Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

MUSICA

20 años del "suicidio" de Kurt Cobain

Por: Rijeos8 de abril de 2014

Hace 20 años fue encontrado sin vida el cuerpo de Kurt Donald Cobain en su garaje de Seattle, después de haber desaparecido por varios días de sus amigos, familiares y del ojo público. Una de las leyendas del rock más importantes de la historia dejó un legado que durante 20 años formaría a las nuevas generaciones y que hoy mitifican a uno más del famoso club de los 27. De Cobain se puede decir que no sólo su vida y obra, sino también su muerte, continua siendo, después de dos décadas, un tema controvertido.

La polémica historia ha llamado la atención no sólo por haber sido una figura pública, sino por la historia de amor que vivió con la cantante Courtney Love y  quien es, para muchos, la responsable de la muerte del vocalista de Nirvana.



El 8 de abril de 1994 el caso Cobain era una sensación, ya se había fugado de un centro de rehabilitación poco después de que se internara debido a un supuesto intento de suicidio mientras se encontraba en Roma. Aquel abril, mientras Gary Smuth, trabajador del centro, ingresaba a la propiedad Cobain, encontró el cadáver confundiéndolo, al principio, con un maniquí, poco después de que las autoridades llegaran, se determinó que la herida de bala de un rifle Remington 20 fue lo que terminó con la vida del artista tres días antes, el cinco de abril de 1994. Junto al cadáver se encontró una nota de despedida, la que muchos interpretan como una despedida de la vida pública; sólo en los últimos párrafos hace referencia a un suicidio, pero para algunos es la prueba definitiva de que el compositor de
Smells like teen spirit no se encontraba en un buen estado mental, razón por la que se suicidó.

Las intrigas que surgen a raíz de la muerte de Kurt Cobain son muchas, empezando por Tom Grant, el investigador privado que Courtney Love contrató para buscar a su esposo cuando éste se encontraba desaparecido, y quien ahora es uno de los mayores defensores de la teoría de asesinato. Según él, los niveles de heroína en la sangre de Kurt Cobain eran tales que habría sido imposible que pudiera disparar un arma de fuego, expertos indican que tal vez Cobain pudo haber adquirido cierta tolerancia a la heroína y por esa razón logró suicidarse.

Algunos afirman que su esposa fue quien orquestó su muerte, pues él pensaba divorciarse de ella y así dejarla sin la fortuna que él había forjado a sus 27 años. Es ahí cuando surge una de las sospechas más comprometedoras en contra de Love, pues un músico llamado “El Duce” aseguró que ella le había ofrecido 50 mil dólares para asesinar a su esposo, y después admitió conocer al asesino de Cobain pero decidió dejar que el FBI lo descubriera. Lo que sucedió después fue que un auto atropelló y terminó con la vida de "El Duce", dejando el caso abierto y la duda al aire.

A pesar de las muchas teorías que existen sobre la muerte o el asesinato de Kurt Cobain, la mayoría de sus amigos y familiares aceptan que se trató de un suicidio. Él era conocido por sufrir depresión desde muy temprana edad, así como dolores estomacales que nunca fueron bien diagnosticados y que al mezclarse con su depresión, alentaron su consumo de drogas. Krist Novoselic, bajista y co-fundador de Nirvana, defiende la teoría del suicidio, basándose en la relación que tuvo con Cobain los últimos meses de su vida en los que vio al vocalista muy deprimido, distante y sin otra razón para vivir que inyectarse heroína. El otro miembro de la banda y ahora cantante de Foo Fighters, Dave Grohl, también confía en que su amigo se suicidó, incluso el padre de Cobain, a pesar de tener los contactos necesarios para re abrir la investigación, confía en que no es necesario porque no hay culpables.

Por otra parte, Kim Gordon, de Sonic Youth, cree que Kurt fue asesinado; el exesposo de Gordon, Thurston Moore, también sospecha del suicidio de Cobain fue muy violento, y Kurt Cobain era, en palabras de Moore: "una persona pasiva, era inteligente, tenía un intelecto interesante”. 

