Claves para entender tus insaciables ganas de comprar en temporada de descuentos
Moda

Claves para entender tus insaciables ganas de comprar en temporada de descuentos

Avatar of Estefanía Mendiburu

Por: Estefanía Mendiburu

27 de septiembre, 2017

Moda Claves para entender tus insaciables ganas de comprar en temporada de descuentos
Avatar of Estefanía Mendiburu

Por: Estefanía Mendiburu

27 de septiembre, 2017

Sucede más a menudo de lo que piensas. De pronto no se trata de vivir, respirar, disfrutar las cosas que el mundo tiene que ofrecerte, sino de comprar. En ese sentido, puedes llegar a pensar que es posible comprar tu felicidad. Tal vez eso fue lo que le sucedió a la modelo haitiana que llegó a México para comprar un bebé colombiano. Pero la idea central de este artículo apunta hacia lo más material, a necesidades y ambiciones generadas por mecanismos muchas veces difíciles de identificar, del tipo que suele afectar a algunos viajeros y sus repentinas ansias por comprar cosas que no deberían. Cuando te preguntas por qué no puedes dejar de comprar, es muy probable que la respuesta esté escondida en la psicología y no sólo en tu lista de deseos. Tal vez la razón para ir a aprovechar el área de descuentos es porque parece ser la mejor decisión que has tomado los últimos meses. La realidad es que todo está en la cabeza. La psicología de los descuentos es la principal herramienta de mercadotecnia para realizar campañas de fin de temporada.

La red y la proliferación de ropa barata han hecho que comprar se convierta en un pasatiempos, cuyo punto no es qué compramos, sino el acto de ir de compras. Parte de la satisfacción de esta actividad viene de saber que aprovechaste una oportunidad única. Poco importa si te gusta o si realmente lo vas a usar. Importa la creencia de que fue toda una victoria.


El efecto del rojo en las etiquetas


Claves para entender tus insaciables ganas de comprar en temporada de descuentos 1


El solo efecto del color rojo en las etiquetas atrae nuestra atención. Según la profesora Nancy Puccinelli, experta en psicología del comportamiento de los consumidores, en hombres detona la creencia de que es una buena decisión la que están haciendo si contrastan las etiquetas con precios regulares en negro y precios en rojo. Las mujeres tienden a estar más alertas y ser más críticas de lo que está pasando. De todas maneras ambos géneros comprarán si su estado de ánimo es propicio. Muchas personas compran porque se predispusieron a esto. Tal vez no hubiera sido tu primera elección lo que está de rebaja, pero las etiquetas rojas te convencieron.

Añadido a estos efectos visuales, se suma un ingrediente que en décadas pasadas no existía: las redes sociales. La consultora Deloitte anunció en un estudio que 47 % de los millennials ha comprado bajo la influencia de ellas. Las celebridades de Facebook e Instagram hacen que las personas se pregunten cuánto deben tener. Abren el clóset y se comparan con las personalidades de moda, cuyos armarios lucen interminables y están llenos de artículos de marcas. En un intento por imitarlas, compran más fast fashion del que deberían. April Lane menciona en su libro To Buy or Not To Buy: Why We Overshop and How To Stop que la búsqueda de una identidad se ha convertido en la búsqueda de cosas materiales.

Es muy válido ir de compras en cualquier momento del año. Sin embargo, se ha creado una demanda de producto inmensa, con sistemas insustentables. Es mala para la mente y peor para el planeta. ¿Qué pasa con toda la ropa que no se vende? Todo ese inventario que no salió de la tienda, ni en el outlet, termina en donación a organizaciones de caridad o a veces va directamente a rellenos sanitarios. Algunas marcas optan por destruir la mercancía antes de que se le dé un uso que pudiera dañar su imagen. La moda puede ser creatividad y expresión, pero lo cierto es que se ha vuelto totalmente desechable con un consumo de lo barato e inmediato.


La vida después de la moda


Claves para entender tus insaciables ganas de comprar en temporada de descuentos 2


Algunas tiendas en Estados Unidos están saturadas de ropa, más de la que podrían manejar. La que no aceptan va probablemente a parar a la basura, donde habrá ropa y zapatos que no se descomponen fácilmente. No obstante, existen iniciativas interesantes, como Bring It On, de H&M, sobre el reciclaje de ropa. También The North Face con Clothes In The Loop. Esta historia no tiene que acabar mal a juro. Sólo considera estas claves y consume de una manera inteligente, no desinformada. La moda es la oportunidad de proyectar tu identidad, pero este objetivo no debe alcanzarse a costa de malas prácticas.

El problema se reduciría si la demanda disminuye. No compres 40 piezas de mala calidad, sólo porque intentas estar a la par con lo último que viste en Instagram. Te lo vas a poner menos veces de las que va a estar "de moda". Conoce las consecuencias. Investiga sobre opciones de cómo revertir ese ciclo. Pierde el miedo a transformar tus prendas, comprar de segunda mano y vender aquello que nunca te pusiste antes de tirarlo a la basura. Convierte ese error culposo en un acierto placentero.

***

Aún puedes lucir bien sin necesidad de arruinar el mundo. Prueba estos looks si eres un hombre seguro de ti mismo y si necesitas saber qué atuendo llevar en una primera cita, échale un vistazo a estos estilos.


Referencias: