La cultura maya, el nuevo recurso de explotación en la moda

martes, 11 de julio de 2017 13:43

|Eduardo Limon



Es bueno que se vendieran bien. El trabajo fue una bendición y pudimos ganar buen dinero que no habíamos visto en mucho tiempo.

–María Deysi Balam Cuich

No hace mucho fuimos testigos del conflicto entre moda y artesanía mexicana con el nombre de Isabel Marant como headliner. En ese entonces, el alcalde de Santa María Tlahuitoltepec, Erasmo Hernández González, condenaba a la couturer y a toda institución o empresa nacional o internacional que, con fines de lucro, se apropiaran de los elementos culturales que caracterizan a los pueblos indígenas sin dar crédito a las artesanías de dichas localidades. Esto dio paso a que organizaciones se movilizaran entonces en pos de la protección creativa de ciertas comunidades y que varias firmas se anunciaran como paladines del convenio y pago justos para tales sociedades dueñas del diseño original.

louboutin artesanas mayas objetos

La historia la hemos visto replicada en un sinfín de ocasiones. Hoy, el dedo duele más en la llaga con la colaboración entre cien mujeres de Yucatán y Christian Louboutin; la explotación ha adquirido un nuevo rostro y las aclaraciones se esperan todavía tras la revelación más funesta de dicho trabajo. Bajo el encargo de la maison francesa y la consigna de participar en un negocio de responsabilidad social, un grupo de mujeres proveniente en su mayoría de Maxcanú y zonas cercanas como Oxkutzcab, Canek Maní y Xohuayán diseñaron y confeccionaron bolsas con una de las etiquetas más aclamadas en el mundo. El resultado: piezas cuyo valor comercial rondan los 1,500 dólares (28 mil pesos mexicanos) y logró una remuneración para cada maya involucrada de 235 pesos.

louboutin artesanas mayas trio

A raíz de la noticia, usuarios del social media en México y otras partes del mundo estallaron en furia y calificaron de injusto el aprovechamiento del diseñador. Las preguntas se han dirigido en toda dirección para buscar culpables, las respuestas han sido varias e insatisfactorias. Representantes de la Fundación Haciendas del Mundo Maya –la cual fungió como intermediaria en la participación– han alegado que ese pago fue por cada adorno en los bolsos, no por la fabricación de ellos; se concluye que a cada artesana se le remuneró con una cantidad cercana a los 700 pesos.

louboutin artesanas mayas christian

Ante esto, quedan las preguntas: ¿quiénes fueron los directores creativos de la colaboración? ¿Hasta dónde llegó la intervención de las mayas? ¿Quién goza de ese copyright? En efecto, Louboutin aportó los insumos esenciales para el objeto, pero ellas fueron subcontratadas –al parecer– como esa mano trabajadora que no sólo dio eficacia al modo de producción, sino que plasmó identidad y un sistema de saberes que de ninguna manera se les está pagando. Si ellas fueran un grupo de costureras al norte del país, que sólo se encargan de zurcir la etiqueta de la marca o las costuras de sus prendas, sería entendible este esquema laboral, mas no justificable. Sin embargo, las artesanas de Yucatán no se encargaron exclusivamente de esto, dejaron en cada detalle de este producto la carga de su cultura sin ser retribuidas económicamente por la idea y no sólo por la maquila.

louboutin artesanas mayas bolso

Graciela Zavala, colaboradora de la fundación mediadora, argumenta que a las artesanas se les pagó lo que ellas pidieron, pues éstas suelen cobrar por cada detalle 150 pesos en un día normal de venta. Asimismo, especifica que cada bolso para Mexicaba –la línea de bolsos Louboutin de inspiración maya– es resultado de un complejo procedimiento que involucra manos francesas, indias e italianas, además de que el 10 % de las ventas será destinado a la creación de un nuevo taller en Santo Domingo Maxcanú.

No obstante, resta aclarar si estos acuerdos son los más justos que pudo negociar la fundación y hasta qué punto fueron protegidos, comprendidos o respaldados los derechos de autoría sobre la creatividad artística, en aquel tote bag que se advierte mucho más yucateco que francés.

louboutin artesanas mayas mujer

Ahora sólo falta esperar a que todo este despliegue de críticas e información no perjudique al colectivo artesano, el cual festeja a la fecha el éxito de los bolsos y espera una recontratación por parte de este diseñador o algún otro en un futuro próximo.

::

REFERENCIAS:
Eduardo Limon

Eduardo Limon


  COMENTARIOS