PUBLICIDAD

MODA

El misterioso anillo de Selena Quintanilla; quizá viviría si no se lo hubiera quitado

El anillo fue pieza importante en el caso, por el simple hecho de que Selena lo tenía en su mano durante sus últimos minutos de vida

Después de casi 27 años del asesinato de Selena Quintanilla, tenemos algunas dudas y especulaciones de su caso, pues al tratarse de una muerte tan repentina hace que nos genere confusión sobre ciertas situaciones como el misterioso anillo que llevaba en sus últimas horas de vida y que ha llamado bastante la atención por lo que simbolizaba para ella; además, de su desconocido paradero.

El majestuoso anillo que presumió en sus últimas sesiones de fotos fue un regalo de su propia asesina, Yolanda Saldívar, la mujer que al día de hoy cumple una condena de cadena perpetua por haberle quitado la vida a la Reina del Tex-Mex. El último rastro del anillo son dos fotos Polaroid que con el paso del tiempo se han ido lastimando tanto, que apenas es una idea de cómo era.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El misterioso anillo de Selena Quintanilla

Según el documental “Murder Made Me Famous”, el anillo desempeñó un papel importante en el asesinato de la Reina del Tex-Mex, pues no solo se trataba de un regalo de la misma persona que le arrebató la vida, sino porque el día del incidente Selena no lo traía puesto. Tal parece que la artista lo llevaba cargando en la mano, lo que dio a conocer que las cosas no estaban bien con Yolanda. Al momento en que Selena se lo quitó y le dijo que ya no quería mantener su relación ni como amiga, ni como empleada, fue la detonante para que Yolanda perdiera la cabeza y le disparara.

"Creo que si ella (Selena Quintanilla) no se hubiese quitado el anillo, no estaríamos hablando de esto hoy" Menciona Carlos Valdez, fiscal que lideró el caso. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Meses antes de su muerte, su confidente Yolanda Saldívar había ido a la joyería de Phillip Randolph, con un pedido especial de la cantante, pues según ella, su jefa le había dicho: "Si miras un huevo Fabergé, me lo compras". Los coleccionaba y “solo le faltaba el anillo” mencionó en una entrevista. Así Yolanda consiguió una sortija de oro 14 quilates, con tres letras S (de Selena) en cada lado y coronada con 52 diamantes sobre los que descansaba un huevo Fabergé de oro blanco.

A principios de enero del 1995 la joya estuvo lista, por lo que Yolanda, en nombre de todos los empleados de las boutiques Selena y demás. Claro que en su momento a la intérprete de “Amor prohibido” le encantó, según lo aseguró su ahora viudo Chris Pérez, en su libro “Para Selena con amor” y ella quiso que se lo ajustaran para usarlo en el dedo índice y que luciera más cuando ella tomaba el micrófono en el escenario.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Quién pagó por el anillo?

El misterio en todo esto está en quién pagó por la sortija, aunque se sabe que Saldívar utilizó las tarjetas de crédito de su jefa para saldar la deuda de aproximadamente 3,600 dólares, pues el principal diseñador de las tiendas, Martín Gómez, dijo a la prensa que nunca hubo una colecta para tal anillo.

También Saldívar insinuó que fue otra persona: el cirujano plástico Ricardo Martínez quien lo pagó; sin embargo, él lo negó públicamente. Lo único que sabemos es que el día que Yolanda la asesinó Selena tenía el anillo en su mano.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Dónde está el anillo de Selena Quintanilla?

Hasta el día de hoy se desconoce el paradero del anillo de 52 diamantes. En el momento de los hechos, la cantante corrió por su vida y en el camino dejó tirados su maleta, celular y bolso Chanel, pero lo único que no soltó fue el anillo con su huevo Fabergé. Según el paramédico Richard Fredrickson, uno de los primeros en intentar salvar la vida de la cantante, dijo bajo juramento que cuando llevaba el cuerpo de Selena en ambulancia rumbo al hospital, intentó “ponerle un suero en el brazo izquierdo pero no podía”. Entonces, la tomo del brazo derecho, para ver si lograba sentir una vena y cuando la movió, “le abrí la mano y el anillo cayó al suelo de la ambulancia.", dijo.

Cuando la artista estaba en manos de los cirujanos, Fredickson recogió el anillo y lo entregó en una gasa a las autoridades. Lo que después pasó con él es un misterio, ese dato solo lo conocen Abraham Quintanilla, su esposa Marcella Arriaga y sus dos hijos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En el museo de Selena, en Corpus Christi, se encuentra la exhibición del porche que conducía la cantante, sus vestidos y la colección de huevos Fabergé. No hay rastro del anillo. Algunos rumores indican que el papá de Selena decidió arrojarlo en el Golfo de México.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD