INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

MBFWMx P/V2019: Qué debes saber antes de ir a la nueva edición de esta semana

8 de octubre de 2018

Eduardo Limón

¿Qué estamos esperando de esta Semana de la Moda? Esto es lo que debes considerar sobre Mercedes-Benz Fashion Week antes de asistir y comenzar la discusión.

¿Qué debes saber antes de ir a esta edición?


La longevidad, en muchas ocasiones, tiene más que ver con la insistencia –y la resistencia– que con la salud misma. Como cada seis meses, llega el dichoso fashion week mexicano; y éste, junto con todo el escenario de la Moda en nuestro país, es un claro ejemplo de cómo un sector se hace vigente siendo terco, buscando (re)invenciones y, sobre todo, sobrellevando las bondades y equivocaciones de su propio sistema o metodología. Reconociendo que no se está en el mejor estado, pero aferrándose a como dé lugar para alcanzar sus fines.



Con una historia complejísima, el Mercedes-Benz Fashion Week México es el resultado de años y años ensayando lo que sería la plataforma más renombrada del país para la industria. Es un capítulo bastante grueso en el relato de procesos e iniciativas para que la Moda adquiriera poder y, apenas, dibujara los marcos de una funcionalidad y apuesta propositivas, cuando no son rentables. Tan es así, que obvio estas líneas no alcanzarían para narrar cómo es que hoy estamos aquí. Sin embargo, no debemos creer que el MBFWMx ha sido el único ente relevante para las consolidaciones que siempre hemos buscado en el sector. Sí uno de los más fuertes; no el mayor determinante de nuestros factores.


Lo mismo sucede con su validez y efectividad. Si bien podemos asegurar la verdad del fashion week mexicano como una plataforma primordial para lo visible de la escena, queda en el público crítico y los principales actores de la industria –editores, modelos, reporteros, fotógrafos y, especialmente, diseñadores– descifrar la validez de lo ejercido (en este caso) por una marca como Mercedes-Benz para este suceso. ¿Es éste uno de los momentos clave para los circuitos de la Moda? Definitivo. ¿Es el mejor panorama que podemos alcanzar? Jamás; siempre podemos llevarnos más allá.


Para presentar las colecciones de Primavera-Verano 2019, esta edición de MBFWMx se celebrará del 7 al 12 de octubre de 2018. Los registros de prensa y blog tuvieron que hacerse hace semanas, las invitaciones personales ya fueron enviadas y las fiestas están más que agendadas. Durante estos días, la fiesta primordial de la Moda nacional se llevará a cabo y, a continuación, unos apuntes sobre la misma.


::


Entre invitados, inventados y demás especímenes


Los asistentes al fashion week son únicos. Las circunstancias de la industria o la no-industria –depende de qué tan vacío se vea el vaso–, además de nuestra cultura en torno a la Moda y el vestido, tensan los hilos de cómo se ve el público del Mercedes-Benz Fashion Week México. Abramos los ojos: durante esta semana las calles no son tomadas por los fashionistas –si es que la palabra no es muy del Siglo XX ya– y tampoco es que el país entero esté tan al pendiente de lo que hacemos en este círculo. La indumentaria no se rige más por esa fantasía noventera del fashion addict y, de lo segundo, todos los participantes debemos ocuparnos de que la comunicación de este evento rompa sus barreras en un país que sigue viendo a la Moda como algo vacuo.


Ahora, en cuanto a los personajazos que vemos dentro y fuera de cada show, están por supuesto los que se visten para ser ultra-vistos y empujan con ímpetu al street style mexicano –¡gracias!–, los que aparecen amazónicos y como si nunca cometieran acto humano alguno, los que documentamos la Moda en México y hemos adoptado una suerte de uniforme hipercomfortable para sobrevivir a tanto día –jeans, sneakers, básicos y alguna prenda statement–, los que no entienden nada de lo que está sucediendo y se notan incluso incómodos (pero que son bienvenidos, por favor), y claro, aquellos que demuestran su esfuerzo y urgencia por pertenecer al nicho y se inventan personalidades que, en realidad, nunca debieron existir.



De estos dos últimos, ahondemos:


Los asistentes al fashion week en México no son (todavía) los de New York, Londres, Milán o París. Aquí el público de los shows no es necesariamente el comprador objetivo ni el observador iniciado; nosotros estamos un paso atrás, pero sumamente importante. Uno en el cual tenemos a cientos de personas curiosas, ligeramente intrigadas y muy receptivas frente a una pasarela o muestra; oportunidad que se debe aprovechar para sostener un diálogo tácito y entonces entender, por medio de redes sociales o el trato directo, cómo es que podríamos convertirlos en verdaderos interesados del sistema y clientes efectivos del mismo.


Asimismo, quienes acuden al evento con la plena actitud de que sus vidas son a diario una escena de Mean Girls o Scream Queens, sólo se dañan a sí y al circuito. La Moda ha sido desvalorizada justamente por haber jugado este tipo de papeles durante tanto tiempo, y hoy no caben más en lo que la industria quiere transmitir o aspira a ser. Lo mismo sucede con influencers o bloggers que no procuran o promueven aportación otra que no sea números para sus propias redes, enfocándose sólo en los discursos gastados de ¿Qué te hará lucir fabulosa hoy?


::


El calendario de diseñadores o Alicia en la Fiesta del Té 


La agenda del Mercedes-Benz Fashion Week México es, de nueva cuenta, ya conocida. Como en la Fiesta del Té en donde Alicia sólo tenía que cambiar periódicamente de lugar con los locos y empezar una y otra vez la reunión, la Semana de la Moda se ha convertido en un encuentro donde las mismas personas de siempre sólo se mueven en el calendario para justificar cierta novedad.

¿Dónde están las nuevas propuestas? ¿Cómo se convoca e invita a nuevos diseñadores? ¿Por qué hay marcas que han decidido bajarse de la plataforma? Sí, es un gusto ver a Kris Goyri, a Julia y Renata, a Francisco Cancino y demás criaturas consagradas del sector, que iniciativas como Colectivo Diseño Mexicano reúnan a tanto talento nacional en un solo show, pero ¿no es necesario robustecer la cantidad de proposiciones en este espacio? ¿No urgen las aperturas de oportunidad en un terreno aún no-consolidado?



El fashion week en México, institucionalizado o no, licenciado por una marca o no, tendría que inaugurarse y darse en muy distintos senderos para no caer en la monotonía que amenaza con embargarnos. ¿Hacia dónde deberían diversificarse las estrategias del MBFWMx para que cada vez quepan más nombres en una sola agenda? Ese descubrimiento es tarea de todos. Necesitamos que el schedule de la semana se atiborre y no tengamos descanso alguno.


::


Las sedes o Breve Guía para correr por la CDMX


En un ejercicio multivenue por parte del Mercedes-Benz Fashion Week México, la apropiación del espacio público es menester de la industria. La dirección creativa del evento lo entiende a la perfección; sin embargo, en ediciones pasadas el traslado hacia las sedes y la funcionalidad de las mismas dejaron a varios con el ceño fruncido. 



¿Qué debemos esperar, entonces, de las sedes durante esta edición? Un análisis, al parecer, mejor estructurado entre venue y marca, así como un desplazamiento más concienzudo entre ubicaciones.


El grueso de los desfiles se encontrará, al final de la semana, en el Ex-Convento de San Hipólito al centro de la CDMX; asimismo, la consistencia de shows en un mismo sitio se hace evidente y regresa a los espacios cerrados –suponemos mientras se afina la logística para lugares públicos–. El Four Seasons, el Auditorio Blackberry, la Rotativa El Universal, Galería Luis Adelantado y Galería OMR albergarán las primaveras del diseño mexicano.



Asombra y crea expectativas que Armando Takeda y Pineda Covalín se presenten en el Bosque de Chapultepec. Cómo se dispondrá del espacio y por qué se eligió a éste para que ambas firmas presentarán allí sus propuestas, despierta el interés de varios. Ojalá dicha decisión sea buen augurio para la marca creada por Cristina Pineda y Ricardo Covalín; por otro lado, la incertidumbre no cabe bajo el nombre de Armando.


::


Así, el fashion week comienza en la ciudad y todo apunta a que, como es usual, comienzan las valoraciones y reconsideraciones en torno a la Moda mexicana; una industria que debemos asegurarnos de que sea entendible y asequible para el público en general, con tal de generar mejores empleos y mayores independencias entre el consumidor mexicano y el mercado internacional. La prosperidad de este sector y su avance, así como de un funcionamiento ideal y la inversión tan necesaria para ello, dependen en mucho de qué tan bien dialogue una marca con México y cómo el resto de sus participantes sepamos comunicarle. De lo contrario, esto seguirá siendo la reunión de los amigos de siempre

TAGS: México historia de la moda Grandes Diseñadores
REFERENCIAS:

Eduardo Limón


Editor de Moda

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

La especie de enanos que se extinguió misteriosamente Fotografías de Mark Allen Johnson sin censura de cómo es estar en una cirugía de reasignación de sexo Amor, sexo y discriminación: cómo es la vida de las personas trans en Argentina en 17 fotografías de Kike Arnal Pasos para elegir tu outfit si tienes un Tinder date Trucos de maquillaje que nos enseñaron las chicas asiáticas Quiénes son y dónde se encuentran los supuestos neonazis mexicanos

  TE RECOMENDAMOS