Campañas de moda que fueron censuradas

miércoles, 12 de julio de 2017 12:37

|Rodrigo Ayala



Lo que para muchos es motivo de libertad para explotar su
creatividad, para otros es libertinaje e insulto a la moral. Todo se reduce a una cuestión de enfoques, necesidades y pensamientos. El mundo de la publicidad es especialista en situarse en el ojo de la polémica cuando su deseo de ganar atención lo lleva a emplear elementos transgresores. La intención detrás de esta “libertad creativa” es ganar viralidad y atención a gran escala, lo cual sitúa a una marca en los reflectores en los que desea vivir. Contenidos de sexualidad explícita, actitudes racistas o temas religiosos son los temas más comunes cuando una marca desea escandalizar a las conciencias más sensibles. Podemos afirmar que en la publicidad ningún paso se da en falso y ninguna imagen es casualidad.

Los ejemplos de campañas publicitarias censuradas o criticadas abundan en la historia de la publicidad: en 2005, Nolita decidió llevar a cabo un mensaje de consciencia en contra de la anorexia generada por la delgadez extrema de algunas modelos. Para ello usó una fotografía de la modelo anoréxica Isabelle Caro, quien lucía desnuda y en estado lamentable, para enseñar los riesgos que esta enfermedad puede dejar en el cuerpo de quien la padece. La crítica no entendió el concepto de esta imagen y rápidamente se lanzó a criticar tanto a la modelo como a la marca. 

¿Qué otras historias parecidas existen en el mundo? Conócelas: 

Yves Saint Laurent, spot para su perfume Opium

En 2002, la marca francesa Yves Saint Laurent traspasó los límites de la “decencia” al mostrar totalmente desnuda a la modelo Sophie Dahl para el spot publicitario del perfume Opium, creado en 1977. Por lo menos, así pensaron miles de personas que no podían creer que la marca se hubiera atrevido a semejante imagen donde Dahl se ve como si estuviera disfrutando un éxtasis pleno y descomunal. La imagen muestra con una estética hermosa y bien cuidada el cuerpo femenino como objeto de deseo, pero también como sinónimo de elegancia y belleza.

-

Suitsupply, campaña 2010

Pornográfica y de mal gusto, fueron los calificativos que se ganó la publicidad de la marca de ropa para caballero cuando en 2010 comenzó a hacer anuncios que mostraban a mujeres dominadas o en poses sumisas ante los hombres. Sus detractores afirmaban que aparte del contenido sexual, la mujer se ponía como un objeto de placer a disposición total del hombre. Cierto o no, las imágenes resultaron un éxito.

-

Miu Miu, campaña otoño / invierno 2011

La marca de ropa volvió a estar en el ojo del huracán cuando en 2011 presentó una fotografía de la actriz de 14 años Hailee Steinfeld sentada sobre unas vías del tren en una actitud aparentemente suicida. La ASA de nueva cuenta censuró el anuncio de Miu Miu al considerar que la imagen ponía en un contexto de riesgo a una menor de edad y jamás salió a la luz pública.

-

Marithé François Girbaud

Al lo largo de la historia, la religión siempre ha sido uno de los círculos sociales que mayor escándalo realizan cuando algún sujeto, objeto, canción o, en este caso, una campaña de moda, transgreden límites con los cuales se siente atacada. La marca francesa de ropa Marithé François Girbaud llevó hasta el gran publico la icónica escena de la última cena de Jesús y sus discípulos pero sustituyéndolos por modelos. Tamaña blasfemia fue condenada por la moral religiosa, a lo que la marca respondió que sus objetivo era hacer una crítica a la sociedad machista y un mundo dominado por hombres. La imagen es grandiosa tanto en concepto como en ejecución. En definitiva, la mujer luce como la protagonista de una imagen que siempre ha tenido un enfoque machista al colocar al hombre como el epicentro de la sabiduría, la veneración y la divinidad.

-

Miu Miu, campaña primavera / verano 2015

La modelo Mia Goth fue objeto de una polémica iniciada por la Advertising Standards Authority (órgano regulador de la publicidad en Reino Unido) cuando apareció retratada como una Lolita en una pose que para los estándares publicitarios resultaba inadecuado. A pesar de que la modelo tenía 22 años en el momento en que la fotografía fue tomada por Steven Meisel, el alegato fue que se sexualizaba a una mujer que lucía como menor de edad. El anuncio apareció en la revista Vogue, en su edición británica, en una doble página, y fue definitivamente censurado por la ASA.

-

Sisley

Dos modelos inhalando un vestido blanco sobre una mesa con rostros descompuestos y el maquillaje corrido. La obvia referencia a la cocaína y el eslogan “Fashion Junkie” le valió la censura en 2007 a la marca Sisley, cuando sus críticos alegaron que era una invitación a las drogas. La adicción a la que el anuncio hace referencia se trata sobre la pasión y el fanatismo que su ropa genera. ¿Hasta dónde está permitida la libertad creativa cuando comienza a tocar terrenos que para algunos resultan tan delicados?

-

El poder de la anorexia en el mundo de la moda es uno de los temas más delicados a los que se enfrentan quienes forman parte de las pasarelas. No sólo la moda y la publicidad han sufrido prohibiciones, también ha existido censura en los carteles cinematográficos.

*
Referencias

Clarín
ID Vice
NY Daily News

REFERENCIAS:
Rodrigo Ayala

Rodrigo Ayala


  COMENTARIOS