4 cambios de look de los que podrías arrepentirte el resto de tu vida

No todos los cambios son buenos...



¿Por qué nadie nace con el cabello de color morado, rosa o azul? La culpable de tanta monotonía es la melanina; debido a que sólo existen dos variedades de ésta —feomelanina y eumelanina— tenemos sólo dos opciones: la primera produce cabellos que van del rojo al rubio, y la segunda del marrón al negro.

 

¿Sería tan fabuloso como creemos poder tener tonalidades de cabello infinitos? Quizá no. Debemos aceptar que hay ciertas cualidades naturales que son más favorables que la improvisación. Hay tonos, formas y texturas que no van para algunos. Estar consciente de ello es vital para no cometer errores de los que puedes arrepentirte de por vida, como los siguientes:




::



-

Tatuarte las cejas

 


Las tendencias cambian, sólo recuerda los 90. La ceja dejada y angular perdió la tendencia desde hace mucho; ahora las cejas gruesas y pobladas son las favoritas. No sabes cómo será en unos años o si ya no te gustará cómo te quedan.

 


-

Extensiones de pestañas


 

Entre los muchos riesgos de las pestañas postizas hay uno al que todas las mujeres le temen: que se caigan las naturales. Esto no tiene por qué ser necesariamente así si se hace con los materiales indicados y con ayuda de un profesional, sin embargo, es una realidad que puede afectar el crecimiento de vellos naturales.



-

Colores difíciles de quitar


 

El color negro o rojo son difíciles de quitar. En la mayoría de los casos —cuando se quiere cambiar de tono— es necesario hacer una extracción de color, lo que es sumamente complicado pues daña de manera profunda el cabello. Los colores pastel también pueden afectar mucho la salud del pelo dañándolo de manera irreparable.



-

Permanente


 

Si no lo haces con un profesional, un permanente podría terminar con la vida de tu cabello; un excedente de tioglicolato de amonio resulta sumamente perjudicial para su salud haciéndolo quebradizo y fácil de romper, el cabello puede perderse.

 


::



Cosas que debes considerar antes de hacerte un cambio:

 


-

Sé consciente de las consecuencias a largo plazo


 


Debes preguntarte qué pasará con tu decisión a la larga; ¿será reversible?, ¿en cuánto tiempo?, ¿cuánto costará remediarlo si llegas a odiar el resultado?



-

Que se le vea bien a alguien no quiere decir que se te vea bien a ti


 

Hay millones de maneras de verse hermosa y no todas obedecen a ciertos moldes. Debes conocer qué tipo de rostro y cuerpo tienes para decidir qué es lo que te va mejor.



-

Prueba


 

Existen varias aplicaciones que permiten modificar en fotografías el diseño de ceja, el color, el tipo de cabello y otras características. No dudes en usarlas y experimentar primero en ellas para definir cuáles te van bien y cuáles será mejor no atreverte.



-

Pide opinión


 

Necesitas una opinión honesta. A veces los demás tienen maneras más objetivas de saber lo que nos va mejor. Claramente esto no determinará tu decisión, pero sí te ayudará a tener otros escenarios que quizás hayas pasado por alto.

 

::

La mayoría de los cambios sobre el cabello y rostro son reversibles, eso debes tener en cuenta para sentirte más tranquila cuando desees modificar tu look. Sin embargo, es mejor evitar decisiones permanentes que sólo van a causarte malestar y arrepentimiento. Por otra parte, debes también tener en claro que estas precauciones no deben frenarte a cambiar, sólo a prevenir una futura desgracia por la que no querrás pasar. 


**

Si quieres saber más sobre moda conoce las mejores telas y tipos de lencería para cuidar tus partes íntimas y descubre cómo es que los 90 están de moda otra vez.

 


Referencias: