PUBLICIDAD

MODA

De Snoop Dogg a Zendaya: así ha sido la evolución de Tommy Hilfiger

La marca se ha convertido en un ícono de la moda, pero hoy es aún más fuerte que en sus inicios. Conoce su historia a través de los años.

Pensar en el espíritu norteamericano en la actualidad es hacernos a la idea de un sueño americano creado por los inmigrantes que llegaron al país vecino para intentar una mejor vida. No obstante, hace  más de 30 años era muy distinto. El sueño americano se traducía a una fuerte americanización que implicaba colocarse los colores de la bandera y sentirse orgullosos de la potencia que en ese momento ya era Estados Unidos.

Por ello, justo en los 80 cuando Michael Jackson dominaba las listas de popularidad y Los Ángeles era el destino de todo aquel que quería pasarla bien, trabajar o conocer el mundo, llegó una marca que enaltecía ese espíritu americano y era liderada por Thomas Jacob Hilfiger, un neoyorkino amante de la moda que ya había trabajado en otras marcas. Hablamos de Tommy Hilfiger, una firma en color azul, rojo y blanco y dedicada a enorgullecer a todo estadounidense en el mundo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Para 1985, un año después de su creación, lanzó la línea masculina, misma que halló un espacio en Beverly Hills y en Nueva York. Todo parecía ser increíblemente descomunal, ya que apenas tres años después, Sudamérica, México, Canadá y Tokio estaban repletas de Tommy Hilfiger, por lo que no tardó en llegar a otras ligas. Esas que Thomas jamás imagino: la música hip-hop.

Sí. Ya situado en los noventa, Snoop Dogg adoptó su esencia y la transformó en el orgullo estadounidense visto desde la perspectiva de un hombre con pocas cartas a sus favor –como lo era él mismo–. Pero sin duda, la mejor de sus apariciones usando el logo de la marca  fue en Saturday Night Live, cuando vistió un suéter oversized, logrando que la popularidad del diseñador se elevara cuan alto soñó.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Su sueño siempre fue vestir a un músico y, aunque su fanatismo siempre se dirigió más al rock clásico y sucio, no estaba nada mal proporcionarle ropa a Snoop Dogg o Sean "Diddy" Combs. Así logró llegar a las mujeres, lanzando una colección femenina que se agotaba de las tiendas; inclusive, se terminó antes de que llegara a cada boutique en el mundo. Hilfiger vivía sus mejores momentos.

(Te puede interesar: Las mujeres más importantes de la moda que debes conocer)

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

O eso creía hasta que llegó a su oficina el representante de David Bowie y más tarde el de Lenny Kravitz. Para él era un sueño cumplido. Ya tenía todo lo que deseaba, inclusive a Bowie como embajador de la marca. Así, logró tener a dos estrellas mundiales posando para él y mostrando su mejor cara ante la adversidad, misma que no parecía llegar a la casa Hilfiger.

Igualmente, a las campañas se sumó una muy joven y sobresaliente Britney Spears, quien tenía todo para darle un valor mucho más comercial a la marca. Y así lo hizo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En 1999, el diseñador creía haber llegado al límite (sí, una vez más), y de pronto, se encontraba vistiendo a los Rolling Stones para su gira de fin de milenio.

Pero no todo se quedó ahí. Firmó un contrato con Estée Lauder para crear perfumes, cuya imagen femenina era Beyoncé y la masculina, Enrique Iglesias. Porque su impacto era tal que las estrellas hispanohablantes también eran parte importante del sueño americano de Hilfiger. Su americanización no sólo se quedaba en los sueños de los propios estadounidenses y tampoco era algo lejano para él. Ahora era un efecto mundial; pero lejos de ser un fenómeno de desigualdad, él lo veía como una forma de llegar más lejos con su empresa.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Así, Alicia Keys y Guns N’ Roses se convirtieron en los embajadores por un tiempo, aunque realmente, sólo tocaron en una fiesta privada en la que Hilfiger demostraba su grandeza y la versatilidad de una marca importante en la moda del nuevo milenio.

Pasaron algunos años en los que la marca de los colores americanos no era lo que el mundo buscaba, pero no pasó mucho tiempo en este limbo extraño, ya que en 2010,  la colección Fall/Winter recibió elogios y aplausos por parte de la crítica, convirtiéndose en una marca ya clásica y ecléctica. Tan es así que para conmemorar el glorioso comeback, The Strokes se lanzó al ruedo y amenizó su vuelta a la vida.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El público latino quería ver más de su cultura en sus diseños, por lo que Thalía se convirtió en el rostro de la marca y, en efecto, el impacto fue arrasador.

(Te puede interesar: Quién es Hailey Baldwin: 13 cosas que debes saber de ella en el mundo de la moda)

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

2014 trajo una nueva visión del mundo, ya que Zooey Deschanel, la it girl del momento, lanzó la primera colaboración oficial con la marca; lo que sería la primera vez en que una persona ajena a la marca colaboraba y, evidentemente resultó muy bien. A partir de ahí, Hilfiger escribió un nuevo capítulo en su historia, pero no fue nada fácil aceptar que alguien más podía intervenir su estilo. Al final, lo entendió como un cambio positivo y aceptó como el gran creativo que es.

Rafa Nadal se sumó a su marca en el área de ropa interior, The Cahinsmokers también lo hizo y recordemos la colaboración de Lewis Hamilton. Todas fueron realmente fascinantes e increíbles.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sus más recientes embajadoras son Gigi Hadid y Hailey Bieber, quienes muestran los productos de la marca con orgullo, ya que empezó siendo masculina y hoy, sus mejores rostros, son femeninos. 

Pero sin duda alguna, uno de los puntos más fuertes en la firma fue la colección hecha por Zendaya, la actriz y modelo quien creó una linea inspirada en la comodidad y en los años setenta mostrando que las mujeres son libres cuando se sienten seguras y, a su vez, son hermosas. Pero la sorpresa, además de la ropa en sí, fue Grace Jones, la emblemática cantante apareció para acompañar a Zendaya en esto momento de gloria.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Hoy, Tommy Hilfiger está por conmemorar 35 años de la marca que comenzó como un sueño americano y ahora es una realidad global. Gracia a él, entendimos que cualquiera puede ser estadounidense, pero el espíritu victorioso trabajador y  ejemplar es mérito propio. Su última tienda se sitúa en Cartagena, Colombia, por lo que nos queda claro que el mensaje del diseñador es llegar lejos y ampliar los horizontes ideológicos y físicos, no más.

Te puede interesar:

¿Cómo es que los 90 están de moda otra vez?

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ropa y accesorios de tu adolescencia que desearás no haber tirado

Couple Goals: looks en pareja de Zayn Malik y Gigi Hadid

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD