Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

MODA

Pasos para usar pestañas postizas como una experta

Por: Diana Garrido 29 de septiembre de 2017

¡Que levante la mano la chica que de niña no haya salido de la feria sin un par de pestañas de cartón y diamantina! Cómo olvidar a los vendedores que se colaban entre los juegos mecánicos para vender bigotes falsos y pestañas de juguete entre los niños que querían ser como papá y las pequeñas que sólo buscábamos un poco de glamour.

Así se llenaba el camino de ojitos brillosos y parpadeos incesantes por el peso del cartón en el párpado y, entonces, pensábamos: «¿así se siente maquillarse?», lo cual nos causaba un poco de temor. Aún con ello, estábamos dispuestas a correr el riesgo, con tal de lucir como mamá, como la vecina joven y guapa que salía de noche o como la profesora consentida.

Pero ése no sólo era el anhelo de las niñas coquetas, sino de las mujeres en general, por lo que el uso de las pestañas postizas de manera popular se dio en 1916. Se cuenta que en los pasillos de Hollywood, había un guión muy caro, el cual aceptaron llevar a cabo por el éxito que auguraba. Sin embargo, para conseguirlo se necesitaba una cantidad de dinero exhorbitante, pero directores como D.W. Griffith no dudaron en darle a cintas como Intolerance lo mejor en todos los aspectos; contratando a los maquillistas más importantes y talentosos de la meca del cine, para hacer de sus protagonistas iconos de la moda y la belleza. De este modo, la actriz principal del filme, aún mudo, Seena Owen llevaba puestas unas pestañas inmensas que al parpadear, podían rozar sus mejillas.

Para hacer las pestañas que usaría la actriz, se reunió una gran cantidad de cabello humano tejido a través de una malla que luego fue adherida a sus párpados con pegamento especial. Sin embargo, cada dos horas debían colocarlas de nuevo, puesto que se caían con frecuencia. El director, le dijo al maquillista en tono de broma «Deberíamos comercializarlas», a lo que el artista del maquillaje contestó que ese accesorio no tenía futuro.

Ahora podemos decir que se equivocó.

¿Quién diría que se convertirían en algo tan popular y básico que hasta las niñas usarían?

Conforme crecimos, entendimos que no necesitamos de cartón y pegamento para tener pestañas lindas. El paso del tiempo y la modernidad también nos hicieron comprender que no hay necesidad de cortar cabello humano y de retocarlas cada dos horas; ahora existen varios tipos de pestañas postizas con pelo sintético, plástico amigable con la piel e incluso materiales extravagantes como pelo de zorro.

Si no sabes qué debes hacer para conseguir una mirada impactante con pestañas tupidas y bellas, sigue esta guía y vuelve a ser la niña que paseaba feliz por la feria.

::

Ventajas de usar pestañas postizas

Agrandan los ojos, por lo que son aptas para tener una mirada mucho más profunda.

Cuando se aplican individualmente, aparentan más naturalidad.

Una tira de pestañas completas es ideal si las tuyas son muy similares entre sí en cuanto al tamaño y textura.

Si las usas permanentemente, facilitan la aplicación de máscara para pestaña y el ondulamiento también, pero asegúrate de hacer antes una prueba al pegamento.


-

Desventajas de usar pestañas postizas

No son fáciles de aplicar, aunque así lo parezca. Hay que practicar constantemente o acudir con un especialista.

No se recomiendan usar diariamente, pues al ser un peso extra puede causar el debilitamiento del párpado de forma gradual.

Las permanentes pueden causar alergias a diversos químicos que contiene el pegamento.

Úsalas para eventos especiales, pero trata de ser natural.

-

Cuando usarlas

En un evento importante: bodas, graduaciones, cenas de lujo.

Cuando tus pestañas son muy cortas o escasas.


-

Como aplicarlas

Mide las pestañas y recórtalas a tu medida.

Aplica el pegamento y espera unos tres segundos.

Colócala sobre la línea del nacimiento de las pestañas.

Espera a que el pegamento seque por sí solo.

Aplica máscara sobre las pestañas.

Aplica un poco de delineador para disimular la raíz.


-

Cuándo no usarlas

Para la escuela o el trabajo; no lucirás bien.

Para hacer ejercicio; el sudor podría tirarlas.

Para ir a la playa; no quieres nadar con ellas.


-

Tips de uso

Si son pestañas para quitar y poner y quieres reusarlas, límpialas bien y guárdalas en un lugar fresco.

Asegúrate de eliminar todo rastro de pegamento con desmaquillante y un algodón.

No te duermas con ellas.

Maquíllate los ojos antes de aplicarlas.

Si son permanentes, trata de desmaquillar y lavar tu rostro con cuidado.

No las jales o podrías lastimarte.

Elige las que más te acomoden, pero asegúrate de que el tamaño no sea exagerado.



-

Mitos

Causan alergia: Falso. No son las pestañas como tal las que causan alergias, sino el pegamento que puede contener químicos dañinos y ésta se presenta en forma de picazón, enrojecimiento o sarpullido.

Causan conjuntivitis: Cierto. El uso continuo o permanente provoca bacterias dañinas, además, la higiene en esa zona no es la mejor, por lo que al haber un acumulamiento de éstas, genera infecciones.

Causan Alopecia: Verdadero. El uso constante podría estar arrancando algunas pestañas y si son permanentes, podían ir debilitando cada folículo.

Las pestañas de tira son más peligrosas: Falso. Aunque podrían causar daños, son menos peligrosas que las permanentes o que las extensiones de pestañas ya que se quitan y ponen.

::

Con estos sencillos pasos, puedes volver a ser niña recordando esas épocas en las que sólo te importaba verte bonita aunque fuera con accesorios de juguete. Hoy, puedes seguir sintiéndote bella y a gusto contigo misma con sólo llevar un par de pestañas postizas. Tus ojos se verán mucho más profundos, la mirada será más intensa y tu autoestima crecerá. No tengas miedo de usarlas, atrévete, pero hazlo con moderación.

**

Aprende a usar correctores como una experta y a tener unas cejas perfectas con pasos realmente sencillos, recuerda que lo que importa es la práctica y cómo te sientas con ellas.


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: