Tipos de brochas que debes tener para maquillarte como una experta

Jueves, 21 de diciembre de 2017 12:42

|Diana Garrido

Antes jugábamos con el maquillaje y las esponjas, hoy lo usamos como realmente se debe... ¿o no?



De pequeñas, muchas de nosotras esperábamos entusiasmadas la llegada de los Reyes Magos. Dejábamos una carta inmensa en un zapato perfectamente limpio debajo del árbol con un par de galletas –nunca está de más una ayuda extra– y, claro, poníamos toda nuestra fe en los tres reyes del Medio Oriente, mismos que vendrían con costales llenos de regalos, esperando que dentro de esa bolsa inmensa se encontrara un juego de maquillaje para ser igual a mamá.


Esos maquillajes apenas pintaban; eran sombras de colores con algunos brillos y tonos diferentes, pero era lo más cercano que podíamos tener a un maquillaje. Estos empaques tenían un brocha que más bien parecía esponja y, al aplicar el maquillaje sobre los ojos o las mejillas, se rompía en pequeños trozos que terminaban siendo un fino polvo que se quedaba pegado en la piel pintándola por más tiempo del que debería. Aun con ello, era el juguete que más deseábamos tener.



Ahora, sabemos que no basta con una esponjita que nos embarre la pintura en los ojos y el "labial" en la boca, y es que si dejamos el maquillaje de juguete en el pasado, ¿por qué no hacer lo mismo con los accesorios y aditamentos para aplicar el maquillaje? Las esponjas sólo dañan la piel y el maquillaje mismo. Sin embargo, son tantas brochas y aditamentos que se nos dificulta saber cómo y para qué se usa cada una, pero es mucho más fácil de lo que parece, sólo sigue esta pequeña guía y aprende a usarlas como experta.


::


Base


Aplicar la base con los dedos es lo peor que puedes hacer, ya que sólo lo esparces mal, te contagias de bacterias que puedas llevar en las manos, abres los poros y los infectas. Para ello, debes usar una brocha de cerdas abundantes:


  • Planas y tupidas: se usa para esparcir la base de manera uniforme.
  • Esponjas: no son las mismas que venían en los juguetes. Son de materiales más resistentes, y si lo harás con una de ésas, es mejor que apliques la base con pequeños golpecitos y nunca embarres.
  • Diferentes tamaños: las cerdas pueden tener diferentes tamaños para las pieles con marcas de acné.



-

Blush


En la actualidad el blush no se aplica en los pómulos y ya. Por lo general se usa para iluminar el rostro, afilarlo y darle un tono rosado natural. Para aplicarlo se deben usar cerdas tupidas y cortas.


  • Kabuki: es una especie de brocha con cerdas realmente pequeñas y son muchas, se hace como una bola, ésta se usa para abarcar todo le pómulo sin que se quede una plasta de color.
  • Cepillo: las cerdas son más bien planas, por lo que debe usarse para las mejillas y no para los pómulos, ya que marcaran una línea rosada en ellas para hacer más delgado el rostro.



-

Labios


Por lo general se usa para delinearlos más que para rellenar, por ello, hay que usar pinceles con una punta firme. Procura no aplicar directamente la barra en los labios o de lo contrario podrías contaminarla y contaminar tu propia boca. Es mejor tomar un poco con un pincel y aplicar lo que requieras ya en los labios.


  • Pinceles con cerdas delgadas y punta firme: esto es para que haya mejor definición con la pintura y puedas aplicar justo lo que quieres o necesitas.



-

Cejas


En ocasiones sólo las rellenamos con sombra de ojos y cualquier pincel o brocha. De igual manera, tenemos cierta fascinación por rellenar los huecos en la ceja con delineador ya sea negro o café; aunque es una buena idea, no es lo correcto ya que sólo se verá una mancha oscura. Lo correcto es usar pintura en gel para cejas y un pincel especial.


  • Pinceles con corte biselado: estos ayudan a definir mejor la ceja ya que no tienes que sufrir con las cerdas flojas y tampoco con un pincel más grueso que tu propia ceja.



-

Ojos


Aquí es donde muchas chicas usaban la esponja de los juguetes para aplicarlas, lo cierto es que los maquillajes reales también incluían un aplicador similar. Con el tiempo nos damos cuenta de que no es la mejor forma de usarlo, se necesitan pinceles y brochas para darle mejor difusión a la sombra.


  • Brocha plana con punta redonda: se usa para los colores oscuros que van en la parte superior del párpado.
  • Brocha plana con punta: no debe ser tan pronunciada, es más bien redondeada para aplicar las sombras más claras.



-

Polvos


Ya sea para aplicar el polvo para sellar el maquillaje o para aplicar los polvos traslúcidos, se necesita algo más que la esponja que traen los productos. Se requiere de una brocha voluminosa.


  • Brocha grande y circular: el secreto está en aplicar todo el polvo alrededor del rostro de una sola pasada. Así el producto dura más y es mucho más uniforme.



::

No necesitas de nada más que práctica y concentración. Tal vez eras una experta con los maquillajes de niña, eso puede ser un buen augurio para la forma en que aplicas tus cosméticos en la actualidad. Basta con que uses las brochas correctas para evitar accidentes y malas jugadas. Recuerda a la niña que eras y dale otra oportunidad de jugar.


**

Si quieres un look natural, olvídate de estas tendencias y luce fabulosa sin maquillaje.


Diana Garrido

Diana Garrido


Articulista
  COMENTARIOS