NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

El disco con el que Cerati nos mostró que estar enamorado es sentirse un hombre que lo tiene todo

7 de diciembre de 2017

Cultura Colectiva

Las letras de las canciones revelan cuál era el espíritu de Cerati en ese momento: era un hombre soñador, empoderado por la fuerza del amor.



Según la psicología del color, el amarillo representa la dualidad. Por una parte es reflejo de alegría, optimismo y energía; pero por otro lado, también se asocia con la incertidumbre, el egoísmo y la envidia. Además, en el feng shui se recomienda llenar los espacios con este color para mantenernos despiertos y alegres; pero también es aconsejable evitarlo si se busca la calma y la relajación. Entre estos dos extremos se debate el amarillo. Como este color, la discografía de uno de los ídolos del rock en español se compuso de dualidades y contrastes que, de cierta manera, se complementaron. Hablamos de Gustavo Cerati.





El primer álbum de Gustavo Cerati, Amor Amarillo (1993), fue titulado así en honor a su pareja Cecilia Amenábar y al primer hijo que estaban esperando. El álbum obtuvo su nombre por un paseo en la playa en un descanso de la gira del Dynamo; en el paseo observaron piedras amarillas y Cerati pensó que su amor, al igual que las piedras, eran energía, eran fuerza, era un amor amarillo.


Este álbum fue una sorpresa para todos los fans, pues fue escrito fuera de Argentina y además en una época de fricción con Soda Stereo. Otra cosa que sorprendió —además de los diferentes estilos de sonidos como el dream pop, el rock experimental y el folk psicodélico—, fueron las letras tan inspiradoras y llenas de temas como el amor, la felicidad y sus contrapartes.





De este amor amarillo surgieron sencillos como “Lisa”, dedicada a su hija, su chica lunar; y “Te llevo para que me lleves”, la cual se cree que está dedicada a su hijo Benito, pero es en realidad un reflejo de la vida que tenían Cecilia y Gustavo como pareja. Después de su gira con el Dynamo, descansaron juntos y ahí comenzó el “tú me llevas, yo te llevo”, relata Cecilia. Esta pudo ser quizá la época más feliz en la vida de Cerati; todo era perfecto, amaba a Cecilia con todo su corazón y tendrían un hijo.


Cerati plasmó esa sensación en canciones tan inspiradoras, como “A merced”, “Bajan” y “Pulsar”. Como artista y como compositor, poder llevar esos sentimientos a miles es una oportunidad que no debe ser desperdiciada, sobre todo si eres un hombre con el talento para la composición como lo fue Cerati. Además de ello, cuando escuchas sus canciones y piensas en la letra es imposible no esbozar una sonrisa de oreja a oreja, sentir paz o estar completamente relajado. Con la letra de “Ahora es nunca” podemos percatarnos de cómo su pasión lo lleva a encerrar el cielo para su amada y nada de tierra para él. Para Gustavo Cerati el amor es así, renuncia a todo, se entrega por completo y la pasión se vuelve más que un deseo, una necesidad. La frase que define el disco aparece en la canción “A Merced”:


“Mi amor es real, me vuelvo a quedar a merced”.





La sensación general de las letras del disco es la calma, están a merced del amor; mientras que en el sonido se imponen mezclas experimentales como el rock neo-psicodélico y el rock alternativo. Otro tema que resalta la pasión de Cerati y su admiración hacia otros músicos icónicos es la canción “Bajan” con Alberto Spinetta como compositor, en la que si bien no nos relatan la típica historia de amor, nos hace pensar en este sentimiento, como con el tiempo “las horas bajan” y que con un amor el día es “tibio sin sol”.

 




Las letras de las canciones revelan el espíritu de Cerati en ese momento: era un hombre soñador, empoderado por la fuerza del amor, que entendía el porqué de muchas cosas; relataba hechos con los que cualquier persona en una etapa feliz de su vida se puede identificar. Pero es cierto, nada dura para siempre, la felicidad que le trajeron sus hijos fue eterna, pero al separarse de Cecilia hubo una ruptura en temas de amores, nunca regresó a algo tan puro como Amor amarillo.


Lo que es verdaderamente bello de este disco no es su excelente sonido, sus buenas letras, su perfecta composición; es Cerati, el hombre compartiéndonos la época en que lo tuvo todo. En este disco no sólo plasma su talento, sino también parte de su vida y su felicidad, un pedazo de sí mismo, el mejor. Es simplemente un hombre feliz, un hombre que nos dejó un legado de amor, de amor amarillo.





**



El texto anterior fue escrito por Chris Torres.


**


Esta es la voz propia de Cerati, alejado de Soda Stereo, más vivo que nunca, más honesto y mas amoroso. Si quieres conocer más de sus canciones, descubre éstas que debes escuchar porque no son las mismas de siempre 10 cosas que hacen a una mujer más atractiva según Gustavo Cerati.



TAGS: Mejores discos Rock en español argentina
REFERENCIAS:

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Robin Myers: The Poet Who Shows Us That Travel And Experience Are Our Best Teachers The Best Horror Movies From The 2010s That Are Actually Interesting How To Decorate Your Room According To Your Neo-Bohemian Personality How To Rock The Most Versatile Jeans In The World Poemas de Rosamaría Roffiel para entender el amor que se experimenta entre mujeres 3 niveles en los que puedes experimentar el amor en tu relación, según los griegos

  TE RECOMENDAMOS