20 poses que puedes intentar para verte más delgada en tus fotografías

Así como usas contour o filtros para verte mejor, puedes optar por estas poses naturales para estilizar tu figura.



«Tu amigo acaba de etiquetarte en una fotografía»: un sudor frío comienza a recorrer tu cuerpo, tus manos comienzan a temblar y temes con todo el corazón que en la foto que subió te veas fatal. Al fin lo descubres: sí, te ves mal.


Quién sabe por qué, pero para nadie es secreto que las fotos que nos toman los demás son especialmente desafortunadas. A menos que seas una persona sumamente fotogénica, te verás bien en cualquier circunstancia.



Sí, puede parecer absurda la pretensión de querer lucir más delgada en tus fotografías. Pero, ¿cuántas cosas de las que hacemos en las fotos que subimos a redes sociales no lo son? ¡Todas! Desde maquillarte un poco o usar algún filtro — agregar o quitar luz también cuenta—, todo eso es una manipulación de la imagen.


Recuerda que estas poses no son reglas, sino sólo sugerencias que puedes seguir para conseguir un aspecto más estilizado en fotos imprevistas:


-

Barbilla arriba


El rostro inclinado hacia un lado hará que tu cuello se vea más largo, esto acentuará tu cara y también logrará que ganes altura. Procura no hacerlo de manera dramática sino que parezca una acción espontánea.

Poses

No es necesario voltearte por completo.



Puedes sujetar algún accesorio para no verte forzada.



Una sonrisa leve hará que tus facciones permanezcan estilizadas.



Juega con otros elementos que justifiquen la dirección de tu rostro.



Con tu mirada puedes conseguir una fotografía desafiante.



-

Sentada


Aunque las fotografías donde te encuentres de pie se verán más alargadas, cuando estás sentada también puedes lograrlo. Sólo debes tener cuidado en no encorvarte ni hacerlo de manera frontal o recta.


Poses


Inclina tu cuerpo hacia un lado y cruza uno de los brazos



Voltéate 3/4 de tal manera que tus piernas queden en diagonal y tu torso al enfrente.



Crea contraste cruzando tus brazos y colocando una pierna enfrente de la otra.



Si la cámara está a tu altura o debajo, recuerda alzar la barbilla.



La cadera juega un papel fundamental: haz una inclinación dramática haca un costado.



-

Pierna adelante


Poner una pierna delante de la otra hará que las proporciones de tu cuerpo armonicen mejor. Además, podrás presumir tu outfit de manera completa. Hazlo sin que parezca forzado y que te dé un toque de espontaneidad.


Poses


Intenta que los brazos no estén extremadamente pegados a los costados.



Si no sabes qué hacer con las manos, puedes sujertarte el cabello.



Quizá hacer una pose espontánea y divertida te saque de la rutina de los retratos de siempre.



Puedes aprovechar cuando vas caminando, de ese modo se verá más natural.



Está la opción de inclinarte sobre uno de los lados volteando tu torso en esa dirección.



Estirar tus hombros estilizará tu figura en un segundo. Hará que tu postura mejore y que tu abdomen se vea más plano.


-

De espaldas


No tienes por qué llevar siempre la misma postura de estar viendo al frente. Puedes jugar con tu cuerpo y mostrarte de espaldas o de perfil. Recuerda estirar tu cuello y mantener los hombros derechos, eso te hará ver increíble.


Poses


El cabello suelto también es favorecedor para acentuar la figura.



Levanta la cara y mantén una posición erguida. Si tu estómago te molesta puedes solucionarlo con las manos.



Puedes pedir una toma alejada en picada mientras usas todo tu cuerpo para estirarlo y mostrarte.



Sube los brazos para que se vean más alargados y gira tus caderas.



Puedes optar también por tu espalda, encuentra una manera de lucirla con sofisticación.



-

Ahora, si crees que son demasiadas opciones, puedes simplificarte la vida con esta fórmula básica:


De pie + ligeramente inclinada hacia un lado + un pie sutilmente delante del otro + recargar el peso en la pierna trasera + levantar el rostro hacia un lado + toma en picada.


Lo importante es que te atrevas a ser tú misma; que en todas seas auténtica y real. Claro, nada tiene de malo esforzarse un poco en verte bien. No es un crimen. Sin embargo, tampoco es sano que te obligues a entrar en estereotipos de belleza. Sólo tómalo como es, un modo de pasar el rato.



Referencias: