NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

15 looks que seguramente usaste cuando tenías 15 y hoy te dan vergüenza

11 de diciembre de 2017

Eduardo Limón

Outfits y prendas que nos hicieron sentir como los personajes más gloriosos de la historia, pero que hoy no inspiran más que autocompasión.



La adolescencia fue dura y, al parecer, nosotros nos empeñamos en hacerla más difícil. Todos los que nos jactemos –o sonrojemos– de ser millennials, unos seres que vimos la luz de este sistema solar por primera vez entre 1980 y, aproximadamente, 1993 o 1995, presenciamos el auge y el declive del video, de la telefonía, del almacenamiento digital, las comunicaciones en general y los espectáculos destinados para el público joven. Sobre todo, la evolución de la moda cataclísmica de los años 80, el auge del fast fashion, los looks DIY y los estilos cada vez más urbanos o disidentes. En suma, todo un escenario que sirvió para la construcción y deconstrucción de nuestras apariencias, haciéndonos lucir esporádica y ridículamente exagerados, casi grotescos a raíz de un cluster sin ton ni son, e incluso amorfos o faltos de identidad en un momento de transición.


Aunque este espectro generacional abarca hoy un gran tramo de edades, se ha caracterizado principalmente por personas que a la fecha rondamos de los 25 a los 30 años; los millennials se personifican ahora por hombres y mujeres que nos hallamos en una edad profesional e íntima de smartphones, nubes de datos y prendas que juegan con la sofisticación y el streetstyle más sugerente de todos. Seres que fuimos permeados hace diez o quince años por el emo rock, los revivals del grunge, un pop matrimoniado con los shows más cheesy de la tv, tonos casi infantiles en las estrellas del cine y kilos y kilos de denim por todos lados; especialmente si era en jeans acampanados.


Si te identificas en este sector, es fácil entonces que también veas tu adolescencia en los siguientes looks. Vestimenta que a la distancia, procuran más vergüenzas que buenos recuerdos, a pesar de que las dulces memorias de la juventud pueril invadan a su vez las fotografías que tomaste con tus cámaras de 3 megapixeles.


::


Lentes blancos y en un blackout que te dejaba ciego al quitártelos.



Aretes de brillantes en las orejas de muchos hombres.



Collares enormes que pesaban más que tu masa muscular.



Flequillos transversales muy emo y teñidos de colores que considerábamos rebeldes.



Aretes estilo candelabro que te daban una apariencia hippie chic y Miami girl de miedo.



Leggings o jeans debajo de faldas cortas y repletas de estampados.



Pantalones cargo y tan bajos que nuestras nalgas quedaban al descubierto.



Gorras Von Dutch. Porque usar las playeras no era suficiente.



Largas maxifaldas que pertenecieron a una década boho chic que preferiríamos no recordar.



Cinturones o fajas de apariencia bélica, casi gitana, que te hacían ver como un personaje de Final Fantasy.



Cadenas en nuestros jeans y carteras enormes con sellos como ECKO o FUBU.



Pequeñas chaquetas de mezclilla robadas de la sección infantil en alguna tienda departamental. En ocasiones, de manga corta muy a lo Paris Hilton.



Faldas de rufles o tableadas. Mismas que pensábamos increíbles para ir de antro.



Tracksuits de terciopelo; en algunos momentos, tan acampanados como los jeans que usabas para ir al colegio.



Tenis extremadamente planos y de futbol rápido que brillaban en colores grotescos.



::

¿Pudimos haber sido más eclécticos? Quizás. Pero afortunadamente no; nuestra transición de rock garage y pop meloso a estilos que marcaban el origen de un protohipster pudo resultar en apariencias más caóticas. Sin embargo, no sucedió. Y hoy podemos decir que somos la mejor versión existente de nuestra generación; con todo y que seguro nos veremos en un futuro con ojos de condescendencia otra vez.


*

Ahora lee:


7 lecciones de estilo que aprendimos de FRIENDS y nunca pasarán de moda

Qué tipo de comprador eres según tu sexo y personalidad


TAGS: Ideas para looks historia de la moda outfits
REFERENCIAS:

Eduardo Limón


Editor de Fotografía y Moda

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Guía masculina para sentirte fresco si odias el calor Cómo saber si eres víctima de abuso psicológico en tu relación de pareja 8 razones por las que los productos orgánicos mejorarán tu salud La explicación científica detrás del mito de la sangre azul Cosas que no sabías sobre Ron Howard, el director de 'Han Solo' Cómo funciona la mente de un envidioso

  TE RECOMENDAMOS