Música

Armas de fuego se convierten en instrumentos musicales

Música Armas de fuego se convierten en instrumentos musicales

El trabajo artístico de Pedro Reyes es amplio y diverso. Sus esculturas, obras de teatro, performances y videos se han expuesto en algunos de los museos y galerías más importantes del mundo (la Bienal de Venecia y Art Basel). Mucho de su trabajo responde al contexto político y social que lo rodea y así es como empezó a crear proyectos artísticos con pistolas y otras armas. A manera de protesta y de forma pacífica por la violencia ocurrida entre la frontera de EUA y México, el artista mexicano transforma todo tipo de armas de fuego, como pistolas o ametralladoras, en instrumentos musicales. En México solo hay una tienda de armas, por lo que los cárteles de droga mexicanos comparan sus provisiones en los EUA, haciendo que más de 250 mil armas al año se introduzcan al país de forma clandestina desde el país fronterizo. En el 2007 utilizó 1,527 armas donadas voluntariamente, así fue como empezó "Palas por Pistolas", un proyecto que consistía en fundir el metal de estos instrumentos que fueron usados para matar, en palas para sembrar 1,527 árboles. Las plantaciones están sucediendo en todo el mundo.

Cuando le volvieron a ofrecer más armas, esta vez 6,700 decomisadas en Ciudad Juárez, Reyes decidió llevar el proyecto a un siguiente nivel. En el 2012, desarrolló una primera generación de 50 instrumentos musicales, como guitarras, bajos, flautas y xilófonos usando pistolas y metralletas. El resultado fue Imagine, que consistió en una serie de presentaciones en las que músicos tocaban estos instrumentos en vivo. En 2013, Reyes empezó a colaborar con Cocolab, un colectivo multidisciplinario de proyectos artísticos, culturales y de entretenimiento basados en tecnología liderado por Alejandro Machorro; y con los músicos Edi Kistler de los Liquits y Julián Placencia de Disco Ruido, para desarrollar una serie de instrumentos mecanizados construidos con armas. Así surge "Disarm", una especie de orquesta robótica, de esculturas que tocan música compuesta y programada por Julian y Edi, utilizando programas como Ableton Live, MIDI y Max MSP.

Sobre su trabajo el artista comenta que  quería hacer una especie de protesta.Un gran número de armas que han entrado en territorio mexicano, el 90% viene de Estados Unidos y él quería darle la vuelta y llamar la atención sobre la necesidad de detener el flujo de armas a México. Estos instrumentos musicales son para mostrar un ejemplo literal de cómo las personas pueden expresar su enojo de una manera diferente. “El rock and roll da un cierto grado de catarsis”, dice el artista “Hacer de una ametralladora una guitarra eléctrica es una especie de transformación donde todavía se puede tener un objeto totémico de poder, una guitarra eléctrica tiene ese tipo de poder mágico”.

armas1
Pedro contó cómo al principio le incomodaba trabajar con tantas pistolas que seguramente habían sido usadas para matar gente, pero al mismo tiempo, cree en las posibilidades del arte para transformar algo negativo en algo positivo. “La tecnología no es que sea buena ni mala, todo depende de cómo la utilices. [Este proyecto] es la redención de este metal, que te podría haber matado a ti o a mí, entonces mejor que sean instrumentos”. Si bien el artista no espera que la violencia desaparezca, espera que esta clase de arte le ayude a recordar a la gente de las alternativas. Él también espera comenzar lentamente a cambiar la aceptación cultural de las armas.

A525732FE
607df8f985c73b863f23e39323353aed
armas2    

Referencias: