INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

17 consejos para siempre verte diferente aunque todo en tu clóset sea negro

17 de febrero de 2018

Eduardo Limón

Parecen obvios, pero necesitamos recordarlos para no siempre salir de jeans y playera negra a la ciudad.



Todas las fantasías de éxito en nuestras pequeñas y absurdas cabezas están protagonizadas por un nosotros de negro 
outfit
. Invariablemente. Por convención social, incluso por imaginario colectivo, pensamos inmediatamente en este color como un sinónimo de poder, auge, sofisticación autoritaria y desarrollo total o profesional. Y quizá haya razones para ello; no estamos diciendo tajantemente que esto sea un equívoco. Pero, ya sea que pensemos al negro como el color de los colores o la ausencia perfecta de ellos, debemos considerar también que existen otros pigmentos y texturas en el vestir cotidiano. Que en realidad el éxito se puede vestir como se le dé la gana. Que no tenemos por qué reducir toda la gloria a una sola cromaticidad.
 



Pero lo sabemos. Renunciar al negro es difícil. Chanel no lo hizo, McQueen no lo hizo, Carrie Bradshaw no lo hizo... nadie lo hizo y nadie lo hará. Sea por el motivo que sea –sólo no pensemos que por vestir de negro ya somos importantes de alguna manera–, un guardarropa negro es, en la mayoría de las ocasiones, impresionante. O por naturaleza o porque le hemos creado tal aura, es un color que 90 de 100 veces resulta impresionante. Pero entonces, ¿qué hacer con un armario plagado de ropa negra, una mente subyugada a la idea de que la gente poderosa viste así –Claire Underwood como ejemplo inequívoco– y el conflicto de que parezca que vestimos igual a diario?
 



El punto no está en que te desencantes del negro, sino que sepas que por sí solo o inclinado a la uniformidad no llevará a ningún sitio. Que recuerdes, obviamente, que el negro es elegante, adelgaza cualquier figura, se ve bien en todos los tonos de piel, combina con todos los colores de cabello, hace que sea más fácil comprar ropa y no nos complica al vestirnos por la mañana. Y que, sin embargo, también puede ser unidimensional y aburrido, puede lucir descuidado en algún punto de la semana.
 

Por ello, debes tomar en cuenta unos principios básicos...
 


::


Las telas y texturas deben variar. Nada peor que un outfit completamente negro y de algodón o lleno de pelusillas y marcas de lavado.
 



Verificar que los materiales sean los adecuados para la temporada; seda, algodón y lino para primavera o verano, lana, 
trensel
 y rayón para otoño e invierno...
 



Todas tus prendas negras deben tener buena estructura y favorecer al cuerpo.
 



Ahora, debes considerar que pequeños cambios o "añadidos" a lo que llevas puesto pueden hacer una gran diferencia. Por ejemplo, un mismo 
petit robe noir
 con maquillaje claro o en 
nude
 pueden ser perfectos para la mañana, y combinado con tonos oscuros y atrevidos para la noche o eventos más formales.
 



::


Asimismo sucede con un playera negra y jeans si es que agregas un
blazer
a cuadros clásicos.
 



O hacerlo un poco más casual añadiendo texturas como el 
fur
, un ligero cambio a gris y tenis.
 



Tampoco es un desacierto jugar con las transparencias y diversos grados del mismo color.
 



O recurrir a la tradicional blusa blanca para jugar con el contraste ya tan conocido por todos.
 



¿Darle una oportunidad durante el día a ese vestido que sueles usar durante las noches? Con una chaqueta de cuero, problema solucionado.
 



Jugar con 
layers
 también es una alternativa.
 



O añadir un color que robe miradas... Puede parecer que así ya no vas de un negro total, pero sabemos que es sólo un recurso.
 



Una vuelta al minimalismo de vez en cuando puede hacer la gran diferencia.
 



Lo mismo sucede cuando elegimos prendas de corte masculino o que remiten a figuras mucho más geométricas.
 



Una bufanda también puede añadir ese factor de diferencia.
 



Incluso romper con las estructuras básicas hace que una blusa y 
trousers
 salgan de lo común.
 



Playeras 
rocker
 son un 
must 
en el guardarropa oscuro porque dan un respiro a todas las prendas sólidas que puedas tener.
 



Igual sucede con una prenda deportiva o casual en un outfit sartorial.
 



El punto está en dotar de personalidad a lo que decidas usar y que nunca caigas en el atuendo genérico que bien podrías usar para ir al supermercado.
 Justo como sucede en cualquier otro consejo que te podamos dar; por ejemplo, si quieres lucir unos labios más gruesos, importa mucho que elijas el maquillaje que mejor vaya con tu estilo de vida o el tipo de cita al que vayas. El secreto está en no seguir las reglas tal cual están aquí escritas, sino en que las estudies y adecúes a lo que eres tú.


TAGS: Tendencias de moda Mujeres con estilo consejos de moda
REFERENCIAS:

Eduardo Limón


Editor de Moda

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

12 ideas de fotos de perfil para tomarte mientras estás sentada y no tienes nada qué hacer 450 apellidos que no sabías que son de origen español Sexo, placer y deseo: 28 fotografías de lo que pasa en un cuarto oscuro en la CDMX Por qué los países más ricos creen menos en Dios que los más pobres Todo lo que tienes que saber sobre la erección masculina y nunca te atreviste a preguntar 19 fotografías de Daniela Rossell que muestran como era ser una niña rica y fresa en México

  TE RECOMENDAMOS