Moda

8 consejos para aclarar tu rostro sin que se note

Moda 8 consejos para aclarar tu rostro sin que se note

Ni mascarillas ni tratamientos interminables: con estos trucos tendrás de uno a dos tonos más claros.



Presionar el paladar con la punta de la lengua hará que tu papada disminuya. En un sólo instante, tu cara se verá más delgada. Si, además, sujetas con tus muelas la parte interior de tus mejillas —suavemente, sin morderlas—, tus pómulos se verán más reducidos. Hacer ambas cosas al mismo tiempo hará que tu cara se vea mucho más afinada.


¿Porqué querrías saber algo así? No lo sabes, pero ya lo estás intentando.


Quizá fue esa misma curiosidad la que te trajo a este artículo. Saber cómo blanquear tu rostro no es algo que te cambie la vida o algo que necesites para sentirte mejor, pero probablemente querrás intentar estros trucos alguna vez sólo para darle más luz a tu rostro y tener una piel más radiante.


::


Usa ampollas flash


post-image


Aplicarlas trae un efecto inmediato: la piel se ve más luminosa, firme y tersa. Lo único que tienes que hacer es limpiar bien tu rostro como de costumbre. Luego, poner unas gotitas de este producto en las palmas de la mano y frotarlo un poco. Posteriormente aplicar sobre la piel con pequeños golpecitos. Listo, puedes usar tu maquillaje como acostumbras teniendo un efecto de luminosidad.


-

Elige el tinte correcto


post-image


El color de tu cabello hace que tu piel se perciba con más o con menos luz. Un simple cambio de tinte puede hacer toda la diferencia. Si eres de piel fría puedes usar tonos rubios, y si es cálida, rojizos.


-

Mezcla tu base con crema hidratante


post-image


Ya tienes tu maquillaje de siempre. Ahora, puedes bajarlo muy tenuemente para que la diferencia de tonos no sea muy notoria. En la misma cantidad de base que te pongas, agrega unas gotitas de crema hidratante y úsalo como acostumbras.


-

Maicena


post-image


Esto va a matar dos pájaros de un tiro: aclarará levemente tu tono de maquillaje y hará que te dure por más tiempo. En tu maquillaje de siempre, agrega un poco de harina maicena y revuelve.


-

Usa más corrector


post-image


No te limites sólo al área de las ojeras, también pon unas líneas en la frente, en los pómulos, la nariz y la barbilla. Con suaves toques difumínalo y sobre ello sólo usa polvo traslúcido.


-

Labiales


post-image


Si usas un tono muy oscuro de labial, por contraste, tu piel se verá más pálida. Sin embargo, para que no obtengas una apariencia poco balanceada es mejor optar por un color carmín claro o un pétalo de rosa.


-

Polvos traslúcidos


post-image


Usa polvos translúcidos claros para dar más luz a tu rostro. Nuevamente, no olvides colocarlo también en el cuello y en el escote si es que lo tienes al descubierto.


Extra tip:


-

No lo apliques sólo en la cara


post-image


Si pones en práctica estos trucos pero sólo en el rostro, parecerá que traes una máscara. Asegúrate de difuminar bien el maquillaje hasta tu cuello, y si tienes escote o los hombros descubiertos es buena idea que lleves hasta ahí el producto. Tampoco descuides las orejas y la parte superior de tu frente. 


::


Sé consciente de los límites; aunque tengas la inquietud de aclarar tu piel, no podrás hacerlo de manera drástica— al menos no si buscas hacerlo de manera natural—. Lo recomendable es que, máximo, bajes dos tonos del color natural de tu piel, no más.


Pero, sobre todo, es necesario que aceptes tu tono de piel tal como es y sólo hagas esto de manera extraordinaria; no está bien intentar ocultar todo el tiempo quién eres. Nada hay de malo con tu tonalidad, ámala tanto como a ti misma.



Referencias: