INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

"Pure Comedy", el disco que nos recuerda que el mundo es una porquería en el que todo muere y vuelve a nacer

24 de enero de 2018

Daniel Rojas Morales

"Pure Comedy" rompe con los modelos pragmáticos de la conformidad musical y retrata la realidad social, ideológica y comercial en la que el mundo está atrapado

La música conceptual o crítica se encuentra en momentos calmos e incluso excluidos de la industria comercial y tecnológica, envuelta entre las sombras del rechazo por no ser un producto rentable ante el monstruoso mundo globalizado. A fin de cuentas, en tiempos de conformidad social, ¿quién se atrevería a criticar el sistema que nos mantiene virtualmente felices, estáticos y anónimos? El análisis más preocupante es que la música es vista como un arte. Pero hay que decirlo: en la contemporaneidad no refleja una praxis crítica ni un movimiento dinámico para generar un cambio, es decir, la ideología músico-industrial se encuentra en términos estáticos de consumismo, entretenimiento y comedi. Como dijera el filósofo, psicoanalista y sociólogo Slavoj Zizek, la ideología es una especie de ideología cínica en donde se sabe qué es lo que está “mal”, pero aun así se sigue reproduciendo. En ese sentido, la única ideología funcional es la ideología del consumismo. Pero en medio de esta turbulencia transgresora de musicalidad no crítica, no inteligente y no artística, resalta uno de los mejores discos del año 2017: Pure Comedy, publicado el 7 de abril, del músico y compositor Josh Tillman bajo el seudónimo Father John Misty.



Pure Comedy rompe absolutamente con todos los modelos pragmáticos de la conformidad musical y retrata perfectamente la realidad social, psicológica, ideológica y comercial en la cual el mundo se encuentra atrapado. Es un álbum completamente ambicioso, en el sentido de generar letras maravillosamente alucinantes, musicalidades engranadas a la naturaleza de lo emocional y momentos épicos de reflexión declarada ante el mundo del entretenimiento y la idiosincrasia.



La portada del álbum retrata una suerte de utopía social en donde se ven rostros y cuerpos escuetos, con las mismas expresiones faciales, como si el comportamiento humano en sociedad fuera construido por algo que va más allá del entendimiento. La portada retrata a la masa vista como un pedazo de carne, sin individualidad, sin color y haciendo énfasis en el anonimato, sin que nadie dentro de la multitud pueda sobresalir.

Este constructo utópico va de la mano con la lírica poética del álbum, haciendo una crítica a la religión, al entretenimiento y al capitalismo que funcionan como mecanismos de control y como aparatos ideológicos para la construcción del individuo social, que desde el nacimiento está incompleto y debe ser completado por toda esa serie de creencias impuestas por el régimen dominante: “¡Oh! Sus religiones son las mejores, se adoran a sí mismos, pero están completamente obsesionados con zombis resucitados, vírgenes celestiales, trucos de magia, sus increíbles trajes y se sienten muy ofendidos cuando cuestionan sus textos sagrados”.



El título del álbum también hace referencia a la comedia humana que se vive en la contemporaneidad, con lo que profundiza ante la conformidad de la masa a la que se le da de comer entretenimiento basura y música plana, superflua y efímera. Pero más allá de eso, la magia del álbum representa una paradoja ideológica en la que, sí, el mundo es una porquería, pero cuando la sociedad genera sus propias revoluciones y logra derribar al régimen dominante, ésta anhela nuevamente a una regresión, es decir, a que venga la burguesía o el capitalista como un héroe a volverlos a poner en donde no querían estar. “¿Dónde encontraron a esos matones que eligieron para gobernarlos? ¿Qué hace que esos payasos que idolatran sean tan notables? Estos mamíferos están empeñados en formarnos dioses, su idea de ser libres es una prisión de creencias de donde nunca podrán irse”. Esta frase va de la mano con el final lírico y musical del tema "Pure Comedy", en el que Misty sostiene que ya no hay condición humana sino "sólo materia aleatoria suspendida en la oscuridad". No obstante, sólo masa, sólo carne, sólo estadística, sólo un número divergente alrededor de la industria.



Destaca de todo el álbum el tema “Things It Would Have Been Helpful To Know Before The Revolution” —cuya traducción al castellano sería “Cosas que habría sido útil conocer antes de la revolución”—, que plantea una revolución utópica en la que el imperialismo y el capitalismo han sido derrocados, la industria quebrantada y la ideología del consumo apaciguada. Los momentos musicales son completamente hermosos y caóticos, con estruendosos vientos, una batería fuerte y calma, cuerdas atmosféricas, el piano y la voz. La letra es un ejemplo de poesía única y crítica, que atestigua la caída y el levantamiento del capitalismo: “La industria y el comercio se derrumbaron, los engranajes del progreso se detuvieron, la clase obrera se liberó, el Súper Yo se rompe con nuestras ideologías, el mandamiento obsceno de disfrutar la vida desaparece como en un sueño, y cuando volvemos a nuestro estado nativo, a nuestra escena primal la temperatura empezó a caer, los témpanos empezaron a congelarse”.



Es interesante cómo retrata Misty esta paradoja ideológica de la comodidad social, tal como alguna vez Nietszche lo escribió en el Eterno retorno de lo mismo, en esa circularidad tétrica donde todo muere y todo vuelve a nacer, y que más allá de eso hay una especie de necesidad de que todo vuelva a nacer, nuevos dioses, tendencias, formas de gobierno, instituciones, partidos políticos, ideologías, etc. Vale la pena pensar en cómo se han ido suscitando los cambios en la historia económica y revolucionaria de la humanidad: de la esclavitud al feudalismo, del feudalismo a la burguesía, de la burguesía el capitalismo, de los gobiernos derechistas a los izquierdistas, etc. En fin, una serie de momentos históricos y sociales que son perfectamente dibujados en Pure Comedy, la obra maestra de Father John Misty.

***

Definitivamente hay mucho que repensar y considerar a la hora de hablar del rock como historia de la música y como cultura o industria. Para algunos, el género que cambió el mundo ya no es lo que era. Sin embargo, estos discos pueden demostrarte que el rock no se ha vendido.

TAGS: Canciones Mejores discos Pop
REFERENCIAS:

Daniel Rojas Morales


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

22 fotos de Cecilia Suárez que demuestran es una gran actriz Clorofila: cuáles son las razones para incorporarla a tu dieta Apostasía: cómo renunciar a la Iglesia Católica en 3 pasos El día que Sean Penn conoció al Chapo Guzmán Té verde, razones para tomarlo y aprovechar todos sus beneficios Un cuento para no olvidar las grandes lecciones de amor que aprendí en Nueva York

  TE RECOMENDAMOS