20 ideas para organizar lo inorganizable: tu clóset
Moda

20 ideas para organizar lo inorganizable: tu clóset

Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

4 de febrero, 2016

Moda 20 ideas para organizar lo inorganizable: tu clóset
Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

4 de febrero, 2016


Ordenar un clóset parece más sencillo de lo que en realidad es; cuando la adolescencia se apoderaba de tu cuerpo y tenías un desastre de armario, no sólo se debía a tu incapacidad para llevar un orden, sino a que de verdad es una parte de tu recámara con serio carácter conflictivo. Puede que todo haya empezado bien, de la manera correcta, con un orden exquisito, producto de tus padres y de sus enseñanzas; pero una vez que decidiste aventar cualquier cosa en su interior sin prestar atención en dónde iba, fue suficiente para crear al monstruo.

Un armario sin organizar es prácticamente una criatura sobrenatural que se alimenta de cuantos objetos le desees arrojar y comienza a atormentar tu existencia. Incluso hay personas que temen volver a abrir sus puertas por miedo a que su contenido se desplome en ellos; entonces, empiezan a invadirse otros muebles o superficies de la habitación con las prendas que ya no encuentran un lugar seguro para vivir en el clóset.

clóset

No sólo se trata de tomar la decisión un buen día y sacar todo del armario para supuestamente darle una estructura; no es tan simple, porque de ser así, todos lo haríamos sin problema o no terminaríamos metiendo otra vez la ropa y demás artículos sin distinción, en un grito de desesperanza.

Organizar tu clóset, esa bestia que parecía fuera de toda ley humana debe ser algo muy bien estudiado y que no se reduzca a sólo un compartimento de almacenaje, sino al habitáculo que refleje tu personalidad, tu historia, y un espacio que estalle con tu esencia. Así que, si estás en la mejor disposición para dedicarle tiempo e ingenio a tu armario, las siguientes recomendaciones son imprescindibles, siempre y cuando les imprimas un sello único para tener un guardarropa que no avergüence (o atemorice).

clóset

Si no tienes, para empezar, un clóset, instala en tu habitación (o en otra), entrepaños cuidados, ganchos, espejos y algunos racks que den la impresión de algo planeado y no algo improvisado por cuestión de espacios.

Instalar una puerta de cancel, que puedes conseguir en cualquier tienda de artículos para el hogar, es barato y delimita bien el espacio de un guardarropa si es que no tienes uno.

Elige las cosas que usas. A las que usas más, destínales un lugar a la altura de la vista; a las que usas menos, destínales la parte de abajo; y a las que sólo utilices en ocasiones especiales, la parte de arriba. Las que no utilices, acéptalo, es mejor tirarlas.

clóset

Adquiere los ganchos necesarios; aquellos especiales para trajes o para no arrugar un vestido, por ejemplo.

También las cajas son artículos que no pueden faltar; la organización siempre será más fácil gracias a ellas.

Utiliza un bote de paraguas para en el interior de tu clóset guardar sin problemas un tapete de yoga, una cobija, o distintas cosas que se podrían acomodar allí.

clóset

Si no tienes mucho espacio, o lo que te faltan son las cajas de tus zapatos, un organizador que cuelga es la mejor opción. Sólo cuida no guardarlos sucios o húmedos y ponerles un buen desodorante.

Los divisores de anaquel son más que útiles. Puedes usarlos tanto para ropa doblada como artículos de cuidado personal; así dará siempre la impresión de que todo está en su lugar.

armario

Intenta acomodar todo de manera vertical; se aprovecha mejor el espacio.

Instala una lámpara o un foco dentro del armario; la iluminación ayuda en que un espacio como éste no se vea más desastroso de lo que puede estar.

armario

Si tu clóset no tiene puertas, una linda cortina que vaya con tu ropa hará excelente trabajo.

Almacena tu ropa sucia en una canasta, ya sea de tela o plástico, que puedas sacar fácilmente y llevar hasta la lavadora o a la lavandería.

Los ganchos que van en la pared pueden ser una alternativa que pongas detrás de tu puerta o en el muro de tu armario.

clóset

Cuida en todo momento que las paredes internas de tu guardarropa estén cuidadas, bien pintadas, y su piso en buen estado. Recuerda que sus colores deben contrastar con tus pertenencias y hacer que todo sea un look uniforme.

De acuerdo a la temporada, haz espacio en tu clóset con las prendas que creas que utilizarás más. Por ejemplo, en invierno mantén las chamarras y abrigos en el perchero de la sala.

Ordena las cosas por color. Sí, suena a fijación psicópata; pero, de hecho, ayuda a encontrar con mayor facilidad aquello que buscas.

clóset

No escatimes en precios. Recuerda que los artículos baratos suelen ser malos, pero tampoco creas que los más caros son mejores. Ejercita tu buen ojo y elige aquellos detalles que harán lucir mejor tu armario.

Si es posible instalar ruedas a algunas cajas que guardas en tu clóset, hazlo. Es un pequeño cambio que hace grandes diferencias.

Si tu guardarropa ya está completamente lleno; busca unos buenos baúles que, además de posibilitarte el almacenaje de tus cosas, le darán un toque sofisticado a tu habitación.

Inventa. Si no existen los muebles exactos que deseas para la organización de tus espacios, dale nueva vida a un viejo mueble o a maletas que ya no usas para tener alternativas originales de guardado. Por ejemplo, un espejo de piso puede ser un perfecto perchero por la parte de atrás, o unas canastas los cajones ideales para la ropa interior.



clóset
**

Referencia:

Apartment Therapy

***

Te puede interesar

5 diseños de interiores que tu casa necesita este año


Diseños originales para decorar las puertas de tu hogar


Referencias: