PUBLICIDAD

MODA

Chavela Vargas con pantalón y poncho: revolución en época de mujeres con poca ropa

Chavela Vargas siempre será recordada por su voz, su guitarra y por supuesto, su estilo

Chavela Vargas, nombre reconocido que al leerlo va acompañado de una voz y guitarra peculiar. Una mujer muy adelantada a su época que se convirtió en figura icónica de libertad, seguridad y poder.

Nacida en Costa Rica pero nacionalizada mexicana, revolucionó la música con su personalidad, voz e incluso forma de vestir en una época donde todas las mujeres eran sexualidadas, se mostraban frente a las cámaras con poca ropa, bailando sensualmente y con labial rojo cada que se podía; Chavela decidió ser diferente y aguantar las críticas de miles, que al final eso fue el sello que acompañó su talento al éxito.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Marimacha”, le decían, marimacha que silenció con sus gritos a todo aquel que intentaba criticarla, convirtiéndose en una mujer poderosa con un importante lugar dentro de los artistas más influyentes de las últimas décadas.

Con una infancia complicada, una difícil lucha contra la poliomielitis, el rechazo de su familia y las puertas de la iglesia cerradas para ella, Chavela se fue forjando de un carácter blindado, duro, pero que le provocaba ojos cristalinos cada vez que recordaba sus primeros años de vida. Después de vender algunos animales, compró un pase para viajar a la Ciudad de México donde su vida, y la del país entero, cambiaría por completo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Después de 20 años tuvo su primera oportunidad en el canto. Al inicio era una cantante más, la vistieron con prendas escotadas y altos tacones, la peinaban con rulos y maquillaban con el antes mencionado labial rojo que definía a las mujeres sensuales de la época. Pasó desapercibida. De hecho inició cantando junto a la bailarina erótica Yolanda Montes, ‘Tongolele’ en los 50. Muchos le mencionaban que debía darse por vencida en el canto y que jamás lograría reconocimiento y éxito.

Tiempo después Chavela decidió no “disfrazarse” de algo que no era, solo para intentar encajar en los estándares de belleza; renunció a la imagen ‘sexy’ que se esperaba de cualquier mujer artista y decidió tomar su guitarra, pantalones y jorongo para sentirse más auténtica. “Canta como te salga del alma”, se repetía, luchando contra críticas e intentando que no le afectaran a su mente, personalidad, corazón y sobre todo, imagen con la que ella se sentía real.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En un mundo de machos, sombreros y bigotes, Chavela fue fiel a su pelo corto (contrario a los estándares marcados que decían las mujeres debían llevarlo largo) se puso literalmente los pantalones, su poncho rojo y salió al escenario. Claro que fue un gran impacto no ver lentejuelas y escotes en una mujer, pero además de su maravilloso talento, eso fue lo que provocó las miradas de millones de personas no solo en México, sino en todo el mundo que admiró, posteriormente, su personalidad y valentía.

Así construyó un estilo propio e inició una revolución en la época donde una mujer tomó todas sus fuerzas y con ellas impuso las prendas con las que se sentía fiel a sus raíces, comodidad y gustos. La convirtieron en alguien inconfundible. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En pocos años ya formaba parte de grupos selectos e importantes que incluían a Frida Khalo, Diego Rivera, José Alfredo Jiménez y Joaquín Sabina, entre otros.

Tiempo después durante entrevistas, Chavela contaba lo difícil que fue llegar hasta la cima. En aquellos tiempos las mujeres no podían siquiera cantar una ranchera, hasta que llegó Chavela con su poncho rojo, pantalones, con voz desgarrada cantando sobre todo piezas de soledad y corazones rotos de José Alfredo Jiménez. Cerró todas las bocas que imponían esas “reglas”. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

"Fui la primera mujer en ponerse pantalones en México, la tierra de los machos”, decía orgullosa. 

Chavela, mujer de personalidad fuerte donde con solo su presencia robaba todas las miradas, nos enseña que no necesitamos una prenda para destacar, ni seguir los estándares estrictos que, desgraciadamente, la sociedad sigue marcando. Lo importante es ser una persona auténtica y fiel a tus principios y gustos, sin importar si es lo que ‘la sociedad’ busca o no.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

También podría interesarte:

Chavela Vargas, la mujer que enloqueció a Frida Kahlo

Las mejores canciones de Chavela Vargas

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La amiga del tequila, la música y la vida: Chavela Vargas

Podría interesarte
Etiquetas:cantantesestilo
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD