Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

MODA

11 errores que cometes al vestir de negro

Por: Eduardo Limón 22 de octubre de 2020

Si tu alma es negra como todo tu clóset, entonces deberías tener esto en cuenta.

Este artículo fue originalmente publicado en 2017.

Si hay una frase mítica en el mundo de la moda que se haya dado de la manera más fortuita y en el contexto menos esperado, es aquella que reza, durante la tercera temporada de American Horror Story: “On wednesday we wear black”. En una suerte de parodia teenager, con la profundidad de una reflexión contemporánea hacia las brujas y haciéndose de un aire estilo Mean Girls, la serie subtitulada Coven y protagonizada por Jessica Lange, Sarah Paulson y Emma Roberts, logra que la aparición del guardarropa totalmente negro sea un halago que para algunos significa la vida diaria. El estilo constante; no sólo en miércoles.

Para aquellos que amamos vestir de negro, seguro es que ya no sorprenden ciertas reglas o cuidados de este color sobre nuestras prendas; pero nunca está de más recopilar toda la información posible y hacer un proofchecking para saber si algo se no está escapando. Nunca son demasiadas las cautelas cuando hablamos de nuestro color favorito. Y que el resto diga lo que quiera; que "el negro es para personas inseguras", que "es poco creativo", que "no es un color" (¡JA!), que es una respuesta fácil, que tiene poca originalidad o que sólo los pretenciosos le usamos. No importa. El negro es siempre la mejor de las opciones.

Sólo necesitas consentirlo y darle lo que necesita. No cometer los errores que sólo cometería un novice.

Periodicidad

Pasar por alto que su periodicidad de lavado o incluso de vida no es igual al resto del de las demás prendas. No puedes botarlo en la lavadora o llevarlo a la tintorería cada que se antoje, y tampoco puedes esperar que su color se mantenga intacto por años.

Marcas blancas

Tampoco debes desechar aquellas piezas que ya tengan marcas blanquesinas o bordes pardos sólo porque ya no cuentan con un negro absoluto. Eso es en extremo rookie. Evalúa cada caso; recuerda que el paso del tiempo en ocasiones suma interés.

Total black

Si vas a usar un total black, otra grave equivocación es no mezclar diferentes texturas o tonalidades y no añadir algún elemento que sea extraordinario en tu monocromía.

No combinar

No mezclar estilos es un error. ¿Qué ocurriría un día si mezclas todo ese minimalismo que te encanta del negro con un poco de barroco, punk, biker o boyish? Perfección. Entonces, hazlo.

Vestir formal

Limitar su uso a eventos estrictamente formales. ¿Qué pasa? ¿Nadie recuerda a Oscar Wilde? Nunca se está demasiado bien vestido ni demasiado bien educado.

Blanco en la parte inferior

Usar algo negro arriba y algo claro abajo. Fail. La peor estructura que le puedes dar a tu cuerpo.

Las manchas no se limpian

Pensar que puedes limpiar una mancha sobre el negro con un paño húmedo o, peor, de colores claros.

No te despidas de tu chamarra de cuero

Desechar esa maravillosa biker negra que lleva años acompañándote; a menos que no sea de piel genuina, jamás debes tirarla a la basura. Esos descarapelados en las mangas o arrugas de movimiento son muestra de identidad, no de malgasto.

Lavar todo junto

No lavar de manera separada y utilizar los artículos equivocados. Ya hay shampoo para ropa ropa negra. Desde los ochenta.

No tener cuidado

Pensar que nunca se te va a ensuciar lo que llevas puesto.

No valorar el negro

No arriesgarte a cosas que el color sugiere por sí solo. Siempre es muy triste ver a alguien que no aprovecha el misterio o la fiereza que carga el negro; deja que tu imaginación vuele e incluso modifica algunas prendas a lo que mejor te acomode.

De luto eterno o sofisticación extrema, cada quién sabe el porqué de su elección y debilidad ante el negro. Si necesitas un poco más de advice.

Te puede interesar:

Cómo vestir de negro, blanco y gris todos los días

Consejos para combinar blanco y negro sin verte igual siempre


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: