Música

10 genios de la música electrónica

Música 10 genios de la música electrónica



La música electrónica ha sido objeto de debate desde sus inicios, ya que los "puristas" de la música (lo reconozco, he sido de ellos) la hemos calificado de no requerir formación musical académica o conocimiento de instrumentos ("Basta con tener una computadora para hacerla"). El problema es que muchas veces la música electrónica popular es la que merece esos adjetivos. Esa música de fiesta que es repetitiva, cansada y que, en su gran mayoría, todas las canciones se parecen o tienen el mismo estilo.

Pero no toda la música electrónica es así, existen algunos artistas que disfrazados bajo el adjetivo de electrónicos hacen música que merece respeto y cuya calidad es incuestionable. De algunos de ellos me ocuparé ahora.

Aphex Twin

Coachella Valley Music And Arts Festival 2008 - Day 1

Es el nombre artístico del irlandés Richard D. James, quien comenzó la grabación de su primer disco cuando tenía tan solo 14 años. Aphex comenzó con dos álbumes ambientales que son indispensables en el género. Tras alejarse un poco del género (jamás lo ha abandonado por completo) ha publicado cuatro discos calificados como IDM, que sería en español: Música para bailar inteligente. El género es un tanto ridículo, pero la música de James sí es inteligente (no tanto bailable) e incluso ha incluido piezas de piano que parecen música clásica. Un genio indiscutible, descrito por The Guardian como: "La figura más influyente en la música electrónica contemporánea". 

Kraftwerk

Kraftwerk
Posiblemente el grupo (o artista) más influyente en la historia de la música electrónica son los alemanes de Kraftwerk. Su música es electrónica en esencia pero ha incluido elementos de música clásica (algunos de sus miembros fueron estudiantes de Karlheinz Stockhausen) y por música rock (tipo Can o Neu!). Han grabado desde el inicio de la década de los 70 hasta el 2003, aunque siguen activos. Me atrevo a decir que todos los nombrados en esta lista han sido influenciados por ellos en algún momento. 

Autechre

Autechre
Es el nombre del dúo inglés de Rob Brown y Sean Booth. Sus primeros trabajos fueron de la primer música en ser catalogada como IDM. La música al inicio era una mezcla de techno con elementos de house y electro pero conforme han avanzado los años se han hecho cada vez más complejos con percusiones intrincadas y muy experimentales, de tal magnitud que se ha comparado su música con la de compositores como Iannis Xenakis o Karlheinz Stockhausen.

Boards of Canada

Boards of Canada
Dúo escocés que se compone de los hermanos Michael Sandison y Marcus Eoin Sandison. El trabajo de Boards incluye influencias de los inicios de Aphex Twin y de la música de sintetizadores de los 70’s. Su música es melancólica y, no siempre, buena para reflexionar; aunque tienen canciones más agresivas y movidas con beats muy procesados y sonidos distorsionados. 


The Orb

The-Orb-
Se fundó como un dúo por los ingleses Alex Paterson y Jimmy Cauty aunque ha habido cambio de miembros a lo largo de su existencia (al día de hoy están Paterson y Thomas Fehlmann). Su música es catalogada como ambient house y sus presentaciones visuales han sido comparadas con las de Pink Floyd, razón por la cual (además del sonido trippy que los caracteriza) los han llamado "el Pink Floyd de los noventa". Pese a que su música es electrónica las influencias de la banda se extienden a la psicodelia y al movimiento hippie y esto se puede notar en varias de sus canciones. 

The Black Dog

The Black Dog
Al igual que Aphex Twin y Autechre, el trío inglés que originalmente consistía en Ken Downie, Ed Handley y Andy Turner (los últimos dos componen a los igualmente recomendables Plaid) es considerado uno de los pioneros del IDM. Su música es un techno con constantes cambios de tiempo, sincopas y una combinación de samples y melodías. 



Baths 

Baths
Es el nombre artístico de Will Wiesenfeld, californiano que estudió música clásica. Su música ha sido catalogada como IDM (para variar) aunque ha sido mejor definida (dentro de lo que cabe) como chillwave, que es un género que mezcla gran cantidad de efectos, sintetizadores, loops, samplers, etc. La música de Baths va desde lo muy tranquilo hasta lo más movido y bailable. También hay que reconocer que Will canta en un buen falsetto

The Field

the-field
Bajo este nombre se encuentra el sueco Alex Willner. Su música es techno pero extremadamente minimalista (existen canciones de más de 10 minutos de duración cuyos cambios son prácticamente nulos). En ocasiones incorpora guitarras, bajo y batería a su música atmosférica y lenta. A pesar de lo minimalista que es, su uso de samples es genial. 

The Future Sound of London 

The Future Sound of London
Es el nombre de los mancunianos (no londinenses) Garry Cobain y Brian Dougans. Han sido catalogados como ambient desde sus inicios pero siempre han agregado elementos de otros estilos como el house, el acid y el trip hop. La gran mayoría de sus álbumes han recibido críticas especializadas muy positivas y han publicado también bajo otros nombres. 

Daft Punk

daftpunk
Sin duda los más famosos de la lista, el dúo francés que componen Guy-Manuel de Homem-Christo y Thomas Bangalter ha gozado de popularidad desde que sacaron su sencillo Around The World en 1997. Su música inició como house pero ha pasado al disco y al dance-rock y ha incluido  la frecuente colaboración de otros artistas. Pero su mención en esta lista se debe, principalmente a sus primeros dos álbumes, que son muy buenos trabajos. 

*Para la realización de la lista me centré en artistas que (Daft Punk excluido y posiblemente, Kraftwerk) no han recibido mucho reconocimiento entre las masas. También excluí a los artistas que, aunque también vale la pena su mención (Depeche Mode o New Order, entre ellos) se concentran más en hacer música con sintetizadores que con computadores o samples además de que también utilizan una instrumentación más rockera (Kraftwerk utilizó esta instrumentación pero alejándose mucho de lo que es llamado rock). Tampoco incluí artistas del trip hop (Massive Attack, Portishead) ya que el género es un tanto complicado y requiere de canciones puramente electrónicas, así como de complejos arreglos orquestales.


Referencias: