Looks que usan las mujeres que no necesitan conquistar a ningún hombre
Moda

Looks que usan las mujeres que no necesitan conquistar a ningún hombre

Avatar of mediodigital

Por: mediodigital

18 de febrero, 2017

Moda Looks que usan las mujeres que no necesitan conquistar a ningún hombre
Avatar of mediodigital

Por: mediodigital

18 de febrero, 2017



Los hombres son un lujo, no una necesidad”. Con esa declaración, en 1996 Cher se ganaba el respeto de las mujeres y el desprecio de algunos varones aún tradicionalistas. Durante una entrevista con Jane Pauly, la diva de la música confesaba que para ella el género masculino era como un postre, una delicia que se disfruta pero no se requiere para vivir. En medio de la charla, ella recordaba un consejo que su madre le había dado en alguna ocasión, el de sentar cabeza y casarse con un hombre rico; sugerencia a la que esta cantante contestó: “Mamá, yo soy un hombre rico”.

¿Cómo es que ella y mujeres grandiosas que le sucedieron notaron algo tan sustancial que algunas personas todavía no logramos asimilar? Tan bien vestida, tan sexualmente sugerente, poderosa e independiente, y ya nos estaba preparando hace más de dos décadas para una realidad urgente. Las mujeres no se visten para agradar a los hombres, se visten para sí mismas, para dominar lo que desean y generar una presencia irreemplazable en diversos entornos laborales.

vestirte para ti misma celulares

Claro que esta generalización puede resultar un poco peligrosa, pues en ciertas ocasiones o con objetivos muy específicos, por supuesto que la vestimenta también se enfoca en la mirada masculina; no obstante, a lo que nos referimos aquí es a que el físico y su diálogo con las ropas que le cubren deben pasar primero –y pasan– por la aprobación personal. Por el estilo propio, la interpretación de la moda y las exigencias que la mujer se autoimpone, no porque el jefe o el novio dicten las normas.

En otras palabras, las mujeres de hoy no conquistan sólo hombres, se gobiernan a sí mismas y a los contextos que les acogen en un ejercicio libre donde lo más importante es su comodidad. Adiós a recibir cumplidos nada más del sexo opuesto, a pulirse para ser bonitas y no intimidantes, a disfrazarse de hombres en los despachos, a tener un cuerpo de pitillo, a no mostrar la piel por miedo a caer en la “indecencia” y a seguir reglas obtusas que a saber a quién se le ocurrieron.

Por eso, estos looks están pensados no para las chicas que andan tras el marido que las va a mantener en el futuro, sino para las mujeres que…

::

… adoran sus curvas y se ríen de los demás esqueletos en la oficina.

vestirte para ti misma plus size vestirte para ti misma extra

… revisitan tendencias del pasado y no andan de ridículas con prendas, aunque muy a la moda, insostenibles en la vida diaria.

vestirte para ti misma del pasado vestirte para ti misma vintage

… saben que siendo petite, tienen mucho por ofrecer.

vestirte para ti misma petite vestirte para ti misma pequena

… muy a lo Coco Chanel, se visten todos los días para encontrarse con su peor enemiga.

vestirte para ti misma amigas vestirte para ti misma flare

… ponen todo su empeño en robar, principalmente, la mirada de sus amigas y compañeras.

vestirte para ti misma miradas vestirte para ti misma mirar

… no temen ser femeninas en un ambiente profesional.

vestirte para ti misma oficina vestirte para ti misma oficina femenina

… tampoco le ven problema a romper con las exigencias del género.

vestirte para ti misma genero vestirte para ti misma oficina genero
::

Recordemos que a una chica todavía se le juzga más por su vestimenta que por sus logros y está en nuestras manos el hacer que esto cambie, comenzando por la decisión propia, como mujeres, de preocuparnos sí por el outfit que se lleva puesto, pero no con el cometido de congraciar, sino de complementar nuestros talentos, éxitos, idiosincrasias y perspectivas. Quizá para complementar estas ideas te convenga descubrir Qué tipo de vestido necesitas para la ocasión correcta y cuáles son las Blusas y tops que debes tener en tu clóset según tu tipo de cuerpo.



Referencias: