Moda

10 consejos de moda que debes seguir si tienes espalda ancha y quieres disimularla

Moda 10 consejos de moda que debes seguir si tienes espalda ancha y quieres disimularla

No, no planeo dedicarme a la lucha libre, sólo tengo mala genética...



No hay momento más aburrido al ir de compras que esperar en la fila de los vestidores. Largas y largas hileras de personas esperando su turno para probarse tres tallas diferentes de una camisa, cuatro tipos de jeans y una t-shirt que al final no se van a llevar. Mientras esperas, ¿qué haces? Quizá tomas una chaqueta que está por ahí abandonada a su suerte, te la colocas encima de la ropa y las mangas tienen el largo perfecto, el resorte es ideal y hasta el color empata con tu piel.


Entras al probador luego de quejas, chillidos y caras largas de parte de las otras compradoras, y justo cuando crees que hallaste una prenda extra que estás decidida a llevarte a casa, sucede lo impensable: NO TE QUEDA.


post-image


La revisas minuciosamente y te la quitas tres veces para ponértela cuatro y no entiendes cómo es que las mangas y el resorte no te ajustan. Son más pequeñas de lo que parece y no tienes idea de qué pudo haber pasado si es, incluso, una talla más grande. Entonces, luego de cientos de pucheros y quejas propias, terminas por arrojarla al suelo y procedes con el resto de las prendas, y es entonces que caes en cuenta: cuando quedas en ropa interior frente al espejo te miras la espalda, es enorme.


Quizá no sea tan grande, pero para ti es mucho más ancha que la de cualquier luchador o fisicoculturista que alguna vez hayas visto. No obstante, no es del todo cierto. Sí, quizá tu espalda es un poco más ancha que el promedio, pero eso no la convierte en una deformidad, sólo es una mala broma de la genética, la cual puedes corregir de manera sencilla con estos consejos que además te harán sentir realmente bien contigo misma.


post-image


::


Lleva un escote en V para estilizar el torso. Este tipo de aberturas en la ropa le resta atención a lo ancho de la espalda, y si eres de poca cintura, también es una gran ayuda.


post-image


-

Las rayas verticales ayudan a que el cuerpo parezca más largo de lo normal. La anchura se invertirá de modo que tu espalda, cintura y hombros reducirán su tamaño.


post-image


-

Resalta la cintura con prendas que lleven resorte o costuras en esta parte, puedes usar un cinturón. Evita el corte imperial.


post-image


-

Si eres amante de los vestidos y faldas asimétricas es tu oportunidad de usarlos. El balance del cuerpo se verá desigual y no es más que una manera de equilibrar la forma.


post-image


-

Lleva faldas con volumen o volátiles, los shorts también funcionan, pero procura no llevarlos muy ceñidos a tu figura. Combina con blusas algo holgadas o t-shirts.


post-image


-

Mantén tu ropa dentro de una paleta de colores oscura, en especial las prendas superiores.


post-image


-

Usa collares largos y delgados, y aretes cortos.


post-image


-

Lleva mangas largas o 3 / 4, evita usar mangas muy pequeñas o llevar tops y blusas de tirantes.


post-image


-

Evita las hombreras o sólo le darán volumen a tus hombros.


post-image


-

Usa pantalones tipo culotte, le darán más volumen a la parte baja de tu cuerpo.


post-image


::


Deja de preocuparte por la anchura de tu espalda y empieza por sentirte bien contigo misma. Si la genética te dio una espalda ancha, no te avergüences y mejor toma cartas en el asunto. Intenta aceptarla, pero si prefieres ocultarla, será mejor que lo hagas de forma sencilla y nada evidente con prendas que te acomodarán y harán sentir en tendencia.



Referencias: