"Antorcha", el rock flamable de Disidente

"Antorcha", el rock flamable de Disidente

Por: Rijeos -

El rock retomó tintes y rumbos amigables, suaves, "baladosos" y hasta poperos, y no es que eso esté mal, es sólo que siempre se agradece escuchar a una banda que haga recordar la esencia del rock puro con  guitarras estridentes, bajos potentes, baterías con mucho punch, y todo esto acompañado, claro, de voces crudas y “honestas”. Cuando se necesita de algo así, Disidente es la banda a la que debes recurrir con su más reciente placa, Antorcha (2011), la que reúne los elementos antes mencionados.

antorcha
 

Originarios de Guadalajara, Jalisco, Disidente se conforma por Alejandro Mendoza, Gustavo Muñoz, Pedro Mendoza y Hugo Muñoz, cuatro músicos y apasionados del rock & roll, quienes no son nada nuevos en la escena de la música mexicana y describen a Antorcha como su disco con más energía y sinceridad, afirmando que no lo  hubieran podido hacer hace 10 años, pues no tenían la  misma destreza y evolución como banda y como músicos. 

disidente


“Antorcha” es la canción encargada de abrir el álbum, el que tiene una duración de 50 minutos. El track está compuesto de remates sólidos de batería, acompañados con dos figuras en guitarras por cuatro vueltas, para después soltar la base de la canción y apreciar el tono de voz distintivo de Alex. Con estos elementos es casi seguro que quedarán enganchados para escuchar el resto de la canción y, por supuesto, el disco.

disidente antorcha 

“Bulldozer” es el primer single del disco. Con baterías potentes y coro pegajoso, se confirma que el rock puro y enérgico de Antorcha va por muy buen camino. “Sobre mi tumba” es sangrienta y machacante; cuenta con coros poderosos y un final desgarrador. “Stavanger” nos regresa al suelo con un intro más suave, pero recuerda que sólo un buen riff en escalas es suficiente para seguir moviendo la cabeza. "Montaña Pt 1 y 2" son concretas y hablan de no rendirse ante el fracaso, la muerte y cosas que sólo el tiempo puede determinar y resolver.


 
"Soy el infierno", "En el Desierto" y "Esqueleton" no dejan respirar y bajan de ese clímax de energía y "headbangin" extremo. "Reino de Acordes" se convierte en la primera balada y nos invita a un funeral que se debate entre la celebración y el dolor. Antorcha está por terminarse y nos regala "Fenriz", una de mis favoritas; si  creíamos haber ya escuchado todo el poder que Disidente podía ofrecer, nos equivocamos: voces en altos tonos, riffs gordos presentes y un coro que justo nos dice que el rock es religión sin pretensiones ni secretos (no hay secretos dentro de mi religión, no hay secretos dentro de mi rock & roll) vuelven a la carga. "Antes de Dormir" cierra nostálgicamente el disco, una balada totalmente acústica  acompañada de pianos y violines, cerciorándose que todo esté bien y en orden antes de partir al inframundo.


Escucha Antorcha aquí.

www.facebook.com/DisidenteRock

disidenterock.tumblr.com

Referencias: