6 prendas que sólo puede utilizar una mujer que sabe de moda

Martes, 19 de diciembre de 2017 19:52

|Alejandro López

¿Cuáles son los 111 objetos y accesorios que han tenido un impacto más profundo en el mundo occidental durante el siglo XX y XXI?



La moda nos define. Más allá de las pasarelas, de la alta costura, de las tiendas de fast fashion o las pretensiones de status, el sustento material que vestimos y calzamos a diario atraviesa nuestra existencia. Sin importar si se trata de una producción de masas en un país del sureste asiático donde las leyes son laxas y permiten mano de obra infantil o casi esclava, o una pieza haute couture fabricada a mano durante semanas con un pantone personalizado, las prendas que llevamos puestas son un reflejo de sus consecuencias sociales, políticas, económicas, ambientales y artísticas.


Existen algunas piezas cuyo impacto trasciende el momento de su lanzamiento y comprende mucho más que simples trozos de algún material unidos por el trabajo conjunto entre hombre y máquina. A través de una investigación de más de dos décadas, Paola Antonelli, Curadora Senior del Departamento de Arquitectura y Diseño del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) y un grupo de especialistas en la materia se preguntaron cuáles son los 111 objetos y accesorios que han tenido un profundo impacto en el mundo durante el siglo XX y XXI. El resultado de tal investigación es Items: Is Fashion Modern?, una exposición que analiza la moda en términos de modernidad e impacto en el presente. Éstas son algunas de las prendas más emblemáticas desde entonces:


-

Petite robe noire



Versátil, atemporal y diverso: la primera versión del little black dress apareció en la portada de Vogue de octubre de 1926, firmada por Coco Chanel. A partir de entonces, cada firma ha tratado de crear su propio pequeño vestido negro manteniendo las características que lo convirtieron en una prenda no solamente imprescindible, también tan elegante, apropiada y casual como amerite la ocasión. Hoy es una prenda esencial que no puede faltar en un guardarropa femenino.


-

Biker Jacket



Un símbolo de rebelión contra lo establecido y al mismo tiempo, elegancia. En 1925, la pequeña firma Schott NYC fue la primera en integrar un cierre a una chaqueta de cuero. Tres años más tarde, nacía la primera biker del mundo, la Perfecto jacket. Su durabilidad, pesadez y el innovador corte pronto hicieron que esta prenda encontrara caminos mucho más amplios que los que se recorrían en motocicleta. De Marlon Brando a uniforme policial, del punk a las supermodelos y del grunge a las pasarelas de lujo; esta prenda admite casi cualquier clasificación que se le otorgue.


-

Denim jeans



No hace falta mayor presentación para la prenda más utilizada en la actualidad. Remontarse a sus orígenes fabriles de arduo trabajo y durabilidad es tirar de un ícono de la moda para contar la historia social contemporánea y muy especialmente de la segunda mitad del siglo XX. No basta con contar con al menos un par en el clóset, también experimentar con los colores, cortes, las texturas, manchas, el desgaste natural y la multiplicidad de presentaciones que unos jeans tienen para ofrecer.


-

Pencil skirt



La revolución del New Look de Christian Dior (1947) convirtió en tendencia las faldas amplias, que partían de la cintura y caían hacia el infinito, ensanchándose en distintos niveles de plisados que obviaban la cadera y se concentraban en la parte baja de las piernas: sin embargo, llevó a Dior a proponer cinco años más tarde una fórmula revolucionaria: recta, entallada y asombrosamente simple, con una caída hasta las rodillas que obliga al cuerpo a resaltar lo mejor de sí; la falda lápiz es la prenda inmortal de la línea H del diseñador francés.


-

Hoodie



Una sudadera amplia, con gorra y un bolsillo en el centro que permite meter ambas manos en él, no más. Las hoodies nacieron en la década de los 30, cuando Champion lanzó al mercado una sudadera deportiva e informal, de bajo costo y pensada para la clase trabajadora. Con el correr del siglo XX, esta prenda se asoció con los barrios más marginados y en los 70 se encontró de lleno con la explosión del hip-hop. Pronto, break dancers, artistas del graffiti, DJ’s y raperos comenzaron a utilizarla como un elemento de identidad. En la actualidad son un símbolo de protesta contra la brutalidad policial desplegada contra los afroamericanos en los Estados Unidos, en especial después de la muerte de Trayvon Martin, un joven que fue ultimado únicamente por “parecer sospechoso” para un agente por traer puesta una hoodie.


-

Sneakers



El básquetbol ha jugado un papel esencial en el calzado deportivo, especialmente cuando las cualidades por las que se utilizaba en la duela se llevaron a las calles. De la misma forma que las hoodies, los sneakers (especial énfasis en los AF-1 de Nike) se hicieron parte de la cultura del hip-hop después de que, en 1982, fuera lanzado el primer modelo de Air Force One al mercado.


*

Ahora lee:


Los momentos más sexistas en la historia de la moda y sus consecuencias actuales

El verdadero lujo de la moda que nunca podrás pagar


REFERENCIAS:
Alejandro López

Alejandro López


Editor de Historia y Ciencia
  COMENTARIOS