Sus discos los oigo y los seguiré oyendo pasen los años que pasen, con ellos no aplica la nostalgia porque los dejo de oír y cuando los retomo encuentro cosas nuevas como Primera calle de la soledad (1985). La mayor parte de los discos de esa época ya no los oigo de ninguna manera y al rock mexicano mucho menos”. 


Por ahora, mientras escucha a Giuliano Carmignola que llegó a él por un DVD de un concierto de Bach, confiesa que jamás volvería a escribir sobre música, tampoco le interesa leerla, así que ¿no hay algún libro que puede recomendar a algún melómano?, ¿qué estará preparando? Sólo él sabe, y si se preguntaban si regresará en algún momento bajo el pseudónimo de Virgina Woolf, no será posible, fue un experimento que resultó bien y se usó hasta el momento que tuvo que usarse, nada más queda estar a la espera por más de sus palabras:


libros de Xavier Velasco


“Ahora los jazzeros de los 30 y 40 tienen mucha mayor capacidad de llevarme a pasear con el diablo”.


“En una noche de ocio no sé a qué música voy a llegar”.


“Me daba risa la gente que se tomaba en serio eso de escribir de rock”. 


Obras:

Una banda nombrada Caifanes (1990)

Cecilia (1993)

Los hijos de Ziggy Stardust (1995)

Diablo Guardián (2003)

El materialismo histérico (2004)

Luna llena en las rocas (2005)

Éste que ves (2006)

Puedo explicarlo todo (2010)

La edad de la punzada (2012) 


Top 3 de Xavier Velasco:

Bruce Springsteen

Chico Buarque

Keith Jarrett


***


También te puede interesar:


Las mejores frases de “Diablo Guardián” para que la vida no te duela


Las mejores frases de Xavier Velasco para liberar a tus fantasmas


 



Referencias: