INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Razones por las que la moda que vemos en las calles ha superado a las pasarelas más importantes

9 de enero de 2018

Andrea Daugherty

El Street Style es el movimiento más grande y popular en la memoria reciente de la moda, lo vemos en influencers que se roban el show fuera de las pasarelas.



Tal vez sería pertinente repasar las tendencias que marcaron el calendario pasado y se proyectan crecientes en el 2018. En este caso, la tendencia en la mira es la moda de calle o Street Style; un fenómeno que comenzó a cobrar vida en las aceras de las grandes urbes, fuera de los desfiles de moda donde famosos y no famosos seguidores de la industria se dan cita para exhibir sus mejores y más excéntricos atuendos, a fin de ser captados por el lente de profesionales en el área de la moda.





Sin embargo, el inicio de esta tendencia no siempre estuvo marcado por las cámaras y el deseo de algunos de posar para alcanzar fama. Originalmente el Street Style nació como una oda al individualismo, la vida urbana, y el gusto intrínseco —muy personal— a la hora de vestir. Es un movimiento urbano que esquiva tendencias actuales, y abre paso a un estilo de vida único en el cual la vestimenta creativa e inusual busca crear un sentido de identidad muy particular.





Fue luego de la Segunda Guerra Mundial cuando el término “moda de calle” comenzó a popularizarse. En aquel entonces, el dramático descenso de las divisiones socioculturales comenzaba a ser notorio, dando paso a la aparición de nuevos grupos como los motociclistas en 1950, los inolvidables hippies de 1960, los seguidores del punk en 1970, y la cultura gótica de 1980. Cada uno de ellos, en sus distintas épocas, demostraron que el acto de vestir diferente define una nueva cultura, determina la manera en que es consumida y establece las bases para el futuro de la moda.





Pero el futuro inmediato de la moda de calle —aunque muestra influencias de épocas pasadas— vive una arrolladora transformación gracias a la revolución 2.0 y las imparables redes sociales. Estos innovadores canales de comunicación despertaron un nuevo fenómeno que, si bien es llamado Street Style, rompe con los paradigmas asentados durante el siglo XX. Durante los años 60, por ejemplo, los hippies se impusieron con melenas largas y descuidadas, vestiduras de colores exóticos y pantalones acampanados. Hoy, décadas mas tarde, la vibra hippie continúa trascendiendo en el mundo con atuendos llevados por los nuevos dueños del Street Style, los llamados influencers. Son ellos la nueva generación de la moda de calle que actualmente florece en las redes sociales y se transforma en un nuevo negocio para grandes marcas.





Los influencers comenzaron a marcar pauta en las afueras de los mas importantes desfiles de moda del mundo, donde principalmente la élite de la industria —modelos, editores, cantantes, actores, entre otros asistentes a las Semanas de la Moda— se dan cita con sus mejores y muy particulares vestimentas a fin de llamar la atención y ser fotografiados por alguna publicación de moda. Con esto buscan imponer su estilo, llegar a ser tan populares como los diseñadores que se pasean en la pasarela. La tendencia se volvió viral en las plataformas multimedia y en las grandes revistas de moda. El foco de los medios pasó entonces a dividirse en dos escenarios: la pasarela y sus afueras, donde nacieron influencers como Anna Dello Russo, editora de Vogue Japón, quien modela en las calles más de cuatro tipos de vestimentas distintas antes y después de cada show; Chiara Ferragni, bloguera e influencer, hoy dueña de su propia cadena de tiendas de moda; Olivia Palermo, la it-girl que pone de moda cualquier atuendo y marca que decida lucir fuera de la pasarela, y muchas más.



Chiara Ferragni (a la izquierda) y Anna Dello Russo (a la derecha en el atuendo rosado) son íconos del Street Style.



Bill Cunningham, fotógrafo de moda americano quien en vida trabajó para el New York Times, describió la moda de calle como un catálogo basado en el estilo de personas ordinarias que se pasean por la ciudad. En sus inicios lo fue. Luego la élite de la industria y sus seguidores hicieron suyo el término a las afueras de los desfiles, y con ello surgieron también fotógrafos y blogueros de moda, como Scott Schuman, creador del blog The Sartorialist y cazatalentos de influencers del Street Style. En su trayectoria como fotógrafo de la tendencia se ha dedicado a captar toda la magia que la moda recrea alrededor de las grandes urbes y fuera de cada fashion show, mercadeando así su blog con fotografías 100% Street Style. Él es uno de los grandes responsables de la propagación de este movimiento que involucra actualmente a grandes marcas, las cuales han apostado por reconocidos influencers nombrándolos embajadores de sus líneas de moda en distintos lugares del mundo.



Scott Schuman es considerado el papá del Street Style y su blog The Sartorialist es conocido como la Biblia de esta tendencia.



Cuando Schuman comenzó a propagar el movimiento en la web, los seguidores de la moda de calle se volcaron a posar frente a su lente y el de otros blogueros o fotógrafos, con el fin de convertirse en celebridades del Street Style. Todo esto con un propósito: ganar espacio en la web, las redes sociales y las revistas, y así convertir blogs de moda en populares editoriales para pronto tomar el título de influencers que les merezca un rápido contrato con alguna casa de moda.





El Street Style actual le abrió además el camino a aquellos fashionistas o blogueros que decidieron no esperar por algún fotógrafo reconocido para comenzar a propagar su estilo. Con un teléfono inteligente al alcance de sus manos, se volcaron a propagar su pasión por la moda a través de las redes sociales, siguiendo así los pasos de sus influencers favoritos. Y es que la ola tecnológica rompió con los estándares de élite de la tendencia, dándole a cualquier espíritu deseoso de influir en la moda la oportunidad de salir a la luz pública. Hasta hoy, Instagram ha sido el canal de promoción preferido para exhibir atuendos y ganar seguidores.





Según la revista Glamour, ego-blogueros es el nombre que reciben aquellos que persiguen ser íconos del Street Style fotografiándose a sí mismos. Este fenómeno captó aún más el interés de marcas y diseñadores que hoy se valen del mercado de exhibicionistas para mercadear sus diseños en todas las plataformas: las de concreto, las de desfile, y las multimedia; lo que les permite trazar estrategias de mercadeo para diferentes públicos. Portales como Vogue, Glamour, Man Repeller, y cuentas de Instagram como The Street Vibe, creada por el fotógrafo Asaf Liberfrund, han convertido el Street Style en un negocio más allá de su concepto inicial de expresión individual.





Hoy por hoy, los influencers o street-stylers se multiplican sin parar en las plataformas multimedia o a las afueras de distintas Semanas de la Moda. Lucen looks que han sido previamente elegidos o estudiados por marcas o diseñadores, lo que convierte al Street Style en la moderna industria fabricadora de tendencias y a su vez de íconos de la moda. 





**


Con sólo 8 prendas básicas puedes recrear un look de los 90 y ser parte de esta tendencia que parece no tener fin. Además, te invitamos descubrir cómo era la moda según el año en que naciste.



TAGS: Tendencias de moda street style Moda
REFERENCIAS:

Andrea Daugherty


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

8 pasos para identificar si eres egoísta durante el sexo Fotografías de Omar Martínez Noyola de cómo viven los haitianos en Tijuana Las 10 ciudades con más infieles en México Gisella Perl usó el aborto para salvar a las mujeres de los nazis 22 fotos de Cecilia Suárez que demuestran es una gran actriz Clorofila: cuáles son las razones para incorporarla a tu dieta

  TE RECOMENDAMOS