Rápido, sencillo y, sobre todo, extremadamente fresco. Esto es lo que necesitas hacer con tus vestidos y botas en días de calor.



La norma hace que cada que pensemos en botas, nuestra mente sea incapaz de llegar más allá de los jeans. En sentido contrario, pensar en vestidos nos remite exactamente, casi en todo momento, a zapatos bajos tipo flats o a zapatillas que juegan con la naturaleza de la alpargata. Y qué horror. Es una lástima que en tan pocos años —después de los 90— hayamos olvidado que en primavera y en verano nuestras opciones son infinitas para combatir el calor, el ajetreo de la vida diaria y la monotonía de los guardarropas. 


Desde Twiggy, las revolucionarias mujeres de los 60 y 70, cantantes que marcaron un hito en MTV como Lisa Loeb, hasta looks completamente boho que tuvieron un intento de nueva vida en los 2000, hemos perdido casi toda sensibilidad a usar vestido con botas. Si acaso, la mayoría de las mujeres se da licencia de ello sólo cuando hablamos de anee boots o uno que otro botín. Pero, ¿y las botas industriales? ¿Dónde están las lumber? ¿A dónde se fueron las Chelsea?


Sí, debes pensar en el largo y el grosor de tus piernas antes de armar este outfit. Sin embargo, no es tan difícil.


Piénsalo así: si quieres que tus piernas se vean más largas y delineadas, combina un caída corta con unas botas al tobillo o similares.



Si deseas que se vean más delgadas, usa botas que terminen en pico o que sean ligeramente más anchas que tu tobillo.



Si necesitas que tengan un equilibrio con tu torso o largo de abrigo, unas de altura media bastan.



Sobra decir que, dada la época calurosa, evites pieles sintéticas o longitudes que atrapen a tu piel.



Ahora sí, continúa con estas sugerencias de estilo...


::


¿Maxijacket en mezclilla y botines escolares? Por supuesto que sí.



Falda vintage con botas ajustadas.



Botas clásicas, medias tradicionales y vestido en denim.



Pointy boots, medias de red y un cinto que marque tu figura, ¿por qué no?



La mezcla perfecta: vestido con volantes y botas Dr. Martens. Dulzura y rebeldía en un mismo lugar.



Vestido clásico con botas de bloque.



Lleva a cualquier lugar tus botas biker y siéntete femenina, audaz y con estilo.



Vestido con lunares y botas industriales.



Ankle boots y minivestido en tweed. Clásico y sensual.



Maxisudadera, calcetas y botas blancas muy a lo seventies. Yes!!!



Da un mix perfecto a todas tus prendas: sudadera, vestido o falda, y botas vaqueras.



Vestido corto y botas en texturas similares.



¿Un histriónico vestido floral o de té con botas de leñador? Pura perfección.



Vestidos infantiles en pana y un par de botas Chelsea. All you need, baby.



::


Vestirte para estos días de calor intenso no deben ser un reto. Al contrario. Deben significar una apuesta divertida para tu creatividad e ingenio. Completa esta información leyendo estos "7 consejos que debes seguir para cuidar tus botas de gamuza" y conociendo "qué tipo de tacón te hace ver mejor según tu estatura".



Referencias: