Las cinco mujeres de la industra de la moda que lo mandaron todo al carajo

sábado, 15 de julio de 2017 18:19

|Carolina Romero

“No nos despertamos por menos de 10 mil dólares al día” dijo alguna vez Linda Evangelista, la mujer canadiense que demostró que ser una súper modelo, era mucho más que una cara hermosa y un cuerpo perfecto. Podrá parecerte soberbia, pero esta frase implica mucho más que sólo presunción. Las top models de los años 90,  tenían una influencia fuerte y sólida en el mundo que no sólo era una cuestión monetaria. Se volvieron el rostro aspiracional de una generación y tuvieron mucho que ver con el éxito de grandes marcas de ropa y cosméticos.


Pero, ¿quiénes eran estas mujeres? A continuación, te presentamos a las "big five", un grupo selecto de modelos de los 90 que jamás llegó a ser igualado. Todas y cada una de ellas, a su manera, mandó al carajo algún prejuicio, alguna imposición o algún miedo que se presentó a lo largo de su vida.



-

Linda Evangelista



Sus enormes ojos y felinas facciones la hacían ser uno de rostros más cotizados en las marcas más importantes del mundo. Alguna vez decidió cortarse todo el cabello por el estilista Julien d'Ys a sugerencia del fotógrafo Peter Lindbergh. Tiempo después, confesó que se había arrepentido de hacerlo, pensó que toda su fama iba a venirse a bajo . Sin embargo, sucedió todo lo contrario, se volvió un ícono del estilo andrógino. Recientemente, volvió a salir a la luz pública luciendo una figura un poco subida de peso. Todas las miradas del mundo voltearon hacia ella pensando que podían juzgarla. Sin embargo, ella se veía tranquila y sin problemas, dejando en claro que las opiniones de los demás, no eran en absoluto importantes.


-

Christy Turlington



Ella es, sin duda, una de las modelos más excepcionales de la historia. Justo cuando estaba en la cima de su carrera, decidió abandonarla con la finalidad de retomar sus estudios. «Recuerdo que una vez alguien me dijo que estaban en una furgoneta en una localización y me vieron pasar con mi mochila y que pensaron "Ay, pobre". ¿Pobre? Estoy centrándome en mis estudios, idiotas. Recuerdo que había dejado finalmente de fumar, había ganado algo de peso y que estaba en París para los desfiles de Alta Costura y que entonces pensé "¿Sabés qué? Estoy haciendo algo saludable por mí misma, y me están juzgando por ello, así que no quiero ser sujeto de esta situación nunca más". Te sientes muy poderosa cuando tomas esa decisión». Dijo para una entrevista a Humanity retomada por Vogue. Actualmente, aunque está al tanto del mundo de la moda, sus intereses se han centrado en el ámbito humanitario y deportivo.


-

Cindy Crawford



Cuando era niña, recibía constantes burlas sobre el lunar que tenía arriba de los labios. Cuando fue mayor y las agencias fotográficas comenzaron a buscarla, algunos les sugirieron que se lo quitara. Sin embargo, ella se negó a hacerlo y la marca facial se convirtió en un signo distintivo de su persona. Contrario a las opiniones y críticas de todo el mundo, comenzó un romance Richard Gere quien le llevaba 17 años de diferencia. El romance duró cerca de 4 años y ella volvió a casarse. Sintiéndose, nuevamente, feliz.

-

Naomi Campbell



Naomi nació en una familia de clase media. Desde muy pequeña participó en un video musical de Bob Marley, lo que poco a poco iría abriéndole paso para nuevos proyectos. Sin embargo, fue hasta que incursionó en el mundo de la moda cuando se topó de frente con el racismo norteamericano. Pese a su belleza, muchas marcas rechazaban contratarla por su piel oscura, incluso, algunas revistas se negaban a poner sus fotografías en portada. Sin embargo, ella persistió hasta ser reconocida como una de las modelos más importantes de toda la historia.


-

Claudia Schiffer



Claudia Schiffer quería ser abogada. Sin embargo, al descubrir el mundo del modelaje descubrió que eso era a lo quería dedicarse el resto de sus días. La alemana fue "descubierta" durante una fiesta por un agente de modelos Metropolitan. Schiffer ha sido considerada por la revista Forbes como una de las mujeres mejor pagadas del mundo. Pese a lo que podríamos pensar, esta super modelo era molestada por sus compañeras de escuela por ser demasiado alta. Sin embargo, mandó al diablo sus complejos y se convirtió en un ícono del glamour.


Bellas, poderosas, ricas, admiradas, inalcanzables. Así eran estas mujeres para el mundo de la moda en los 90.






Generalmente, identificamos el hecho de que una mujer bonita debe ser una persona con poca capacidad intelectual. Hay un estereotipo muy presente relacionado con pensar que por ser súper modelos, fueron personas incapaces, bobas o manipulables. Sin embargo, pudieron transformar completamente a su favor el ser la representación de marcas como Versace, Christian Dior, Chanel y Christian Lacroix quienes encontraban en ellas la apoteosis de la perfección. Ellas no fueron instrumento de los grandes diseñadores, los diseñadores fueron el conducto a través del cual, ellas configuraron el mítico mundo de la moda


Si quieres conocer más de tendencias no te pierdas los looks para salir de fiesta cuando no te gusta usar tacones y conoce a estos diseñadores que demuestran cómo la moda es una copia de la copia.



*

Referencias



College Fashion

Vogue

La Vanguardia

M2M TV 

Carolina Romero

Carolina Romero


Articulista

  COMENTARIOS