INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

De CÉLINE a CELINE: ¿En dónde quedó el acento?

3 de septiembre de 2018

Eduardo Limón

De entre todos los cambios por venir bajo la dirección de Slimane, ¿por qué motivos ha desaparecido el acento de Celine?

Una vuelta a los básicos. A lo clásico. Así se ha caracterizado este 2018 cuando, en una suerte de ola nostálgica, las firmas de alta costura y las casas más reconocidas de Moda se han sumado a la tendencia de revisitar el pasado y ponerlo a dialogar con un presente que, al parecer, necesita un poco más de refresh histórico. En esta ocasión, CÉLINE –un sello caracterizado por la sofisticación y el auténtico espíritu parisino del Siglo XX– publicó en su cuenta de Instagram una “evolución” estética en su logo.



¿El cambio? Simple, pero contundente: el acento ortográfico ha desaparecido. ¿A dónde fue? Al baúl de los recuerdos y de las vistas más simples. Aunque muchos asocian este sencillo logotipo con su identidad de los años sesenta, cuando muchas marcas jugaban con la arquitectura de sus etiquetas en concordancia con su necesidad por hallar el espíritu verdadero del prêt-à-porter, la realidad es otra.



Su tipografía está de hecho inspirada en los años 30 y fue recobrada del contexto histórico en que nació la firma francesa. A su vez, esta estructura es un signo de modernidad revitalizada y una respuesta a las necesidades de simplicidad y equilibrio que requiere hoy CELINE. A pesar de que la pronunciación no cambia en absoluto –obviamente–, el logotipo busca no fragmentarse y ser mucho más uniforme de esta manera.


Con pequeños cambios, un poco de aire extra entre sus letras y un sello de origen dentro de sus embalajes –Paris–, la etiqueta de CELINE sufre ciertas modificaciones que obedecen también a la transformación interna que atraviesa la marca. Reforma de la cual muchas clientas y seguidores no están del todo seguros. Tras la llegada de Hedi Slimane en sustitución de Phoebe Philo para la dirección creativa de la marca, la pregunta por el coeur femenino y narrativo de CELINE no deja de resonar.



Bajo la promesa de que con el exdirector de SAINT LAURENT las ventas se triplicarán, se mostrará una colección masculina entre sus propuestas y se apostará por el haute couture, el temor de que éste rompa la esencia de CELINE con apuestas hacia el rock, el sexo, la juventud y demás irrupciones está latente. Al parecer, a LVMH –conglomerado dueño de la firma– no le importa perder algunos clientes; sabe perfectamente que Slimane es un genio de los negocios y que, con él, es muy probable que CELINE alcance niveles insospechados.



La tilde se fue de la identidad gráfica, y con éste, se fue el acento que quizá no permitió por bastante tiempo que la firma se exponenciara. Philo fue grande, pero es tiempo de evolucionar. Demos tiempo al tiempo y veamos qué trae Hedi Slimane entre manos. Seguro, sus signos de puntuación serán otros.




TAGS: Marcas historia de la moda Grandes Diseñadores
REFERENCIAS:

Eduardo Limón


Editor de Moda

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Kuno Becker y la demanda por el guion de 'El día de la unión' Belinda es española y otros datos que no conocías sobre la cantante pop 7 pasos para lograr un orgasmo en los senos ¡Al estilo de Michael Jordan! LeBron James protagonizará Space Jam 2 "Yo no viví el de 1985, pero sí el de 2017 y no lo quiero olvidar", crónica del sismo del 19S Jetty: conoce las rutas que cubre esta app de solución de transporte

  TE RECOMENDAMOS