PUBLICIDAD

MODA

4 formas en que 'Sex and the City' inspiró nuestros outfits

El tutú rosa que usa Carrie Bradshaw al inicio de Sex and the City costó sólo 5 dólares y fue elegido por la propia actriz en un showroom neoyorquino. Además, durante la emblemática toma, hay un error del que quizá nunca te habías percatado; el autobús que moja accidentalmente a Carrie, viene lleno en la primer toma y en la segunda, está vacío.

 

Sex and the City es quizá uno de los gustos culposos más extendidos sobre el planeta tierra. La aparente superficialidad de temas, la banalidad de las conversaciones entre cuatro amigas, la frialdad con la que son tratados los temas sexuales pero lo meloso que se habla del amor la coloca como una polémica serie que más de uno niega haber visto.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sin embargo, lo que es innegable es que es un referente de una generación y que, aún ahora, sigue influyendo en nuestra vida. La manera como vestimos es un ejemplo de ello, por eso a continuación te presentamos las formas en que cada una de las protagonistas siguen presentes en nuestros armarios.

::

El tutú de Carrie Bradshaw

 

«Los hombres demasiado guapos nunca son demasiado buenos en la cama porque no necesitan serlo».

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

El tutú del que hablábamos al comienzo es, sin duda, uno de los símbolos indiscutibles de la rubia escritora. Con esta prenda de uso diario comprendimos que podemos usar lo que nos de la gana mientras tengamos la actitud para hacerlo.

-

Los jumpsuit de Samantha Jones

 

«El sexo con un ex puede ser deprimente. Si es bueno, te deprimirás porque es algo que ya no tienes en tu vida, y si es malo, simplemente te habrás acostado con un ex».

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

Además de ver cualquier situación con un ácido sentido del humor, con Samantha aprendimos que un jumpsuit puede ser el mejor aliado a la hora de vestir. Es sexy, cómodo, práctico y fabuloso, justo como ella. Una mujer que tiene claro que es la única responsable de proporcionarse su propio placer.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

-

La sobriedad rosa de Charlotte York

 

«Tal vez nuestras amigas sean nuestras verdaderas almas gemelas y los hombres sólo gente con quien divertirnos».

 

Aunque la dulzura e ingenuidad de Charlotte pueden ser su cualidad más estimada, su visión ante la vida y las relaciones llega a rayar en lo ridículo. Sin embargo, ella nos muestra a la mujer prototípica y tradicional que todas luchamos por dejar de ser. Su look sobrio en formas y largos así como el uso uniforme de colores es un elemento que continúa presente.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

-

El cabello corto de Miranda Hobbes

«Quiero disfrutar de mi éxito, no disculparme por él».

 

Estar al borde de la locura por ser madre sucede, y está bien. Eso es algo que aprendemos de Miranda Hobbes quien es, quizá, la mujer más "real" de las cuatro. Nadie como ella parece tener los pies bien fijos sobre la tierra y entender que ninguna relación vale más que la estabilidad propia. Y, por cierto, que tener una vida y luchar por metas personales no está mal aunque todo el mundo diga lo contrario.

 

::

 

Además, aprendimos que los colores intensos, los enormes abrigos y todo luce mejor en tacones.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Es verdad que la serie estadounidense ganó enormes y nutridas críticas por reforzar la idea de las mujeres cuyo eje central serían los hombres y la moda, siendo completamente indiferentes a cualquier cosa fuera de ellas mismas —como cuando unos manifestantes lanzan sangre a Miranda por usar un abrigo de piel—. Sin embargo, lo que es absolutamente indudable es que marcó a una generación de mujeres que tenían mucho que decir sobre el sexo de manera abierta y que comenzaron a mirarse a sí mismas como sujetos deseantes y no sólo como objetos de deseo.

 

Si quieres saber más sobre moda, descubre los looks que debes intentar inspirándote en Cara Delevingne y descubre los Outfits que usaban las Spice Girls y están por regresar.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD