Música

10 momentos en que Jimi Hendrix demostró que era el mejor guitarrista del mundo

Música 10 momentos en que Jimi Hendrix demostró que era el mejor guitarrista del mundo




El 10 de enero de 2016, Inglaterra se enteró de una de las noticias más tristes: uno de sus músicos favoritos había fallecido. En cuanto la noticia de la muerte de David Bowie se hizo pública, la gente se enteró gracias a las aplicaciones de noticias que hoy te mantienen informado en tiempo real acerca de los más importantes acontecimientos. Algo similar sucedió el 23 de julio de 2011. Los medios de comunicación dieron a conocer la muerte de Amy Winehouse tan rápido que en pocas horas eran pocos los que no sabían de la muerte de la cantante. Incluso hay quienes recuerdan el momento en que al estar viendo MTV un fatídico cinco de abril de 1994, la programación fue interrumpida para dar la noticia de que Kurt Cobain había muerto. Estos eventos contrastan con lo que le sucedió al escritor Ed Vulliamy, quien en 1970 se enteró de la muerte de Jimi Hendrix algunos días después gracias a que una revista impresa con la figura del guitarrista llamó su atención mientras él salía de clases.

Hablar de la muerte de Jimi Hendrix es recordar uno de los más tristes episodios en la historia del rock. Hendrix, uno de los más famosos del club de los 27, tenía tal destreza en la guitarra que hoy es difícil que lo comparen con otro músico. Es fácil halagar ese sonido característico e incomparable; confundirlo con la furia de una deidad o de un tifón, pero más que hablar de su estridente distorsión, es mejor demostrar, a través de su vida, lo que hizo que Hendrix sea el mejor guitarrista que ha existido.

frases rock jimi hendrix


Desde el inicio de su vida Hendrix demostró tener la habilidad musical tatuada en su espíritu. La poética leyenda cuenta que su primer instrumento fue un ukulele del que se sostenía una sola cuerda. Sea o no cierto, la realidad es que el músico aprendió a tocar la guitarra de forma autodidacta, por lo que sus maestros eran las personalidades del radio, sobre todo la música de Elvis Presley. En su juventud, con la experiencia adquirida, Hendrix fue guitarrista de Little Richard, Curtis Knight y más artistas.

Al decidir que la música sería su profesión, intentó fallidamente tocar en el circuito artístico de Nueva York, pero el sonido (un fuerte blues arraigado) no era lo que la escena buscaba. Fue hasta que en el Cafe Wha?, Chas Chandler, bajista de The Animals, vio a Jimi Hendrix. Al principio no le pareció algo sorprendente, pero cuando vio al guitarrista tocar con los dientes y también ejecutar perfectamente mientras sostenía la guitarra atrás de la cabeza, supo que había encontrado a la próxima gran estrella. 


jimi hendrix


Gracias a eso, Hendrix supo que a pesar de que la música que tocaba era completamente estadounidense, su futuro estaba en otro lado. El 21 de septiembre de 1966, siendo prácticamente un desconocido en Estados Unidos, Hendrix aterrizó en Londres, lugar en el que el blues era mucho más apreciado. Pronto se hizo amigo de The Beatles, The Who y muchas otras personalidades de la música, quienes lo apreciaron en cuanto escucharon lo que era capaz de producir con una guitarra. 

La estancia de Hendrix en Londres duró el resto de su vida, en palabras de Ed Vulliamy: 
"Durante esos tres años y 362 días viviendo en Londres, Hendrix había conjurado con su visión y sentido del sonido, su personalidad y genialidad la música de guitarra más extraordinaria jamás ejecutada, el más notable paisaje sonoro jamás creado; de eso hay pocos argumentos en contra. La opinión varía sólo sobre el efecto que su música tiene en la gente: euforia, miedo, la estimulación sexual, la sublimación, el disgusto todos o ninguno de ellos—, pero siempre deja con la boca abierta de asombro".





Fue en esa época en la que Brian Jones, otro trágico miembro del grupo de los 27, entre lágrimas dijo acerca de la guitarra de Hendrix y lo que lo hacía sentir: "It’s what he does, it chokes me” (Es lo que hace, me asfixia).

Si el testimonio de uno de los más grandes compositores de rock no es suficiente, tal vez lo que Eric Clapton dijo después de salir en medio de una presentación de Cream en la que Jimi Hendrix fue invitado a tocar, sirva. Se dice que en ese concierto, Clapton se alejó del escenario en medio de un solo de Hendrix y que poco después Chas Chandler lo encontró temblando mientras fumaba un cigarrillo con el ansia de un adolescente con el corazón roto, al ver a Chandler le dijo: "You never told me he was that fucking good" (Nunca me dijiste que era tan jodidamente bueno). 





Llevar a las lágrimas y a la locura a los más grandes músicos no es tarea fácil, mucho menos con el equipo precario con el que Hendrix solía tocar. Tappy Wright, parte del equipo de Hendrix dijo acerca del grupo: 
"Y no lo olvides, estábamos usando las guitarras más baratas. No se trataba de Fenders o Stratocasters. Éstas eran Hofners que compramos por unas pocas libras. Muy básicas, pero llevadas al puto limite".

La guitarra es importante, pero lo que inspiraba al músico lo era aún más. La influencia de Hendrix no fue solamente Elvis Presley, como ya fue mencionado anteriormente, el blues fue un importante referente, pero también lo fueron importantes personajes de distintos géneros. Destacan Coltrane y Bob Dylan por ser contemporáneos, pero el sonido único de Hendrix se nutrió de las composiciones de Mozart, así como de las novelas de ciencia ficción de Isaac Asimov.


mejores canciones bob dylan

Un estudio psicológico a 40 años de la muerte de Hendrix resaltó que la habilidad casi sobrenatural del guitarrista sucedió gracias a que en realidad no era zurdo como muchos pensaban, sino que era ambidiestro, lo cual provocaba que tocara de manera impecable de cualquier forma en que se le presentara el instrumento musical, ya fuera de manera tradicional, con la guitarra boca abajo, detrás de su cabeza o como lo llegó a hacer en tres ocasiones (suficientes para convertirlo en un sello característico) con la guitarra en llamas. 

Finalmente no podía faltar la pieza clave que demuestra que Jimi Hendrix fue un guitarrista de otro mundo, un hombre que transformó el rock, blues, jazz y el resto de la música del siglo XX. El festival de Woodstock tuvo el honor de contar con la épica presentación de un hombre que se consumía por la pasión y las drogas, una combinación bastante peligrosa. Una hora de psicodelia pura que pasó a la historia como uno de los conciertos más importantes. 




Han pasado más de 40 años desde que encontraron a Hendrix ahogado en su vómito. El trágico evento no era algo inesperado teniendo en cuenta la adicción del guitarrista a distintas drogas, pero como siempre, es una pérdida que el mundo de la música no ha logrado superar. Grandes guitarristas han ido y venido, pero sin duda, la huella que Hendrix dejó en tan poco tiempo difícilmente será borrada.


***
Te puede interesar: 

Cuando Jimi Hendrix mató a Dios 

Los guitarristas más influyentes

***
Fuente: 

The Guardian






Referencias: