Libros que despertarán tus ganas de leer

Lunes, 14 de septiembre de 2015 13:18

|Julieta Sanguino


“Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora”.

–Proverbio hindú



Los libros nos permiten viajar y transportarnos a los lugares más extraordinarios sin ni siquiera salir de nuestras casas. Son ellos los que construyen nuestros referentes y poco a poco, también influyen en nuestra personalidad. Enfrentamos el dolor de una pérdida; la alegría que un personaje de ficción también experimenta, y conocemos a personas entrañables que se quedan en nuestro corazón. El ritual de leer un libro se vuelve parte de nuestra vida. Comprarlos, olerlos, verlos, acomodarlos y hasta rallarlos, los hacen nuestros y nos hacen partícipes de su historia.

Todos tenemos un libro predilecto. Aquel que podríamos leer miles de veces y esas mil veces llorar de emoción, enojarnos y reír descontroladamente ante el ingenio de sus personajes, o lo que es lo mismo, de su autor. Existen libros de millones de temas y entre ellos están los que nos hacen enamorarnos más de los libros y quisiéramos tener todo el dinero y el tiempo del mundo para leer todos los posibles. Muchos son los autores que hablan sobre la magnífica relación del hombre con los libros, la lectura y las letras, pero aquellos que nos inspiran, nos hacen querer seguir la tradición interminable de la creación literaria. Este conteo es para ellos, para los hermosos libros que nos inspiran a seguir leyendo más y lograr ser, algún día, como los personajes que están adentro de sus hojas.


Mendel el de los libro
s, de Stefan Zweig

ganas de leer
Un viejo vendedor de libros vive ajeno a la realidad y no es capaz de percibir los cambios que ha traído consigo la Primera Guerra Mundial. Judío y ruso, aquellos que gozan de su compañía sólo lo hacen por su erudición bibliográfica, él pasa todas las tardes sentado en la mesa de un café en la ciudad de Viena. Sin embargo, su memoria se deteriora y todo ha cambiado desde que fue enviado a un campo de reclusión por creerlo traidor.


Fahrenheit 451, Ray Bradbury

fahrenheit 451
La novela distópica de Ray Bradbury cuenta un futuro en el que los libros deben ser quemados por órdenes del gobierno, pues aseguran que les impide ser felices porque llena a los hombres de angustia y comienzan a cuestionarse el mundo. En esta sociedad, los bomberos tienen la tarea de quemar los libros. Un bombero llamado Guy Montag conoce a Clarisse, una joven que es catalogada como loca sólo por pensar. Montag comienza a cuestionarse si es feliz y a experimentar una tremenda curiosidad por los libros. Todo cambia cuando Montag debe quemar la casa de una señora que tenía una biblioteca. En ese instante, Montag toma uno de los libros y lo esconde. El título alude a la temperatura en la que el papel arde y se inflama.




El libro del desasosiego, 
Fernando Pessoa

el libro del desasosiego
El libro de Fernando Pessoa es de todo y de nada. Sus páginas están repletas de sus pensamientos, de su diario, sus divagaciones, aforismos y afirmaciones de la vida en general. Comenzó a escribir el libro en 1913, pero no pudo terminarlo debido a su muerte. Existen más de 500 fragmentos inconexos que hablan de tantas cosas como es posible. De la literatura dice “La literatura simula la vida” y en otra parte de su libro, asegura, “¿qué otra cosa puede hacer un hombre de genio si no es convertirse él mismo en una literatura? [...] Quiero ser un creador de mitos, que es el más alto misterio que un ser humano puede realizar”.



Los amores de un bibliómano, 
Eugene Field

Los amores de un bibliomano
Field cuenta la historia de un viejo coleccionista de libros, quien a finales del siglo XIX cuenta sus aventuras llenas de encanto frente a su pasión desmedida por los libros y cómo ésta le genera una tremenda alegría por vivir. Este libro se convierte en un reflejo de todos los amantes de los libros y las pasiones y desencuentros que viven con estos: un gran enojo por una mala traducción, desconfiar de aquellos quienes piden un libro prestado, coleccionar ediciones y las relaciones que se forman entorno a los libros.




La elegancia del erizo, 
Muriel Barbery

ganas de leer
Una portera de uno de los mejores edificios parisinos oculta un secreto que no desea revelar a nadie: su desmedida inteligencia y pasión por los libros. Ella aparenta ser una más del montón para que aquellos que viven en su edificio no se molesten en preguntar ni la vean con cara de incredulidad, sin embargo, todo cambia cuando llega al edificio un nuevo inquilino, el señor Ozu, quien a simple vista se da cuenta de la brillantez e inteligencia de la señora Reneé, la portera. En ese edificio también vive una pequeña niña llamada Paloma, quien rechaza al mundo adulto por pensar que sus vidas han quedado vacías y sin sentido; sin embargo, a lo largo de sus historias, ambas se darán cuenta que no están solas.



Rayuela, Julio Cortázar

Rayuela de Julio Cortaza
Una de las novelas más emblemáticas de Cortázar que cuenta la historia de La Maga y Horacio Oliveira, quienes viven en París. Horacio es un intelectual que gusta de participar en las discusiones más interesantes y vivaces del momento, mientras que ella no puede participar de manera tan profunda en ellas. Horacio sabe de todos los temas, es muy inteligente y aun así adora la expresividad y pasión de la maga. El libro se vuelve una oda a la literatura, no sólo por envolvernos en el entorno bohemio de París, sino también por la manera en la que está escrita, y por la que Cortázar se volvió tan famoso. Se trata de un libro con diferentes lecturas, interpretaciones y finales. Cortázar vuelve al lector partícipe de la historia convirtiéndolo en el protagonista, anteponiéndolo al relato; por lo que se convierte en uno de los mejores libros de la historia y además. El lector quedará con ganas de participar en el mundo bohemio de Horacio.


La ladrona de libros, Markus Zusak

la ladrona de libros
Cuenta la historia de Liesel Meminger, una niña que ha sido llevada con una familia nueva, separada de su madre quien debe escapar del régimen nazi de Hitler. Poco a poco, la niña descubre los libros como aliados y amigos al difícil momento que está viviendo. En una ciudad en la que nada pasa y en la que vive de la mejor manera posible mientras enfrenta el yugo alemán, observa cómo los libros son quemados bajo la orden nazi. Sin embargo, Liesel tiene otro plan y decide robar algunos para llevarlos a su nuevo hogar. Poco después, Liesel y los habitantes del pueblo apreciarán de manera significativa las historias de esos libros, que los ayudarán a sobrevivir los estragos de la guerra.



El nombre de la Rosa, Umberto Eco

el nombre de la rosa
Umberto Eco dejó de lado la teoría y se adentró a realizar uno de los mejores trabajos literarios. En su obra se narra la investigación de los clérigos entorno a algunos crímenes que han sido cometidos en una abadía de los Apeninosligures. Su novela se ubica en el siglo XIV cuando el poder eclesiástico tenía uno de los auges más impresionantes y avasalladores de todos los tiempos. La biblioteca de este lugar es una de las más famosas y tiene estrictas normas de acceso por el valor  de sus libros, entre los que destacan algunos que se encuentran prohibidos. Mientras investigan el crimen, el lector podrá notar la vida religiosa en esta época y los conflictos que existían entre los franciscanos, el papado y la monarquía.

***

Quizá te interese: Libros difíciles de leer (parte 1)

REFERENCIAS:
Julieta Sanguino

Julieta Sanguino


Subeditora General
  COMENTARIOS