Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

MODA

Las 5 prendas básicas para esta temporada y que ya tienes en tu clóset

Por: Eduardo Limón 7 de septiembre de 2017

«La señora Dalloway dijo que ella misma compraría las flores». Con esa frase, que parece una decisión banal, pero en realidad es un statement fundamental para la vida de quien la enunció, Virginia Woolf comenzó su novela más citada y revisitada entre los amantes de la literatura. Y qué tiene esto que ver con moda o con la decisión de cuáles prendas comprar y cuáles no, te estarás preguntando; y si bien no podemos asegurar que la trama de este relato se desarrolle en otoño –de hecho es un día de junio– o se centre en los rituales de armario de una mujer, lo que sí podemos decir es que resulta perfecta para estos días ocre que se avecinan en términos de estilo y personalidad. Podemos aprender mucho de sus líneas para esas urgencias fashion que nos apremian.

¿De dónde tomar esas pistas? Clarissa Dalloway vivió este episodio literario en una fresca mañana cuando, seguramente, nada más que el frío aire de la ciudad entra por la nariz y la emoción de los cielos impredecibles estruja el corazón. La gran protagonista woolfiana parece, en este relato, aventurarse al día más caótico de su realidad en un contexto de vientos errantes y relojes que marcan el porvenir. La mujer que acapara estas páginas sostiene en su desarrollo la imperiosa necesidad de decidir y reflexionar en torno a sus más íntimas condiciones.

He ahí el punto clave de Dalloway y el horizonte desde el cual debemos captarle. Su fortaleza y resolución, su capacidad de dar un vuelco a sus tardes a partir de los fallos más simples, pero más profundos al alcance. De los recursos que incluso ya estaban en su interior.

Justo así se mueve el armario propio. En una serie de decretos que ya estaban allí, pero no nos habíamos percatado. En una colección de pensamientos que no habíamos dejado en libertad, pero claman su momento de emancipación. Justo como las tendencias más obsesivas de este otoño y que, por seguro, ya habitan en tu clóset y sólo hace falta desatar; esas piezas que se doblan como estruendosa campanada y no dejan más opción que escucharles en una tarde de nubes abigarradas.

En un viaje que matrimonia al presente con el pasado, muy a lo Clarissa Dalloway, escucha lo que estas empolvadas prendas tienen para decirte esta temporada.

::

Botas rojas. El cuero rojo estuvo muy presente en los 70, seguramente algún ímpetu secreto te hizo conseguir botas durante los 2000, el urban cowgirl pudo arrojarte en 2016 para adquirir un par y la campaña de Fendi este otoño te las ha traído de vuelta. No te resistas. Ya contábamos con ellas; déjalas ser mediante tus acciones.

Round Bag. En un camino permeado por el orientalismo del Siglo XX y sus cruces con el minimal de los 70 y las últimas temporadas, el bolso redondo –así, simple y de líneas definidas– es una conexión con toda narrativa en tu clóset y en la historia que no puedes dejar pasar.

Pendientes XXL. Tu abuela ya tenía unos, tu madre guardó algunos y tu yo del 2016, en total fascinación por el maximalismo, consiguió otros cuantos. Este otoño 2017 estos gigantes del accessorize no tienen pretexto para no resurgir del ayer y hacerte tomar las medidas más arriesgadas del hoy.

Prints florales. Algo de barroco y un tanto de Alessandro Michel dan como resultado la apuesta más furiosa para un fin de año: flores y más flores. En contraposición a los designios naturales, elegir un estampado “primaveral” es la acción crucial que tanto esperabas y que no sacrifica inversión alguna en tu armario.

Camisa blanca. Líneas puras y deseo arquitectónico que nunca mueren. La clásica white shirt se renueva y es osadía que nunca cansa, pero definitivamente todo lo transforma.

::

«Inventamos la mejor parte de la vida (…) inventándonos a nosotros mismos, inventándola a ella, creando un entretenimiento exquisito y algo más». Y así como lo logra Clarissa Dalloway en un flujo de pasado y presente, de revisitaciones y flashbacks, de ayeres que también son ahoras, tienes la misma oportunidad de construir algo maravilloso y trascendente a partir de lo propio, pero que sólo faltaba te detuvieras a (re)descubrir.

**

Ahora lee:

El accesorio que todas las mujeres usan para demostrar su fuerza

La prenda que da pie al machismo y la xenofobia del nuevo milenio


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: