"Me siento sexy": aprendió a amar sus vellos en el pecho y los presume orgullosa

"Me siento sexy": aprendió a amar sus vellos en el pecho y los presume orgullosa

Por: Dulce García -

Adiós estereotipos, a esto le llamo 'amor propio'

Sí, señores, las mujeres tenemos vellos. A veces grandes, obscuros y en todo el cuerpo, así como ustedes, habrá hombres que tengan menos, delgados o escasos. Es algo normal, natural e incluso saludable, porque no solo están ahí por la evolución, también nos protegen de factores externos como cambios de temperatura y hasta de infecciones.


Esther Calixte-Bea es una artista canadiense de 24 años que tiene más vellos en el pecho que la media de las mujeres; porque sí, también tenemos vellos en el pecho pero unas más que otras. Siempre fueron un conflicto para ella y los escondía o depilaba por años. Hasta que un buen día decidió aceptar su cuerpo como es y quitarse la vergüenza para llevarlos con actitud.

“No quiero que sigan siendo un obstáculo”, dijo.

Empezó a publicar sus imágenes en redes sociales sin temor al qué dirán porque es cierto que muchos se atreven, a través de una pantalla, a criticar y lanzar comentarios hirientes. Esther siempre tuvo el apoyo de su familia y muchas mujeres cercanas y que la acababan de conocer en redes sociales.

  Relacionadoa-los-hombres-no-les-atraen-cuerpos-delgados-prefieren-curvasmodaLos hombres no quieren cuerpos delgados; ellos prefieren un cuerpo real con lonjitas

  Relacionadomujeres-comparten-fotos-de-su-cuerpo-natural-sin-depilarseestilo-de-vidaMujeres comparten fotos de su cuerpo al natural luego de un mes sin depilarse

Afortunadamente estamos viviendo un momento donde los estándares de belleza están quedando atrás, o al menos se está luchando por normalizar los cuerpos naturales, femeninos y masculinos. La imagen de 'mujer perfecta' cada vez se va modificando más a una chica con cuerpo normal y saludable, dejando atrás los estándares inhumanos que se nos impuso por años.

Lo que más le causaba inseguridad a Esther eran sus vellos, en las axilas, brazos, espalda y pecho. Los odiaba y era blanco de fuertes burlas. Fue muy difícil aceptarse en esta sociedad tan cruel donde tenía que nadar contra corriente. Al comienzo se obligó a salir a la calle con shorts cortos y sus piernas con vellos. Soportó miradas, comentarios e insultos. Le afectó tanto que incluso en algún momento pensó en la posibilidad de quitarse la vida.

vellos en el pecho

Después logró acostumbrarse y ver su cuerpo hermoso. Esther es otra. Entendió que sus vellos no eran un 'problema', se trataba de genética, herencia familiar. La vuelven única y especial. 

“Vengo de la tribu W en Costa de Marfil y las mujeres en la época de mi tatarabuela eran muy peludas, lo que era visto como algo bello. Me ha tomado gran parte de la vida aceptar mi cuerpo y asumir quién soy. Redefiní la palabra “belleza” para mí misma y ya no dejo que la sociedad me la imponga. Yo decidí lo que la belleza es para mí”, dice orgullosa Esther.

Aprendió a dejar de odiarse y todos los días amarse un poco más. Hoy está muy orgullosa de todo su cuerpo y lo presume en redes sociales como lo que es: un templo. 

vellos en el pecho

Abraza lo que antes le causaba inseguridad y comparte su experiencia para todas las mujeres que estén atravesando por los malos momentos que desafortunadamente también tuvo que vivir.

  Relacionadoizzie-rogers-dejo-de-preocuparse-por-el-acne-y-ahora-es-felizmodaDejó de preocuparse por su acné, lo amó y presume orgullosa en redes sociales

  Relacionadomodelo-de-piel-albina-ruby-vizcarraestilo-de-vidaElla aprendió a amar su piel albina y ahora es un gran ejemplo de amor propio

También podría interesarte:

10 señales de que no te amas a ti mismo y no te habías dado cuenta

Cómo comenzar a tener amor propio

5 formas en las que puedes demostrarte amor propio

Referencias: