Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

MODA

30 cosas para convertirte en la mujer con estilo que siempre has querido

Por: Eduardo Limón 1 de noviembre de 2019

El estilo no depende del dinero, ni tampoco de la ropa... va más allá, y de eso no hay duda.

Manhattan y Meryl Streep, ¿existe mayor perfección que esa suma?, ¿cómo emularla?

Observa bien la imagen. No te engañes, la moda y la gracia de una mujer al caminar no radican en la conjunción de urbe y ropa. No es la ciudad que acoge a la segunda ni las prendas que ésta última porta. Por lo menos no a cabalidad.

La magia ocurre justo en el medio, exactamente en ese punto donde las circunstancias y los adornos se mezclan para ser encumbrados por la personalidad. Por aquello que es más importante que todos los outfits y todos los diseñadores del mundo: el estilo.

En esta escena de Manhattan (Woody Allen, 1979), no es el haute couture ni los sólidos muros de la arquitectura los que logran nuestro fuerte palpitar. Es Meryl. Es su mirada furtiva, es la fuerza al andar, son los misteriosos pensamientos que se transparentan sobre su sien, son los movimientos de sus manos y la manera en que permite danzar a su cabello. Es darse completa en cada respiro.

Tener estilo, demostrar personalidad, no es guardarse en mil y un prendas, mucho menos es acariciarse con etiquetas de diseñadores. Es cumplirse en todo lo que involucra ser una mujer que rompe con los cielos.

No vas a ser Meryl Streep, pero estos 30 pasos te pueden ayudar a cambiar tu estilo desde lo más arriesgado hasta lo más ridículo.

Deja entonces de prestar total atención a tu armario y sigue este calendario por un mes. No importa cuándo leas estas líneas. Lo apremiante es que debes hacerles caso y notar que tu estilo perfecto, ése que siempre has soñado, se nutre a partir de otras cosas.

Día 1

Carga tu libro favorito a todos lados con una flor marchita como separador. Todos se preguntarán por qué.

Día 2

Camina sin rumbo por media hora y con la mirada en alto. Da la impresión de siempre saber hacia dónde te diriges.

Día 3

Prepárate para el desayuno un par de huevos con queso, espinaca y albahaca. Toma jugo de naranja. Ponte un ramillete a la mesa. Lo mereces.

Día 4

Organízate un maratón de películas protagonizadas por Marilyn Monroe.

Día 5

Lee un poema de Anne Sexton.

Día 6

Agenda una hora en todo tu día para tomar té y escribir lo que has pensado durante las últimas 24 horas.

Día 7

Guarda en tu Spotify toda la discografía de Alva Noto y escúchala durante tus trayectos.

Día 8

Sal con tu mejor amiga a un restaurante donde puedan comer pasta y beber vino.

Día 9

Carga con una revista de moda bajo el brazo. Hay días en que no necesitas más que este accesorio.

Día 10

Busca un bar en el cual puedas escuchar un poco de jazz y descubras los hechizos del single malt.

Día 11

Siéntate en un parque a saborear un delicioso gelatto.

Día 12

Escribe cinco cartas a tus cinco personas favoritas en el mundo y entrégalas personalmente.

Día 13

Arréglate, perfúmate y sube a tu azotea para tomar una taza de café antes de comenzar tu mañana.

Día 14

Compra todos los macarrones y eclairs que puedas, programa tus series pendientes en Netflix y no salgas de casa. Consiéntete.

Día 15

Comienza a leer El segundo sexo de Simone de Beauvoir. Descubre que tienes cosas por aprender de la filósofa y que no son eso que has visto en redes sociales.

Día 16

Ve a una tienda de discos y experimenta nuevamente lo que es comprar música en físico.

Día 17

Entra a la boutique de tu preferencia y compra esa prenda que jamás comprarías como primera opción. Fuérzate a ser creativa con tu guardarropa.

Día 18

Consigue boletos para un concierto de orquesta sinfónica.

Día 19

Mira Dolls de Takeshi Kitano con una botella como compañía.

Día 20

Siéntate a leer por lo menos seis de los más famosos cuentos de los Hermanos Grimm. Descubre que las historias fantásticas no son tal cual nos las enseñaron.

Día 21

Organiza tu día completo como si fueras la Señora Dalloway y vístete incluso como imagines que ella lo haría.

Día 22

Inspírate en tu pintor o fotógrafo favorito para armar tu outfit del día.

Día 23

Ve a la librería de viejo más famosa en tu ciudad, pregunta por el libro más caro que tengan, intenta regatear por el precio y, al final, no te lleves nada.

Día 24

Prepara tu mejor look para perderlo en una tarde de spa.

Día 25

Cocina un grilled cheese sándwich con roast beef y compártelo con tu mejor amigo.

Día 26

Encuentra a tu autor favorito del momento. Si necesitas romance, Jane Austen; si quieres en tu vida un poco de misterio, Paus Auster; si estás pasando por una crisis, Kafka; etcétera.

Día 27

Hojea una vieja revista de moda y descubre quién puede convertirse en tu próxima gran inspiración.

Día 28

Si nunca aprendiste a usar tacones, éste es tu día para romperlos todos.

Día 29

Llega a un restaurante, regístrate con otro nombre y renueva por completo tu vida con base en esa personalidad que has soñado.

Día 30

Conócete ebria. Aprenderás que cuando pierdes el glamur, el estilo es capaz de salvarte ante cualquier ridículo.

En todo este listado, ¿encontraste en algún momento la figura de una Gossip Girl o alguna diosa televisiva que se entienda cual fashionista? ¿De alguna instagrammer o influencer? ¿No? Justo es porque en la realidad no es así; porque en el día a día las cosas no son de tal manera. No permitas que te deslumbre lo sinsentido, mejor ocúpate por darle toda la dirección del mundo.

Te puede interesar:

Las 5 prendas básicas para esta temporada y que ya tienes en tu clóset

El accesorio que todas las mujeres usan para demostrar su fuerza


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: