PUBLICIDAD

MODA

Alexander McQueen y los zapatos que Lady Gaga inmortalizó en “Bad Romance”

La cantante estadounidense era gran admiradora del legendario diseñador británico que falleció en 2010.

Si hay una palabra que puede describir el trabajo artístico tanto de Alexander McQueen como el de Lady Gaga esa es: extravagante. La intérprete fue la musa no oficial del diseñador británico que se suicidó en 2010 cuando solo tenía 40 años.

Ambos mantenían una amistad muy estrecha, de hecho Gaga es gran admiradora de las piezas que diseñaba el creador, por lo que en diversas ocasiones eligió sus modelos para lucirlos en las alfombras rojas, así como en videos musicales y en giras alrededor del mundo.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

La mancuerna de estos dos parecía obvia. Cuando la cantante debutó en el año 2005 con el sencillo Just Dance, sorprendió a todos con sus performances en los que además de lo extravagante de sus coreografías, la moda conceptual siempre fue su estandarte.

Plataformas XXL, prendas con diamantes, vestidos futuristas y otras piezas conformaban el estilo de la cantante neoyorkina que siempre mantiene a la expectativa de su paso por algún evento, en el que seguro brillará por estrafalaria.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Por su parte, McQueen que ya tenía su propio lugar en el mundo de la moda, ya que lanzó su marca en 1992, era conocido, y hasta criticado por su excentricismo gótico con el que diseñaba sus colecciones que lejos de tener prendas listas para usarse, parecía que diseñaba piezas de arte imposibles de lucir.

Las botas armadillo de Alexander McQueen

La Colección Primavera-Verano 2010, que fue presentada un año antes de que el diseñador británico se quitará la vida a los 40 años, fue una de las más comentadas, ya que incluía a las botas armadillo, unos zapatos con tacón de 30 cm de alto, que solo estaban pensados para la pasarela, ya que sería imposible caminar con ellos en situaciones cotidianas.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

El diseñador lanzó muy pocas piezas, y Gaga compró tres pares ya que quedó fascinada con el extravagante diseño de estos tacones que fueron calificados como “grotescos” por varios críticos de moda.

“Sus piernas desgarbadas se hundían en zapatos grotescos que parecían las cabezas blindadas de una raza fantástica de monstruo marino antediluviano”, dijo Sarah Mower quien presenció la pasarela en la que las modelos usaron este par de botas.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Según relató el propio McQueen, cada bota ‘Armadillo’ fue tallada a mano en madera. El forro y la parte superior se hormaron individualmente y, por lo tanto, requirieron cuatro cremalleras para permitir el acceso del pie. También reconoció que es muy difícil de usar debido a su altura y peso.

A pesar de todas estas dificultades, Gaga fue fiel a su firma de lujo favorita y contra todo pronóstico logró bailar con estas zapatillas en su video Bad Romance, que se estrenó a finales del mes de noviembre de 2009, poco tiempo después de que McQueen presentara la colección mencionada.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

El clip de la cantante tiene más de 200 millones de visitas en Youtube, lo que ayudó a consagrar este par de zapatos que generó tanto revuelo en el mundo de la moda.



Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD