Música

8 discos y una canción ideal para que tengas diferentes tipos de placer

Música 8 discos y una canción ideal para que tengas diferentes tipos de placer

Cuando la buena música y el buen sexo se juntan, sólo queda intentarlo de maneras muy diversas...

La música crea ambientes, colorea nuestra vida. Basta ponerle play a una lista en particular para transportarte a otro sitio sin necesidad de moverte, ya que en ese momento todo se vuelve armónico y rítmico. La realidad percibida se exalta de un momento a otro por el simple hecho de ser inundada por notas musicales. El cuerpo reacciona, quiere moverse a su ritmo, trata de identificar los sonidos que suceden para encontrarles un sentido, más aún cuando es algo agradable al oído.


Debido a que el espectro sexual es muy amplio y varía de acuerdo a creencias, cultura, educación y otros aspectos que conforman nuestra personalidad, cada uno disfruta su sexualidad según cómo ve el mundo, no existe lo malo ni lo bueno, siempre y cuando no se le haga daño a nadie.


post-image


Al conjuntar la música y el sexo se pueden crear ambientes completos para jugar y salirse de lo común. En la música existen un amplio catálogo de géneros que provocan distintas reacciones químicas en nuestro cerebro, que son transformadas e identificadas como emociones que nos llevan a actuar de una u otra forma. Al combinar el sexo con la música correcta, el placer se llega a desbordar melódicamente, amplía la experiencia para hacerla más placentera de lo normal. Si deseas experimentar un poco con los sonidos y el sexo para ver hasta dónde te pueden llevar, te compartimos algunos álbumes que puedes escuchar al experimentar con el buen sexo:



1. Dark side of the moon, de Pink Floyd



Una oda a la locura y a las pasiones desatadas. Ideal para exaltar cada poro del cuerpo y provocar un estallido de emociones en cada momento. Compuesto como una parábola para que llegues al clímax justo a la mitad y desciendas de nuevo hasta aterrizar en un lugar apacible y sin remordimientos.


2. Roseland NYC live, de Portishead



Portishead puede sonar un tanto oscuro y depresivo, lo cierto es que toca fibras sensibles gracias a la voz de su cantante y los beats de la tornamesa. Con las mejores canciones de sus dos primeros álbumes, este concierto grabado en vivo puede convertirse en el soundtrack perfecto para tener gran sexo de reconciliación. Sí, las canciones son de desamor y de despecho, pero, qué demonios, es mejor reconciliarte a estar peleado todo el tiempo.


3. Holy money /A screw, de Swans



Para poner el ambiente más extremo, el álbum de Swans es ideal. Nudos, esposas, látigos y mucho de látex con Holy Money / A screw para que la crudeza del sexo te invada por completo y borre la línea entre el dolor y el placer. Una opción muy buena para experimentar con el BDSM y sentirte dentro de una película de terror y de bajo presupuesto.



4. Kinda of Blue de Miles Davis



El jazz se trata de libertad, improvisación y experimentación. Este álbum es considerado uno de los mejores dentro de su género, por lo que tratar de imitarlo en el ámbito sexual puede convertirse en un reto interesante. Hacer a un lado todos los conceptos e ideas que se tengan sobre el sexo para empezar de nuevo y redescubrirse en pareja.



5. Born to die, de Lana del Rey



Ideal para usarlo como soundtrack de una one night stand, ponerlo en el coche mientras viajas con esa persona que sólo te hace pensar en sexo. No sabes si la verás de nuevo, si ese momento se repetirá. No importa. Lo único seguro es que estarán juntos hasta quedar hartos el uno del otro.



6. Exodus, de Bob Marley & The Wailers


A la gran mayoría de las personas le gusta el reggae y Bob Marley, por eso, qué mejor que juntar a un grupo de mujeres y hombres para hacer una orgía al ritmo de la pura buena onda de este álbum.



7. Never be the same, de Camila Cabello



Qué mejor que el ritmo del pop y el autotune para una noche después de ir al antro con el amor de tu vida y escaparte a un motel de cinco estrellas en el que pasen porno de los 80. Camila Cabello puede mantener el ritmo de una noche mágica y esplendorosa en la cual las estrellas se alinean para que todo sea perfecto.



8. Mezzanine, de Massive Attack



Para poner el mood tántrico este álbum es una excelente opción. Caricias, exploración, miradas que encienden, besos apasionados sin necesidad de llegar a la penetración. Hay que tener mucha fuerza de voluntad para experimentar una aventura tal, pero al final es algo que vale la pena y, al menos, tacharlo de la lista de must do.



Canción: "Closer", de Nine Inch Nails



Si lo único que deseas es un rapidín no es necesario un álbum completo. "Closer" va directo al asunto.


Escoger un soundtrack perfecto para tener sexo es algo muy personal, la idea principal es estar abierto a experimentar nuevas emociones, formas de ver la vida y, por consiguiente, la sexualidad. No existen géneros superiores o inferiores para llegar al clímax, sólo gustos y preferencias personales que hacen de cada uno un cóctel diferente de sonidos para explorar y probar nuevas cosas.


**


El sexo también es parte fundamental de las relaciones; sin embargo, cuando estas terminan y a pesar de que las superemos hay canciones que siempre nos recordarán al amor de nuestra vida.


Referencias: