¿Y qué si somos almas gemelas?

Martes, 3 de julio de 2018 9:22

|Cultura Colectiva
cuento

Texto escrito por Yolima Daza Chacón


Aprendí que las leyendas son cuentos fantásticos que nacen y permanecen en la cultura de cada país o región; sin embargo, un día cualquiera leí una leyenda que nunca olvidaré...


A cada instante me pregunto por qué fuiste tú, por qué en este instante de mi vida, por qué en este preciso momento en el que creí que mi alma estaba vacía. Y viene a mi mente esa leyenda japonesa del hilo rojo invisible, de las almas gemelas.





cuento





Almas gemelas, seres humanos atados por un hilo rojo invisible que se puede estirar, contraer o enredar, pero jamás romperse, ¡Dios! Qué historia tan fantástica, a veces imagino que puede ser real y llega a mi mente esa persona a quien sólo puedo ver, no le puedo hablar, porque está lejos de mí, al otro lado del mundo, y en mi mente y mis sueños sólo puedo decirle lo que siento; con sólo recordar su nombre me eriza la piel, me roba miles de suspiros, me llena de coraje porque no puedo llegar hasta él, ese coraje lastima mi alma y como cada noche lloro, porque si en verdad es mi alma gemela jamás podré tenerlo.


No sé dónde estás en este instante en que escribo estos renglones, tal vez para desahogarme y aliviar un poco mi alma, quisiera gritar al mundo que eres mi alma gemela, quisiera llegar hasta ti y decírtelo, tal vez llena de miedo pero con la seguridad de lo que siento; pero hay circunstancias en la vida que me impiden actuar y es ahí donde juega la razón y el corazón; y por mucho que duela el alma y por más fuerza que tengan los sentimientos, la realidad y el presente hacen que abandone ese mundo de amor perfecto y ponga de nuevo mis pies en la tierra.


cuento





Mi alma gemela, mi amor perfecto, mi hilo rojo invisible, mi hombre hermoso, cuánto lloro, cuánto he llorado y no sé cuánto más lloraré, donde sea que estés y aunque jamás te pueda conocer, como dice una frase: "después de todo no estamos tan lejos, tú y yo vemos la misma luna", a esa luna le he confiado lo que siento, es testigo de lo que llevo aquí adentro y esa misma luna cuidará por siempre tus sueños.


Hasta pronto, mi alma gemela, te veré pronto en mis sueños... 


**


Escribir y leer poesía es una forma de sanar el alma. Si quieres leer poemas de amor y desamor, te invitamos a que conozcas a los autores de los poemas para los que se resisten a superar las decepciones y los poemas para los que no quieren olvidar.


**


Las fotografías que acompañan al texto pertenecen a Kadito Bin.

REFERENCIAS:
Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS