Lecciones de moda que aprendimos de '10 cosas que odio de ti'

Sábado, 6 de enero de 2018 14:13

|Diego Cera
10 cosas que odio de ti

Si algo debemos aprender de la moda y el mundo en general, es que no hay nada nuevo bajo el sol; al menos eso es lo que nos han enseñado muchos looks que parecen salidos de una película de los noventa.


La historia no se cansa de darnos la misma lección de siempre: vivimos en un abismo infinito en el que estamos condenados a repetir todo lo que han vivido nuestros padres o hermanos mayores. Sea bueno o malo, todo ello siempre volverá, si no a torturarnos, sí a envolvernos con una cálida manta de buen gusto, o al menos eso es lo que queremos creer. De otra forma no hay una explicación lógica por la que tus amigos sigan organizando maratones de Friends y tu hermano menor siga en esa edad en la que la música de Kurt Cobain representa todo lo que siente.


10 cosas que odio de ti 1


Pero ¿será verdad que todos estos recuerdos se esfumaron por completo de nuestras vidas? Probablemente siempre han estado ahí y nosotros no somos más que esos inevitables ecos de lo que algún día estuvo de moda. Las formas de saberlo son relativamente sencillas, basta apenas con ver fotografías o películas de hace veinte años para percatarnos de que la moda ─buena o mala, si es que esta realmente existe─ llegó para quedarse. Una de las películas que en sí mismas son una lección de moda es sin duda 10 cosas que odio de ti. Si no lo crees, deja de ponerle atención a ese Heath Ledger céntrate en algunos aspectos que reconocerás incluso en tu propio guardarropa.


-

No importa la década, ni tu edad; tarde o temprano llegará a ti una prenda estampada con flores, frutas o mariposas que, por más extraño que parezca, te hará lucir bastante bien.


10 cosas que odio de ti 2


-

Con el peinado correcto, hasta un vestido blanco y unas maxi-botas cafés pueden otorgarte un misterioso look rockstar de los noventa. Si no lo crees, échale un vistazo al estilo de Mandella.


10 cosas que odio de ti 3


-

Gracias a su reciente revival, quizá no tengamos que hablar de lo maravilloso que es estampado de camuflaje. De cualquier modo, ignorar los outfits en los que Kat lo utiliza serán un grave error.


10 cosas que odio de ti 4


-

El cabello de los noventa fue quizá el pilar de la experimentación. Desde alaciados extremos, diminutas trenzas hasta 'esto' que dice «no soy Gwen Steffany, pero podría intentarlo», todo grita valentía e individualidad por todos lados. ¿Qué nos pasó?


10 cosas que odio de ti 5


-

Uno de los looks que siguen con vigencia a pesar el tiempo, y que curiosamente no proviene de Kat o su hermana, es la camisa de franela y camiseta con cualquier tipo de consigna o estampado de Cameron James. Un outfit relajado que ─casi─ nunca falla.


10 cosas que odio de ti 6


-

Casi 20 años después de que viéramos a Kat con belly shirts por primera vez, éstas han regresado a las calles como si nada hubiese pasado. De hecho, para hacerlas "aún más noventas" algunas marcas las están fabricando en terciopelo.


10 cosas que odio de ti 7


-

Hay quienes odian el outfit en la escena del poema, pero no sabemos en qué demonios piensan cuando dicen que se trata de algo desastroso. La blusa que Kat utiliza en conjunto con ese vestido morado es justo lo que la escena demandaba en cuanto a vestuario. Después de todo uno se viste conforme se siente, por eso, el atuendo sobrio es simplemente perfecto.


10 cosas que odio de ti 8


-

Conocemos a la perfección el estilo emo de 2009, ¿pero cómo era el de los noventa? Más allá del negro, las calaveras y las rayas verticales; el caqui fue el color de la depresión.


10 cosas que odio de ti 9


-

En lo que a colores brillantes respecta, Chastity nos enseñó que no hay nada mejor para usarlos que una piel morena.


10 cosas que odio de ti 10


-

De Bianca podríamos tener muchas lecciones, aunque quizá la mejor de todas siempre será que cute is cool.


10 cosas que odio de ti 11


-


Si te identificaste con más de la mitad de estos puntos, no te alarmes, no estás fuera de moda; sino todo lo contrario. Eres justo la muestra de que ésta no es más que un proceso cíclico que debemos de aceptar y combinar con las ideas innovadoras que cada año nos invaden, tratando de convencernos de que todo se ha revolucionado.

Diego Cera

Diego Cera


Articulista
  COMENTARIOS