Películas como Last days (2005) de Gus Van Sant, o Kurt and Courtney (1998) de Nick Broomfield, muestran las interrogantes en torno a la muerte del ídolo de la generación grunge, quien a través de su música nihilista dio a más de una generación una válvula de escape a la vida cotidiana, refugiándose en la música y olvidándose de sus problemas. Pero fue la fama que logró con lo que más amaba, la música, que dejó de disfrutarla, dejó de apreciar lo que más amaba en el mundo y llegó a un punto en el que no hubo retorno. Mientras algunos intentan resolver el misterio, la gente y la música recuerdan a su ídolo de la mejor manera posible: escuchando la música que dejó como legado.

Para Boddah:

Hablando como el estúpido con gran experiencia que preferiría ser un charlatán infantil castrado. Esta nota debería de ser muy fácil de entender. Todo lo que me enseñaron en los cursos de punk-rock que he seguido a lo largo de estos años, desde mi primer contacto con la, digamos, ética de la independencia y la vinculación con mi entorno ha resultado cierto. Ya hace demasiado tiempo que no me emociono ni escuchando ni creando música, ni tampoco escribiéndola, ni siquiera haciendo Rock'n'Roll. Me siento increíblemente culpable. Por ejemplo, cuando se apagan las luces antes del concierto y se oyen los gritos del publico, a mí no me afectan tal como afectaban a Freddy Mercury, a quien parecía encantarle que el público lo amara y adorara. Lo cual admiro y envidio muchísimo. De echo, no puedo engañarlos, a ninguno de ustedes. Simplemente no sería justo ni para ustedes ni para mí simular que me lo estoy pasando 100 por ciento bien, pues sería el peor crimen que pudiera imaginar. A veces tengo la sensación de que tendría que fichar antes de subir al escenario. Lo he intentado todo para que eso no ocurriese. (Y sigo intentándolo, créeme Señor, pero no es suficiente). Soy consciente de que yo, nosotros, hemos gustado a mucha gente. Debo ser uno de aquellos narcisistas que sólo aprecian las cosas cuando ya han ocurrido. Soy demasiado sencillo. Necesito estar un poco anestesiado para recuperar el entusiasmo que tenía cuando era un niño. En estas tres últimas giras he apreciado mucho más a toda la gente que he conocido personalmente, que son fans nuestros, pero a pesar de ello no puedo superar la frustración, la culpa y la hipersensibilidad hacia la gente. Sólo hay bien en mí, y pienso que simplemente amo demasiado a la gente. Tanto, que eso me hace sentir jodidamente triste. El típico piscis triste, sensible, insatisfecho, ¡Dios mío! ¿Por qué no puedo disfrutar? ¡No lo sé! Tengo una mujer divina, llena de ambición y comprensión, y una hija que me recuerda mucho a como había sido yo. Llena de amor y alegría, confía en todo el mundo porque para ella todo el mundo es bueno y cree que no le harán daño. Eso me asusta tanto que casi me inmoviliza. No puedo soportar la idea de que Frances se convierta en una rockera siniestra, miserable y autodestructiva como en lo que me he convertido yo. Lo tengo todo, todo. Y lo aprecio, pero desde los siete años odio a la gente en general... Sólo porque a la gente le resulta fácil relacionarse y ser comprensiva. ¡Comprensiva! Sólo porque amo y me compadezco demasiado de la gente.
Gracias a todos desde lo más profundo de mi estómago nauseabundo por sus cartas y su interés durante los últimos años. Soy una criatura voluble y lunática. Se me ha acabado la pasión. Y recordad que es mejor quemarse que apagarse lentamente.

Paz, amor y comprensión.

Kurt Cobain

Frances y Courtney, estaré en su altar.

Por favor Courtney, sigue adelante, por Frances, por su vida que será mucho más feliz sin mí. Los quiero. ¡Los quiero!


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: