INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Escaramuzas: tradición mexicana y charrería en la nueva colección de Dior para 2019

25 de mayo de 2018

Eduardo Limón

¿En qué se inspiró Maria Grazia Chiuri, directora creativa de Dior, para su nueva colección crucero? En México, obvio.



El escenario para la última colección de Dior: los Grandes Establos del Domaine de Chantilly. 


La mujer detrás de toda esta esperada dirección creativa: Maria Grazia Chiuri, por supuesto. 


Los protagonistas de esta narración de anticipadas observaciones ecuestres, algunas ya planteadas desde el Resort que presentó la maison en California: ¿escaramuzas y figuras de la charrería mexicana en plena Francia? 



Sí. Y ha sido todo un suceso, tanto para nuestra cultura como para la manera en cómo se percibe y se aprecia la moda en todo el mundo. 


El show estaba programado para las 8 pm; aunque media hora después la mayoría de los asientos seguían vacíos y, peligrosamente, los pronósticos de lluvia se hacían certeros, todo salió a la perfección. Entre la agitada vida parisina y los caprichos del clima, la llegada a Chantilly se dificultaba, pero nada pudo detener el programa que la firma ya había anunciado. 


El venue, los bellos establos del dominio, construidos en el Siglo XVIII por Louis Henri de Bourbon –el séptimo príncipe de los Condeé–, se adornaron de manera tal que para el corazón mexicano sería imposible no reconocer un escenario así. Los listones y la estructura base de un clásico jaripeo dieron la total esencia de una fiesta de pueblo en nuestro México. Aplausos y ovaciones enteras al productor y director Alexandre de Betak, quien logró un auténtico espíritu de charreada mexicana en un pueblito a sólo dos horas de París. 



Con la lluvia como elemento natural del show, el asombro de ver cómo piezas de alta costura eran lanzadas al agua, la música de Michel Gaubert para soundtrack y ocho escaramuzas mexicanas en caballos blancos frente al público, fue más que evidente la intención de Chiuri para este crucero: un diálogo equino y amazónicamente femenino entre las tradiciones europeas y mexicanas. 


Faldas amplias y tableadas, bordados típicos de la charrería, colores brillantes de la cultura mexicana, sombreros anchos, sacos estructurados, corbatas negras y cinturones que marcaban metálicamente la silueta de las modelos fueron sólo algunos elementos que no sólo hablaron de moda esta noche en Chantilly, sino que expusieron toda una historia de transición y lucha del género femenino por participar en situaciones marcadamente machistas o reducidas a lo masculino. Encajes y bordados inspirados en La casa de los espíritus de Isabel Allende también conformaron la colección; sin embargo, la identidad mexicana se robó la noche.



Cabe resaltar que los vestidos de adelita que las escaramuzas usan tradicionalmente para los lienzos charros, obedecen estrictos códigos de uso y desempeño; las enaguas almidonadas, por ejemplo, son de rigor. Entonces, las versiones que Chiuri mostró en pasarela no están estrictamente aferradas a la tradición, pero por supuesto, ofrecen una visión más relajada de la estética mexicana para la mujer contemporánea del mundo entero. 



Y eso es justamente lo importante. Revisar las imágenes y las representaciones con que hoy contamos, y reestructurarlas en pos de generar nuevas visiones, tendencias y proyecciones de lo que somos. Todo siempre en la justa medida del análisis y la interpretación atinada y coherente. No como la caricaturización del mexicano que nos presentó Dolce & Gabbana en el Museo Soumaya. Aquí el trabajo hermenéutico de Chiuri es para aplaudirse, para pintar una sonrisa en nuestros labios mientras vemos cómo los techos de los establos se engalanaron con papel picado durante una noche en Francia. 


México está de moda y los mexicanos estamos en el mejor momento posible para la creatividad.


**

Todas las fotografías fueron tomadas de la cuenta de Pamela Ocampo en Instagram, a excepción de la primera, que pertenece a la página oficial de Dior.


TAGS: México historia de la moda Crítica de Moda
REFERENCIAS:

Eduardo Limón


Editor de Moda

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

8 datos que quizás desconocías sobre George R.R. Martin The Voices Of An Earthquake: Alma, The Survivor Who Made It Out Of The Rubble 5 mujeres de la pantalla chica que te mostrarán el verdadero Girl Power 6 lugares de la CDMX que no conociste porque se cayeron en el terremoto del '85 Fotos del detrás de cámaras de actores que enloquecieron Lecciones de moda que aprendimos de Emma Stone

  TE RECOMENDAMOS