PUBLICIDAD

MODA

¿Por qué usamos tacones? La historia de los stilettos

Los stilettos se llaman así por un hombre que los inventó, pero fue una poderosa mujer la que se los apropió para lucir más imponente.

Los tacones de aguja, también conocidos como stilettos, son una prenda que no todo el mundo se atreve a usar: se requiere de un equilibrio casi sobrehumano para no caerse al menos una vez, además de que modifican la postura al caminar, al grado de ocasionar problemas de espalda. Y es que, a diferencia de las botas de la canción que dice these boots are made for walking, los stilettos no fueron hechos para caminar, sino para realizar maniobras ecuestres. Y su nombre se le debe a un diseñador italiano.

Giacomo Pirandello, Barón de Stiletto, fue el comerciante que inventó los zapatos para ayudar a los jinetes a ajustar los estribos. Desde el siglo XV los hombres utilizaban calzado de tacón como parte de sus actividades de caballería. Alrededor del siglo XVII decidieron que los tacones les gustaban por lo bien que se veían, más allá de su funcionalidad. Sí, los hombres fueron los primeros en usar stilettos... y en amarlos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Los stilettos de Giacomo Pirandello fueron la base de los tacones de aguja como los conocemos ahora, pero pasaron gradualmente de ser una prenda considerada de hombres a una de mujeres. Conforme pasaron los años y la moda se inclinó hacia estilos más elegantes para las mujeres, y más sobrios para los hombres, los tacones también pasaron a ser “vulgares” para ellos.

La primera mujer que usó unos zapatos de tacón fue Catalina de Médici, quien se casaría con Enrique II de Francia, y quería tener el poder ella misma. Ella sabía que su futuro esposo estaba muy enamorado de Diane de Poitiers, quien era mucho más alta que ella. En su boda, además de un hermoso y opulento vestido con incrustaciones de joyas, usó unas zapatillas altas fabricadas por un zapatero de Florencia. Para entonces ya existían las plataformas, pero era muy difícil caminar con ellas; así se le ocurrió agregarle un tacón a la parte trasera de los zapatos, de manera que el frente se mantuviera igual.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

A mediados del siglo XX, los stilettos se volvieron muy populares en Estados Unidos y Europa, con diseños de Roger Vivier y André Perugia. Hubo una “breve” pausa durante la era de los Beatles, cuando los tacones pasaron de moda temporalmente, pero las mujeres que disfrutaban usarlos se encargaron de mantener la tendencia viva. En 1974, Manolo Blahnik introdujo una nueva versión con tacón de aguja y más tarde, a inicios de los 80, se volvieron un calzado “de oficina” para las mujeres.





Podría interesarte
Etiquetas:Moda
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD