Música

Azain: una suave sorpresa mexicana

Música Azain: una suave sorpresa mexicana

La primera vez que escuché a Azain, me sorprendí como en aquellos primeros años de adolescencia cuando uno descubre un nuevo sonido, un sonido que se apropia de ti y tú de él. Sinceramente no creí volver a poder sentir esa sensación (como un enamoramiento musical) pues creí que, a través de mi madurez por los años y la música, nada podría arroparme. Sin embargo, Azain, de alguna manera lo hizo. No sé si fue su madurez, ingenuidad o locura, pero algo me atrapó y no me soltó. Azain es un proyecto fundado en octubre de 2013 como el proyecto del músico y productor Gibran Azain Ongay. El inicio de la agrupación ocurrió el 5 de octubre con su primer álbum homónimo, un material de 12 tracks que experimenta con sonidos encontrados, sampleos de voces, sonidos cotidianos como el abrir de un cajón con cubiertos y la integración de instrumentos clásicos como el violín y la flauta transversa. azain3 Además de las características particulares de la música de Azain, este primer álbum está escrito en “heimsinz”, una lengua creada especialmente para el LP y que fue creada a través de sueños y desarrollada de una manera onomatopéyica por Gibran. El primer trabajo homónimo le valió estar entre los mejores 100 álbumes del 2013 y como uno de los mejores 50 debuts de acuerdo a la revista “Sound & Vision”, además de estar en compilaciones como la del 6º aniversario de Me Hace Ruido con su primer sencillo “Maximiliano” que a su vez, forma parte de la programación de central once con su video. Por su parte el show en vivo de Azain, a través de sus visuales, la integración de los tres mejores amigos de Gibran, las atmosferas y la mágica voz, generan una experiencia abismal como aquella ocurrida en el Festival Latitud 19º 24’, en el Museo Franz Mayer hace aproximadamente ocho meses. azain1 En cuanto a la continuación de su trabajo en estudio, Azain lanza, exactamente a un año de su debut, su segundo material de estudio: Amoureux. Este álbum está formado de siete tracks que Gibran decidió componer en francés, su segunda lengua madre, pues como él afirma “es más fácil crear melodías en francés que en la complejidad del español”. En mi opinión este álbum tiene mucha inspiración de la cultura francesa así como del cine francés de la “nouvelle vague”. La personalidad de este segundo trabajo se caracteriza por algunas secuencias electrónicas de batería, la suavidad de las melodías vocales, la energía de los bajos, la colaboración de sus amigos en algunas canciones y una experimentación más amable que recuerda más bien al dream pop, indie rock y synthpop. La magia de las atmosferas, melodías ritmos e intenciones de voz genera sonrisas al inicio y suspiros al final del disco. azain4 Gibran afirma que la música debe transmitir, hacer sentir y generar por sí misma, es decir, por su musicalidad y no por los elementos secundarios como las letras, pues como él ejemplifica, “es como si necesitaras música o imágenes forzosamente para leer o entender un libro; la música por la música misma”. Por otra parte, los vídeos de Azain son una joya orgánica y única que Gibran ha realizado. Basta ver algunos de sus vídeos como “Maximiliano” y “Amoureux” para entender un poco de este genial y singular proyecto. Gibran por ahora trabaja en la grabación y producción de sus siguientes vídeos de Amoureux al mismo tiempo que graba un tercer disco en su pequeño home studio junto a Dangu (guitarra), Suri (bajo) y Alejandro (batería). Pueden encontrar los dos álbumes de Azain en Spotify, así como en los enlaces de su página oficial. También pueden mirar sus vídeos en su canal oficial de YouTube.

azain2

 

Referencias: