INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

14 camisas que toda mujer puede usar si ya esta cansada del blanco

30 de noviembre de 2017

Diana Garrido

No recurras a la misma camisa blanca tradicional, mejor cambia por una menos aburrida, que te divierta y te haga ver bien.



Si fueras hombre y en este momento estuvieras quitándote el saco y recogiendo tus mangas, tendrías que verificar que no hubiera mujeres alrededor o de lo contrario, estarías vendiendo tu cuerpo a todas y cada una de ellas; esta consideración informal o de ofensa era clave hace muchos años, cuando un hombre se quitaba el saco a media reunión o cuando iba por la calle mostrando la camisa, un sinfín de elucubraciones se arrojaban en su contra. Afortunadamente hoy no es así. A finales del siglo XIX, los hombres de clase alta usaban camisas blancas como señal de elegancia y posición social, ya que en aquellos años sólo la clase alta podía tener una buena higiene con su ropa y, por lo consiguiente, nadie lograba mantener la ropa blanca, salvo ellos. Pero era de ese color porque se consideraba una prenda interior.


De este modo, cuando los hombres llegaban a quedarse sólo con la camisa, debía ser en presencia de otros hombres o solos, puesto que era un insulto a las damas de alta sociedad. Conforme el tiempo fue avanzando, las camisas blancas dejaron de ser un símbolo de la ropa interior y se convirtieron en la prenda elegante por excelencia. Así, tanto hombres como mujeres la portaban con el fin de demostrar su clase y educación, aunque seguían sin despojarse de los abrigos en frente de personas del sexo opuesto, más por pudor que por moda.



Sin embargo, ya en el siglo XX, en los años sesenta, las mujeres comenzaron a rebelarse en contra del protocolo; portaron camisas de hombres para decirle a la sociedad que se necesitaban menos reglas absurdas y mayor equidad, por lo que era muy común ver en las calles a las muchachas enfundadas en estampados diversos que demostraban su valor y libertad. Características que nos heredaron y que podemos seguir emulando dejando la camisa blanca atrás, demostrando que si es una prenda que dejaba en vergüenza a quien la portaba sin nada encima, entonces no vale la pena usarla.


::


Mezclilla


Este material se usa en diferentes prendas. Una de las más populares ha sido siempre la camisa al estilo vaquero, misma que se puede combinar con casi todo. Con una falda de piel, una de lápiz, con un short, jeans, baggie... con todo. Atrévete a usarla desabrochada de algunas partes y con prendas o zapatos con los que pensarías que no luciría correctamente.



-

Rayas


No importa cómo sean éstas, verticales harán más larga tu figura, mientras que las líneas horizontales ensanchan el cuerpo. Elige las que más te gusten o las que más necesites. Combina con pantalones lisos o de un sólo color para evitar confusión debido a los estampados.



-

Cuadros


Las camisas de leñador son un clásico en el guardarropa de hombres y mujeres, no tengas miedo de usarla con faldas, jeans o shorts, no la combines con los clásicos tenis. Atrévete a ponerle tacones o unos flat. Combina con una t-shirt divertida debajo o un bralette.



-

Flores


No son exclusivas de los hawaianos y sus camisas veraniegas, las puedes llevar en tus propias shirts y portarlas orgullosa. Así como hay una gran variedad de flores en la naturaleza, existe una amplia gama de camisas inspiradas en y por flores. Combina con la prenda que se te ocurra, pero procura que sean colores brillantes o diferentes a los que comúnmente observamos como el azul típico de la mezclilla, el caqui o un gris. Opta por rosas, morados o verdes.



-

Psicodelia


Como los hippies de los sesenta, usa camisas degradadas y con estampados psicodélicos. Hazle un homenaje a los años de la libertad y el amor con una camisa que puedes mantener ceñida a tu cuerpo o dejarla holgada con la intención de emular las prendas flojas de aquella época.



-

Naturaleza


Ponte camisas que tengan algún elemento natural como mariposas, animales o plantas. Te verás bien, lucirás fresca y cambiarás el estilo de la camisa blanca, ya que la mayoría suele ser de ese color. Combínala con accesorios discretos para que llame la atención por sí sola y no la opaquen otros componentes.



-

Bicolor


¿Para qué elegir entre blanco o negro si puedes llevar los dos al mismo tiempo? Opta por una camisa que se divida en dos colores, como solía llevarse en los ochenta. La mayoría de estas camisas ayudan, puesto que puedes llevar calzado que combine con uno de los colores y el otro seguirá viéndose bien.



-

Camisa vestido


Puedes comprar una camisa oversize, unas tallas más grandes o una de tu novio y conviértela en vestido, es decir, úsala de tal manera que luzca como un vestido. Llévala con sneakers o tacones. Incluso puede ser una prenda formal, más que la camisa en sí.



-

Divertidas


Lleva camisas estampadas con detalles divertidos como dinosaurios, emojis o cactus de diferentes tamaños y colores. No dejes nunca tu espíritu infantil. Al contrario, trata de involucrarlo en tu vida diaria, puedes agregar accesorios igualmente diferentes, como un collar de ojitos móviles, una pulsera con zapatos de Barbie o un collar de Pokémon. Eso hablara de lo divertida que eres.



-

Off the Shoulder


Las camisas convencionales son aburridas, qué mejor que cambiar el estilo de la misma por algo que esté más en tendencia, por ejemplo, deja libre tus hombros, que respiren y tú luzcas natural. Es una forma muy diferente y única de usar una camisa.



-

Boho Chic


Este tipo de camisas son favorables para la figura, ya que disimula un poco la pancita. Con ella te sentirás un poco más libre y cómoda, además de que será una forma inusual de portar una. No importa el estampado o la tela, combina con un par de jeans de mezclilla convencional o una falda de tubo. Usa accesorios pequeños o de lo contrario se verá como un look exagerado y cargado.



-

Asimétrica


El street style nos trae muchas sorpresas cada vez. Una de ellas es la camisa de corte asimétrico, mismo que luce diferente y pronto se pondrá en tendencia. Consiste en cruzar la camisa y abotonarla del otro extremo. Llévala a la oficina o a un evento informal. La puedes combinar con un par de baggies, una falda o unos jeans convencionales. Procura llevar tacones o sneakers.



-

Colores


Esta es la opción más sencilla. Sólo cambia el color de tu camisa. No importa si tienes 5 modelos iguales, con que cambien de color es suficiente. Pueden ser amarillas, rojas, rosas, verdes, lila... no importa, ten una para cada ocasión.



-

Transparencias


Las camisas también pueden lucir sexy con transparencias que dejen ver parte de tu piel, puedes cubrir la parte de enfrente con un top o un bonito bralette, pero al mismo tiempo puedes dejar libre tu ombligo o una parte de la espalda.



-

No recurras a la misma camisa blanca tradicional, mejor cambia por una menos aburrida, que te divierta y te haga ver bien. Úsala como mejor te acomode y procura llevar siempre tu estilo impreso en ella. No olvides que la que debe sentirse a gusto eres tú. Quizá termines poniendo tendencia como ocurrió en los sesenta. Usa la moda y las camisas a tu favor.


**

Combina tu camisa en cinco looks que están en tendencia y puedes darle algunos consejos a tu novio para que ambos lleven con estilo la camisa.


TAGS: Tendencias de moda Mujeres con estilo Mujeres
REFERENCIAS: Pinterest

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

‘Tuyo’, la historia detrás de la canción principal de la serie ‘Narcos’ Una contra sociedad en toda regla: breve historia de Tepito Qué es el analfabetismo funcional y porqué casi la mitad de la población en México lo padece Stan Lee: Datos que solamente un verdadero conocedor sabe del padre de los cómics Viajar para olvidar no es un mito, es la nueva cura a todos los males Consejos para comprar inteligentemente durante el Buen Fin

  TE RECOMENDAMOS