¿Cómo lograr que un vestido sexy sea la mejor venganza contra tu ex?

Jueves, 10 de agosto de 2017 18:02

|Olympia Villagrán


El día que el príncipe Carlos de Gales confesó públicamente su romance con Camilla Parker, con quien engañó a Lady Di y por la mujer que se separó el matrimonio real, la princesa Diana decidió vengarse de la mejor manera. Ella acaparó las pantallas de las televisiones británicas durante la fiesta anual de Vanity Fair y no permitió que el amorío de su exesposo le robara protagonismo, pues él transmitió la noticia por la red ITV de Reino Unido el mismo día que ella apareció ante los medios. ¿Cómo lo hizo? La princesa de Gales eligió un LBD fulminante para presentarse en el evento con una sonrisa deslumbrante y una estilizada figura que gritaba "estoy mejor sin ti y esto es lo que te perdiste".



"La venganza del vestido", como la llamaron en Marie Claire, fue la más inteligente y afortunada presentación con la que la princesa Diana pudo haberse vengado de su infiel exmarido. El escote en V, la asimetría del dobladillo sobre sus piernas y la sutil sensualidad de sus hombros descubiertos se convirtieron en el arma más poderosa con la que Lady Di aniquiló, sin misericordia, al que no supo valorar a la mujer que tenía a su lado.


Diana era un princesa, pero eso no tuvo nada que ver con el éxito de su revancha. De hecho, cualquier mujer –princesa o no– puede aprovecharse del arma más poderosa para vengarse de su ex: la moda.




¿Cómo hacerlo?


Para usar un look a tu favor y en contra de quien te rompió el corazón, no sólo debes ser inteligente sino meticulosa. Cada detalle cuenta: el color, la textura, el escote y estilo de una prenda; los zapatos que elijas, el número de accesorios que lleves, la forma y el tamaño de tu bolsa, y lentes de sol; así como la mirada y la fuerza con la que camines justo a su lado para que él note el dulce aroma de tu venganza, todo determinará el resultado de tu venganza.




¿Qué usar?


No hay nada tan infalible como un LBD, pero todo dependerá de lo arriesgada o discreta que quieras ser. El rojo lo volverá loco, pero también te exigirá una seguridad nunca antes vista. Las telas ajustadas le darán un plus a tu outfit, pero una caída clásica te sumará elegancia. Para elegir entre una u otra opción debes preguntarte, ¿qué impresión quieres dejar en él?




¿Cuándo aplicar la venganza?


No existe un momento exacto; podría ser en un evento donde sepas que coincidirán o en algún lugar del que estás segura que él sigue frecuentando. Puedes ir sola o acompañada, de día o de noche; lo único que importa es estar convencida de que deseas que él te anhele de regreso y que no lo conseguirá. De nada sirve contonearte como una estrella de Hollywood en un Valentino color champagne si no te resistirás a hablar con él.




¿Cuál es el vestido perfecto?


Cada estilo te dará una esencia distinta, ni mejor ni peor, sólo diferente. Justo en esta ocasión, la de "encontrarte casualmente" con tu ex, la cualidad que debes destacar es tu sex appeal. ¿Por qué? Los hombres actúan por instinto, para ellos no es tan importante un recuerdo romántico, sino la forma en que tu espalda se curveaba cuando hacían el amor; así que elige el vestido que te haga ver más sensual.




¿Qué no debes hacer?


Nunca trates de parecer alguien que no eres, el objetivo es hacer que te extrañe y desee como nunca, mas no que te confunda con alguien más. Jamás te cruces con él sobre un par de heels que no dominas y menos forrada en un trozo de tela que apaga tu piel o que resalta tus defectos. Si no te sientes cómoda y convencida con tu look, en lugar de venganza todo resultará un desafortunado accidente.




Mírate al espejo, si por tu cabeza pasa un "Creo que es demasiado sexy...", ese es el vestido perfecto para tu venganza.


-


Salir a la calle maquillada y peinada a la perfección, sobre stilettos y entre una delgada capa de tela que resalta nuestras curvas no es difícil, lo más complicado es actuar como si ya nada nos importara, como si él ya no nos doliera. Pasearnos frente a sus ojos es sencillo, pero sonreír para fingir que la ruptura no nos lastima más es un reto. Así que si de todas formas nos va pesar su partida, superemos el duelo en tacones y a la moda.

Olympia Villagrán

Olympia Villagrán


Editora de Estilo de Vida y Diseño
  COMENTARIOS