Moda

16 consejos para las mujeres con cabello esponjado

Moda 16 consejos para las mujeres con cabello esponjado

No puedes hablar de cabello esponjado si no eres Mia Thermópolis.



Justo antes de ser presentada a la sociedad, la princesa de Genovia fue sometida a un proceso de cambio físico que implica depilación, lentes de contacto, manicure, mascarillas y el control de su esponjado cabello.


Este último paso es uno de los más dolorosos para la chica, quien se deja "consentir", aunque es más bien una tortura. Para continuar con su martirio, el experto procede a cepillar su esponjada y larga cabellera, pero se encuentra con una maraña inmensa que atrapa su cepillo y no lo suelta hasta que éste se rompe.


Dale play en el minuto 1:25



Ok, tal vez tú no tengas el mismo problema capilar que Mia en El diario de la princesa, pero seguramente te sientes exactamente como ella cada que te miras al espejo y notas que de nueva cuenta el clima, las prisas y tu poca paciencia —por no decir nula—le jugaron una mala pasada a tu melena. Ahora es una enorme y abultada masa de pelo de la que quizá ni siquiera estabas consciente, pero no te queda más que cepillarlo a la fuerza, tratar de arreglarlo con agua, con gel o cualquier tipo de laca que te ayude a aplacar su necedad o con jalones innecesarios, pero nada funciona...


O eso crees.


Aunque seguro quieres un Paolo que te ayude con un cambio de look, desgraciadamente, no lo puedes tener. Por ello, debes optar por otras soluciones posibles, por ejemplo, los siguientes 16 consejos que te serán de utilidad si es que tu melena no logra mantenerse en paz y se burla de ti a cada momento, pero recuerda que cada cabello merece cariño, respeto y un tratamiento único.


post-image


::


Enjuaga con cerveza luego de un baño caliente


Esto hará que se vuelva manejable y gracias a las vitaminas propias de la cerveza mantendrá hidratada la raíz, lo que hará que la forma del cabello se mantenga en su lugar por más tiempo.


Tip: hazlo 2 veces a la semana.


post-image


-

Usa aceite de coco o de oliva para peinar


Ambos son muy grasosos, por lo que deberás utilizar muy poco. Pon cantidades pequeñas en tus yemas y esparce desde las puntas a la raíz. Evitarás el frizz de manera natural y te dejará un olor muy suave en toda la melena.


Tip: divide el cabello en secciones y aplica en cada una de ellas gradualmente.


post-image


-

Aplica una mascarilla natural


Mezcla una cucharada de mayonesa y medio aguacate. Enseguida envuelve en una gorra plástica de baño y pon encima una toalla caliente. Deja actuar por 20 minutos y enjuaga con agua tibia.


Tip: repite diario por una semana cada mes.


post-image


-

Usa una loción antisponge natural


Mezcla miel de abeja y agua mineral. Vacíala en un atomizador y aplica cada mañana antes de bañarte desde la raíz. Puedes poner un poco más en tu cabellera a lo largo del día.


Tip: cuando apliques en la raíz deberás poner una gran cantidad de la mezcla y enjuagar, pero durante el día sólo pon un poco de ella y lava antes de dormir.


post-image


-

Péinalo con trenzas


No importa si son dos, tres o varias. Aprovecha que tu cabello es lo suficientemente amplio para crear peinados. Recuerda que entre más abundante sea tu cabello, mucho más fácil será crear nuevas formas en él.


Tip: cuando lo sueltes no lo cepilles y opta por lavarlo enseguida.


post-image


-

Recógelo en un chongo


Elige la altura que más te guste y cambia de look. Con el peinado alto puedes ir más elegante y si eres más bien romántica, elige un moño bajo.


Tip: si lo dejarás alto, será mejor que lo cepilles menos y si te gustan los cambios, combina con un turbante.


post-image


-

No lo cepilles en seco


Esto sólo hará que se haga frizz y se esponje mucho más. Si lo piensas cepillar hazlo inmediatamente después del baño y con un cepillo de pocas cerdas y plano.


Tip: aplica una crema para peinar previamente y no des más de tres cepilladas.


post-image


-

Usa crema para peinar y evita el frizz, además lo nutres y lo dejas suave


Es quizás el consejo más común y sencillo, pero no está de más recordarlo. Puedes usar una crema antisponge que te ayude a mantener el control del cabello.


Tip: aplícala con el pelo un tanto húmedo, no mojado ni seco.


post-image


-

No abuses del calor


Si vas a usar plancha, no uses secadora y al revés. Evita utilizarlas todos los días.


Tip: si vas a secar tu pelo con calor es mejor que cuando salgas de bañarte lo envuelvas en una camiseta de algodón; sólo así lograrás que se absorba la humedad de manera sana para tu cabello.


post-image


-

Plancha tu cabello por partes


Si deseas llevarlo lacio será mejor que dividas tu melena al menos en 3 partes. Si es muy esponjada puedes seleccionar más mechones. Empieza por la parte inferior y comienza a plancharlo sin tocar la raíz. Procura que esté completamente seco y antes aplica alguna mascarilla que lo cuide del calor.


Tip: cada que sueltes un mechón planchado, dale unos segundos para que respire y no te provoque sudoración.


post-image


-

Sécalo con aire frío


Si no puedes dejar la secadora o necesitas usarla por motivos de tiempo, lo mejor es que la uses en las temperaturas más bajas y lo seques, de igual manera, por partes. Sin embargo, procura no hacerlo cuando sepas que saldrás a un clima muy helado o muy cálido o podrías resfriarte.


Tip: seca primero las puntas, que son las más difíciles.


post-image


-

No consumas alcohol


El alcohol reseca la piel, por lo tanto, el cuero cabelludo sufrirá de resequedad y a su vez, cada uno de tus cabellos se volverá más seco creando en conjunto una cabeza esponjada.


Tip: alterna tu bebida con vasos de agua, así tu piel y cabello no sufrirán tanto.


post-image


-

No laves tu cabello todos los días


Casi todos los shampoos, cremas y mascarillas contienen sal. Este ingrediente reseca el cabello y por lo consiguiente tendrás una cabeza esponjada.


Tip: si crees que tu melena no está limpia por dejar de lavarla, puedes mojarla mientras te duchas y darle un masaje sin jabón o shampoo para eliminar las grasas extras y los residuos de polvo y contaminación.


post-image


-

Crea tu propio shampoo antisponge


Sólo tienes que mezclar 4 o 5 cucharadas de aceite natural (de coco, oliva y almendras) con tu shampoo y aplicarlo como normalmente lo haces.


Tip: enjuaga rápidamente y concluye tu ducha, no te mantengas mucho tiempo bajo la regadera.


post-image


-

Corta tu cabello en capas


De preferencia que sean dos y no muy marcadas. Al mismo tiempo puedes pedir que te quiten volumen.


Tip: el cabello crece más rápido de lo que parece, por lo que si quieres mantener un pelo volátil debes cortarlo al menos una vez al mes.


post-image


-

Bebe agua


El cabello, al igual que la piel, se debe mantener hidratado; lo ideal es beber más de 2 litros diarios y mantenerse en constante hidratación comiendo frutas y verduras de manera abundante.


Tip: además de los dos litros diarios, agrega un vaso más cada día sin exceder de tres extras.


post-image


::


Recuerda que el cabello esponjado es sólo una señal de que le falta hidratación o incluso de que necesita un corte —casi— urgente. Esto es normal en las chicas cuya melena es realmente abundante como la de Mia Thermópolis, pero eso no significa que deba mantenerse de esa manera. Una cabellera abultada causa calor, incomoda y las personas la jalan, la enredan o la lastiman sin querer. Evítalo siguiendo estos concejos que son realmente sencillos y luce más guapa con un pelo abundante, pero aplacado.



Referencias: