INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

5 cosas que puedes hacer para que tu ropa dure mucho más tiempo

3 de agosto de 2018

Evelin Perez Sandoval

La vestimenta es muy importante, pues es parte de nuestra vida y por ello que hay que aprender a cuidarla

Como la mayoría de nosotros sabe, la ropa de algunas famosas marcas cada vez dura mucho menos, ya sea porque se decolora, rompe o se hace holgada. Probablemente no sólo se deba a que es de menor calidad, pues también existen otros factores negativos, como el mal cuidado. Aunque hay maneras muy sencillas de asegurarnos de que la ropa que compramos nos durará más desde el principio. Por ejemplo, las populares ofertas se deben a que las prendas son confeccionadas con estándares de calidad bajo, lo que ocasiona que se establezca un desgaste programado. En pocas palabras, tendremos que comprar de manera repetitiva y en menos tiempo de lo que esperábamos, ya que el ciclo de vida útil de la ropa es deficiente. Si nuestro guardarropa está lleno, hay que recordar que cantidad no significa calidad, por eso es necesario revisar cada prenda. Si ponemos nuestra mano debajo de la tela y vemos un poco de ella, significa que se hará grande o romperá. Entre más espacio exista en las costuras más reducción de los costos de producción, por lo que será inservible rápidamente y eso no sucedería con una costura bien cerrada.



Para preservar mucho más nuestra ropa, al comprar siempre hay que verificar si ésta cumple con los estándares de calidad. Cabe señalar que en la mayoría de los casos no todo lo caro es totalmente bueno y tampoco lo más barato. Por otra parte, los cuidados adecuados pueden prolongar la vida de las prendas, ya que no es nada agradable que lo que invertimos en tiempo, dinero y energía no valga la pena cuando tenemos que desecharlas. A continuación te presentamos 5 cosas que puedes hacer para que tu ropa dure mucho más tiempo.


Prestar atención a las instrucciones de lavado



El correcto proceso de lavado cumple un papel importante para el cuidado de la ropa, pues éste es el que finalmente determina cuánto nos durará. No todas las prendas traen las mismas especificaciones, pero lo básico es separar por color y tipo de tejidos. Posteriormente las instrucciones suelen señalar qué se necesita. Si es lavado en seco o no, usar secadora, cuáles son las temperaturas máximas, lavado a mano, secar extendido, no usar cloro, no exprimir, entre otras cosas que ayudan a no dañar la ropa.


Detergente adecuado 



Algunos resultan muy agresivos para la ropa debido a la cantidad de químicos que poseen, pero si podemos comprar algún detergente biodegradable le haremos un favor a nuestras prendas y al medio ambiente. Hay que elegir aquellos que vienen en versión líquida, pues protegen mejor la ropa (color y tejido) y limpian profundamente. También contaminan menos que los de polvo o las cápsulas. El olor de los detergentes a veces es muy importante para la mayoría de las personas, pero varios de éstos ocultan su baja calidad al colocar perfume de manera excesiva.


Evita el agua caliente 



Aunque pensemos que lavar con agua caliente es una buena opción para que las manchas de la ropa se quiten fácilmente, no es así, pues trae consigo la enorme desventaja de que el color y el tejido de las prendas se desgasten en menor tiempo. Es mejor ahorrar el dinero que empleamos para calentarla, ya que el calor es el peor enemigo de la ropa (igual el secado de calor).


Tender correctamente


 


Después de lavar es fundamental saber cómo tender de manera correcta, pues también eso alargará el ciclo de vida de la ropa. Al tender hay que asegurarnos de que la prenda no quede muy mojada, de lo contrario se holgará por el peso de agua que tiene. Hay que sacudirla antes de ponerla en el lazo, así quitaremos pelusas que hayan podido quedar y al secarse tendrá menos arrugas. No hay que secarla en pleno sol, ya que se decolora y acartona, pero si no tenemos otra opción hay que colocarla al revés siempre. Las pinzas de plástico deben colocarse en las costuras o en los pliegues que ya tiene la ropa para así evitar dobleces difíciles de quitar. Las camisas es preferible ponerlas en un gancho para que no se deformen, aunque si no los tenemos podemos tenderlas por el faldón (nunca por el cuello). Por último, pero no menos importante, jamás hay que poner una prenda sobre la otra con la misma pinza, ya que no se secarán bien, se puede desteñir alguna de las dos y manchar.


Identificar cuál ropa va en los ganchos y cuál no 



Es un error que hasta las grandes tiendas cometen, pues las prendas que son de tejido de punto, es decir, que se componen de un hilo y se entrelaza de manera seguida durante la elaboración. Deben ir dobladas en el guardarropa (generalmente es la ropa de algodón o lana), ya que de lo contrario se estirará al punto de quedar enorme. Camisas, vestidos y abrigos deberán ir en ganchos, pero no de alambre, pues dañan muchísimo la ropa. Es mejor emplear anchos, acolchados o de madera. Además, es importante señalar que una vez guardada, cada cierto tiempo hay que sacudir la ropa porque el polvo y las pelusas dañan su fibra.

***

Cuidar la ropa blanca y la de color negro a veces puede ser un dolor de cabeza, pero también podemos hacerlo fácilmente si seguimos los cuidados correctos.

TAGS: Consejos consejos de moda crowdsourcing
REFERENCIAS: Vogue

Evelin Perez Sandoval


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Why Ariana Grande Is My New (And Unexpected) Role Model Aging 11 Years And Other Things That Happen When You Have A Baby La historia de la detención de Rafael Caro Quintero en Costa Rica Artículos básicos que debes llevar siempre en tu bolso Measles Are Back And Threatening Humanity Thanks To The Anti-Vaxxer Movement Miguel Ángel Félix Gallardo, el primer narco en México y en traficar cocaína

  TE RECOMENDAMOS